Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 30º: “Razones de las crisis actual”.

                        Artículo Periodístico 30º: “Razones de las crisis actual”.

                        0. Siguiendo un artículo similar, escrito y editado anteriormente, como todo el mundo habla de este tema. Quizás yo debería también indicar algunas preguntas. Por supuesto, contrariamente a la mayoría, no sé cual son las razones profundas de la crisis, no sé cuales son las soluciones determinantes. Solo observo. Y a las anteriores razones, añadiríamos éstas.

                        1. Si un producto al público hay que venderlo a cinco, y lo venden a ocho. Para así ganar lo mismo o parecido a lo de antes de la crisis. Lo único que se consigue es que se mueve menos el dinero. Y por tanto, el comprador que podría comprar un producto y medio, solo puede comprar uno. Esto en un caso, no pasa nada, pero en millones de actos de compraventa sí. Por supuesto que han bajado mucho algunos productos, pero otros no. Por ejemplo, en un bar de carretera, una cerveza sin alcohol, pequeña, 1,80 euros, acompañada de cuatro patatas de sobre, y porque se la pides. Una cosa es la legítima ganancia y otra es la avaricia y la codicia.

                        2. Algunas grandes superficies, venden algunos productos, que los autónomos, los adquieren más caro que lo que ellos los venden. Es decir, una competencia dan desleal. Que está haciendo que miles de personas, pequeños comercios acaben cerrando. Entre otras razones. A eso súmanle, que no pueden abrir tantas horas, por multitud de razones. Etc.

                        3. El aumento de impuestos por un lado y la enorme competencia de las grandes superficies están llevando al comercio minoritario y a la clase media tradicional a la extinción. A eso se le añade ahora, comercios de todo tipo que “traen otras ideologías” (no sé como describirlos de forma suave y no hiriente) y que no sabemos si cumplen todas las normas de derechos sociales de los trabajadores, de declaraciones de la renta, de impuestos, etc.

                        4. Las entidades de crédito y financieras, los costes elevados por cualquier transacción. Por ejemplo, tener unas cuantas acciones, que se les ha perdido dinero, cobran cada tantos meses, una cantidad desorbitada. Por tener una cartilla, por cambiar una cantidad de dinero de una cuenta a otra, a veces, dentro de la misma sucursal. Las entidades administrativas financieras máximas, dan la sensación, que por mor de la libertad de comercio y de empresa, han abdicado de una de sus responsabilidades. La mayoría del pueblo y de los ciudadanos, sean del color que sean, están más que hartos de estas situaciones. Tema que todo el mundo debería cuidad con lupa, porque puede ser muy peligroso. Además, de convencer a millones de ahorradores que metiesen sus pequeños dineros, ahorros de muchas décadas, en sistemas financieros como fondos de inversión y otros productos de ingeniería financiera. Que primero no entienden, segundo, las consecuencias en caso de problemas económicos, son enormemente complejos, por denominarlo de una forma suave.

                        5. Las empresas de crédito, en sentido general, se han metido en operaciones de derivados, futuros, opciones, etc. Que acompañados de otros errores económicos o razones económicas han llevado al sistema al borde de la catástrofe.

                        6. Las empresas privadas y públicas deberían como deber ineludible pensar y buscar sistemas los más eficientes de contratación de personas, a y en todos los niveles. Porque hay que contratar a las personas más preparadas y eficientes, para que éstas sean capaces de ver el futuro y el presente con la mayor claridad posible. Si se utilizan, además de las anteriores razones, otras, pónganles ustedes el nombre que desean, siempre los juicios de esas personas estarán atadas a circunstancias, situaciones, alabanzas. Más claro creo que no hay que exponerlo. Pero esto a y en todos los ámbitos, ámbitos sociales, culturales, económicos, políticos, religiosos. Todos estamos tentados al clientelismo, en vez de la eficacia y eficiencia.

                        7. Además de la deuda, empresarial, estatal, familiar e individual. Europa, o parte de ella, se ha convertido en países de economía de tener que pedir dinero, es decir, en vez de prestar dinero, hay que pedirlo. Esta forma de entender el mundo, entender la sociedad, puede que tenga algunas ventajas, pero a la larga todos son problemas. En vez de prestamistas, que prestamos dinero, nos hemos convertido en países que nos hemos endeudado más de lo necesario. Más de lo conveniente. Es decir, somos rehenes de nuestras deudas, y de los que quieran prestarnos o no. Hemos perdido la libertad económica. Nadie niega que para determinados proyectos se necesitan pedir dinero, sea el individuo o la familia o el Estado o una empresa. Pero cual es el límite. Se ha entendido mal a Keynes, pero no solo los Estados, sino las empresas privadas y las familias.

                        8. la crisis no solo es económica, si fuese solo económica, sería más fácil de solucionar. Sino es también política, en la Piel de Toro, especialmente grave es la crisis de organización del Estado, que existen elites regionales que quieren desbrozar el Estado. En definitiva, aprovechar esta crisis, para que el Estado se destruya. Un Estado que ha querido ser, y deseado ser desde la caída de los romanos, un Estado que existe desde hace siglos, se quiere destruir en partes. Lo que al principio, puede parece bueno para algunas regiones, y sobretodo para los niveles emocionales e irracionales de masas del pueblo. Pero que todo el mundo sabe, que una empresa que produzca cualquier cosa, dividida es menos fuerte, que unida. Lo mismo un Estado. ‘pero a nivel de Europa también existe una crisis enorme política, porque no acabamos de ser un único Estado Europeo, al estilo de Estados Unidos de Europa.

                        9. Pero existe una crisis moral en la sociedad, en multitud de colectivos, en los individuos. No llevamos una vida moral correcta y adecuada. Sálvese quien se salve. No llevamos tampoco una vida espiritual y religiosa mínima. Porque quién une de verdad a la sociedad es la moralidad correcta y una mínima religiosidad (sin negar por eso el respeto a los ateísmos, agnosticismos, a las increencias, etc.). Lo que de verdad hace fuerte a los pueblos son sus filosofías morales correctas. Lo que está haciendo fuerte a China es la filosofía de Confucio. La economía es consecuencia de la idiosincrasia e ideología de los pueblos, y ésta es consecuencia de su pensar y actuar profundo, que es una cuestión moral y religiosa. Incluso un ateo debería entender esto. Mientras que hemos seguido la filosofía de Aristóteles en la forma de Tomás de Aquino, de amor a la virtud, amor al trabajo, amor a la familia, amor al bien. En Europa hemos prosperado, cuando se han producido los nihilismos, escepticismos, relativismos morales se producen las crisis. Las crisis profundas son más difíciles de solucionar que las económicas.

                        10. El hombre tiene derecho a sus ganancias legítimas. Pero cuánta ganancia debe producirse, en una transacción, o en una compra y venta, o en una hora de trabajo. Este es un problema esencial que la humanidad no ha sabido solucionar. Y de ahí nacen muchos errores. Además el otro, es un sujeto, es un individuo, no es un objeto, en conceptualización kantiana. Es decir, cuando convertimos al otro en un objeto, en un ser que me produce una ganancia, una ganancia económica o del tipo que sean, estamos cambiando el orden de las cosas y de la realidad. Y por consecuencia estamos poniendo las bases o el fundamento para una crisis profunda, a y en muchos sentidos. El económico solo sería una derivación o un epígono de ese error.

                        11. La necesidad de la libertad de pensamiento. Si no existe una clase intelectual libre para pensar y para publicar. Y que se atenga al respeto y con respeto. Pero que no se les castigue de multitud de formas y maneras, incluso en las democracias. Que por pensar equis, no se le cierren puertas o caminos. La necesidad de un pensamiento libre es absolutamente necesaria para de ese modo, puedan emerger y salir ideas nuevas. En determinados países, la libertad de pensar es un derecho constitucional y democrático, pero en la práctica, todo el mundo se divide en un bando o en otro, y por tanto, dicha libertad se relativiza y se limita. En algunas sociedades y países podríamos decir, que falta una clase intelectual libre, y falta porque temen los intelectuales, porque saben lo que sucede ser libres. Una clase intelectual formada por pensadores, escritores, filósofos, teólogos, artistas, científicos sociales que son respeto, con datos, con razones observen lo que observen y piensen lo que piensen puedan plasmarlo y publicarlo. Incluso se les permita el equivocarse. Y que el hacerlo no les cueste un precio, cerrarles puertas en medios de comunicación, cerrarles puertas en puestos educativos, cerrarles puertas en universidades, etc. Sin pensamiento libre, realmente libre, ninguna sociedad puede ser competitiva, porque nadie puede decir, los presuntos errores, incluso el que los indique se equivoque, siempre claro está dichos con moderación, respeto a las personas, mesura, dando razones, etc.

                        12. Olvidar que son las empresas las que crean los productos, y si se producen mercancías y servicios, se producen necesidad de horas de trabajo, y por tanto, las personas, cada uno en sus profesiones o en sus posibilidades pueden trabajar. Es decir, olvidar este simple aserto e idea y evidencia está llevando que no nos demos cuenta de la realidad mínima. A menos número de empresas en un territorio equis, menos número de producción de productos y servicios, a menos número de productos menos número de horas de trabajo, y a menos número de horas de trabajo menor número de personas que trabajan y tienen un salario, y a menos número de personas que están con un salario y un trabajo, pues ocurre más desempleo, más necesidad de emigrar, más problemas sociales y familiares e incluso morales. Por consecuencia, dejemos de ser hipócritas necesitamos que existan empresas. Que existan personas que pongan empresas. Y a esas personas que las ponen hay que darles facilidades y posibilidades de ganancia. Y darles más que a un empleado de esa misma empresa. Si no entendemos esto, la cosa será sencilla, los productos que consumimos los producirán en otros lugares, y nuestros hijos y vecinos y nosotros mismos, estaremos en mayor número en desempleo, viviendo peor, o emigrando. Analicen distintas zonas de los países y verán como un error de mentalidad lleva a ser más o menos productivos. Y esto es un error de mentalidad. Nos guste o disguste.

                        13. Otro día continuaremos analizando otras razones posibles.

                                                             © jmm caminero 7 enero 2013 cr.

Viernes, 22 de Febrero de 2013 09:45 soliloquios #. Artículos Periodísticos

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris