Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 42º: “¿Deberían existir algunos requisitos mínimos para optar a la presidencia de gobierno”.

 

 

                        Artículo Periodístico 42º: “¿Deberían existir algunos requisitos mínimos para optar a la presidencia de gobierno”.

                        0. ¿Se puede exigir a los altos cargos de la administración política, unos requisitos mínimos? ¿Los altos cargos de los Ministerios y de las Consejerías? ¿Del gobierno? ¿De los partidos políticos, de los organismos sindicales…?

                        1. ¿Si para cualquier puesto de trabajo se exige tener una formación mínima, y una formación acumulada, y una experiencia, no debe aplicarse un criterio similar o incluso más estricto para los altos cargos de la Política? ¿Noe s necesario hacer y crear una escala de formación y preparación y experiencia para ir ascendiendo en los altos cargos de la administración política? ¿Senadores, congresistas, consejeros de región, ministros, directores generales, etc.?

                        2. ¿Dicen que en el Imperio Romano y el Antiguo Imperio Chino duró durante tanto tiempo, porque exigían exámenes a sus altos cargos administrativos y políticos? ¿Noe s una contradicción que para una oposición a la enseñanza, parece que exigen más que para ser senador nacional, o ser consejero de una región o ser alcalde?

                        3. ¿Qué exigencias de preparación y experiencia y de edad se debería exigir, salvando unos límites, y unas excepciones? ¿Y además esas exigencias debería ser una ley nacional obligatoria para todos los partidos? ¿Así el que a los cuarenta años quiera ser presidente de gobierno, sepa las condiciones y se prepare en estudios, en formación, en experiencia, en contactos, etc.? ¿No intentar ser primer ministro o ser ministro y estar toda la vida, contactando, pero no formándose lo suficiente? ¿Si exigimos a los facultativos que estudien una licenciatura, tengan un examen de MIR, tengan una experiencia de esos años, tengan después un examen para entrar, etc., qué menos podemos pedir a personas que dirigen grandes sectores de una sociedad y del país? ¿Si un ejecutivo de una empresa se le exige lo mismo, una serie de condiciones, preparación, etc., qué menos en la alta política?

                        4. A mi modo de ver, al menos se deberían según la escala, las siguientes exigencias:

                        a) Un mínimo de edad, para cada cargo al que se aspire. Por ejemplo, para intentar ser presidente de Gobierno, al menos, cincuenta años cumplidos. Cincuenta o cincuenta y cinco.

                        b) Una Licenciatura o carrera. Al menos, para los altos cargos de la administración política, ministros, consejeros, alcaldes de municipios de más de equis demografía, senadores y diputados tanto regionales como nacionales, delegaciones provinciales, altos cargos de los sindicatos, etc.

                        c) Tener conocimientos suficientes sobre la materia, en la que una persona, ejerce su cargo político o de alta dirección política, si es consejero de agricultora que sepa suficiente de eso, si es de educación lo mismo, si es ministro de tal ramo, si es alcalde o concejal con cargo, etc. Eso hay que demostrarlo con cursos especiales o master. Decir, que para eso hay consejeros y personas suficientes preparadas por la administración no es suficiente. Porque son los cargos políticos los que tienen que tomar decisiones.

                        d) Un master especial o varios de formación de alta gestión o dirección de empresas públicas, de alta política. Esto se impartiría por la universidad. Podrían existir varios distintos y fuese obligatorio. Según a qué y como. Master para dirección de municipios para alcaldes, master para dirección de alta política, etc.

                        e) haber pasado si es posible por un trabajo profesional civil y no solo político. Según edad y según época. O haber compartido un trabajo de responsabilidad política con otro civil. Es necesaria la experiencia civil.

                        f) Haber pasado por distintos niveles de la responsabilidad política, además de una profesión civil, según edad. Es decir, que para todo cargo, salvo alguna excepción, no debe ser congresista antes de una edad, ni consejero de una región, antes de una edad. Es decir, ir escalando los puestos según edades. Es necesaria la edad, primero, para controlar y moderar las ambiciones, para ir ampliando experiencia. Podría ponerse, veinte años, para ser concejal de un ayuntamiento. Treinta años, para concejal con responsabilidad de gobierno. Cuarenta años para senador regional o alcalde o cargo en la consejería regional, etc. Cincuenta años para ministro. Cincuenta y cinco para primer ministro. Creo que la edad es una condición esencial. Porque hace a las personas ir sosegando sus ambiciones, irse preparando intelectualmente y en la práctica y en la experiencia. Ir creando contactos, etc.

                        5. Creo que en la Piel de Toro, ha sido una desgracia, grave desgracia, que en algún caso es o sea comprensible, que de seis presidentes de gobierno, la mitad llegasen al cargo con cincuenta años o menos. Podemos comprender algunas circunstancias históricas, pero no en otras ocasiones. Para llegar a ese cargo, a esa edad, antes ha tenido que pasarse varios años, intentándolo. Lo cual quiere decir, que ha estado intentado ganar ese puesto, a distintos niveles, sin tener suficiente preparación y edad.

                        6. Me parece absurdo, surrealista, que en la televisión, determinadas formaciones políticas, quieran nombrar a un futuro primer ministro, y los candidatos que se presentan o presenten, no lleguen a cuarenta años, no sabemos la formación teórica y la formación de experiencia. Es decir, sin un mínimo de edad, sin un mínimo de formación académica, sin un mínimo de formación de experiencia (obligando haber pasado por distintos cargos políticos y administrativos), sin un mínimo de master en formación especializada. Nadie seriamente se debería presentar a ser, dentro de cuatro u ocho años, ser primer ministro de un país, es decir, regentar los destinos de docenas de millones de personas, poder declarar la guerra y la paz, etc. Parece absurdo que se exija en comparación más a una persona para ser simple profesor de secundaria que para ser ministro, o alcalde o consejero de una región o diputado nacional o primer ministro.

                        7. ¿Un primer ministro, en defensa de su país, y como último recurso debe saber que tiene que utilizar la fuerza, la defensa nacional, la guerra? ¿Cómo último recurso? ¿Quién se presenta a ese cargo, debe plantearse si será capaz de soportar la muerte de cien o mil o diez mil o cien mil de sus ciudadanos, en un caso extremo de defensa nacional o de guerra? ¿Porque me temo que no todo el mundo, podría ser capaz de soportar sobre su mente, su conciencia, su psiquismo, su moralidad dicha realidad? ¿Estamos hablando de la defensa legítima? ¿Porque en esa situación, el supuesto adversario o enemigo debe saber, que el presidente de gobierno será capaz de tomar esa decisión, porque es la forma más eficiente de evitar una guerra, es que el que quiera empezarla sepa que el otro, va a responder? Alguien que quiera ser primer ministro, debe contar con que en su mandato debe utilizar la fuerza y la violencia según las leyes nacionales e internacionales para defender a su sociedad y país. Y no todo el mundo está dispuesto y sería capaz de realizar ese enorme esfuerzo personal.

                        8. Al mismo tiempo, un futuro presidente de gobierno, debe ser capaz de gobernar para el bien común y el bien general. Evidentemente según sus circunstancias, pero siguiendo las leyes y normas más verdaderas, que aporten las ciencias y los saberes ortodoxos. No puede saltarse este principio, ni tampoco los marcos legislativos de las leyes de su sociedad. Deberá crear o incentivar nuevas leyes, pero siempre dentro de ese marco de ponderación y fundamentación, siguiendo el marco constitucional, siguiendo el bien común o general. El poder debe ser controlado por el primer ministro, y no ser controlado por el poder. No emborracharse en el poder.

                        9. Creo que esta cuestión, es absolutamente necesaria. Debería ser estudiada, ponerse en discusión y buscar soluciones. Y desde luego, ser una condición necesaria. Y en cada caso, también, en excepciones especiales, poder tener abierta una posibilidad de excepción. Pero las menos y muy excepcionales. De todas formas este artículo nadie lo va a leer, y por consecuencia no va a servir para nada, ni para nadie. Ni siquiera para hacerse preguntas…

                                                                                  © jmm caminero (3 mayo 2013).

Miércoles, 10 de Julio de 2013 13:22 soliloquios #. Artículos Periodísticos

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris