Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 88º: “¿Qué es la muerte, II”.

                        Artículo Periodístico 88º: “¿Qué es la muerte, II”.

                        0. ¿Demasiadas personas tienen o tenemos un miedo atroz a la muerte? ¿Unos lo expresan como miedo al sufrimiento, otros como miedo a la misma muerte? ¿Qué podríamos decir de todo ello?

                        1. ¿El setenta u ochenta por ciento de personas fallecen, al menos en Occidente, por un número de causas que ya se saben: problemas de accidentes de tráfico, problemas cardiorrespiratorios, problemas cancerígenos…? ¿Por lo cual, ya sabemos que una de esas cuatro o cinco grandes causas es lo más probable que te toque a ti o a mí? ¿Después pueden existir otras causas o razones, que dicen que constituyen el resto de la proporción, sea el veinte o el treinta por ciento? ¿En definitiva que falle algún órgano o no funcione algún órgano del cuerpo por la razón que sea, interna o externa, o incluso producida por el propio individuo durante muchos años…?

                        2. ¿Otros temen a la muerte, porque sea el final de todo, y no quieren abandonar este mundo, sus seres queridos, su vida? ¿Otros temen la muerte, porque sea el final de todo, y no haya nada después, y otros temen, porque haya después Algo?

                        3. ¿Si uno intenta vivir la vida de forma normal, cumpliendo con su deber de trabajo, siempre que éste sea legal y moral, se cuida a si mismo de forma conveniente, se preocupa y ocupa de su familia…? ¿Tiene razones para temer tanto la muerte’ Por supuesto nunca debe buscarla, ni desearla, ni causársela a sí mismo, ni a nadie. ¿Pero si vive de forma normal y decente y digna tiene que temer tanto la muerte?

                        4. ¿El miedo al sufrimiento en la enfermedad última, jamás han existido tantos medicamentos paliativos como ahora? ¿No digo que no se sufra, pero jamás han existido tantas soluciones, debe temer tanto a la muerte por esta razón? ¿Y un grado de sufrimiento, que puede ser probable no es mejor, no es bueno en sí? ¿O dicho de otra forma, si sabes que vas a morirte, y tienes varios meses, de sufrimiento que pueda ser soportado, te puede dar tiempo de solucionar problemas de todo tipo, incluso de prepararte para la muerte, pero si te mueres en unas horas o en unos minutos, no tienes tiempo de esa preparación? ¿Porque quizás haya que arreglar cosas, haya que arreglar papeles, haya que arreglar la propia conciencia…?

                        5. No hay que buscar la muerte, no hay que desearla, no hay que incentivarla, hay que llevar una vida sana en todos los sentidos para no adelantarla. Cosa que hacen muy pocas personas. Todos caemos en algún error de salud física o psíquica o económica o social que adelanta la propia muerte. Pero si viene, y sabes que viene, no hay que intentar enfrentarse a ella, con la mayor tranquilidad posible. Esto será más fácil escribirlo que soportarlo.

                        6. En el actual sistema socio cultural e histórico que tenemos, el hombre vive de media ochenta o noventa años… quizás dentro de mil años, podamos vivir quinientos años. Pero ahora todo el sistema está en esa medida.

                        7. Siempre se ha dicho, si sin obsesiones pensásemos que hoy podríamos morir, hoy no haríamos algunas barbaridades que haremos, por exceso o por defecto. Pero posiblemente, no se pueda vivir, pensando todos los días que hoy te vas a morir. Por tanto, hay que tomar la muerte con tranquilidad. Sabiendo que sí, que hoy puedes tener un accidente de algún tipo, sea interior o exterior. Por lo cual, hay que tomar la muerte con tranquilidad y distancia, no temerla, pero tampoco buscarla, no desearla, pero tampoco olvidarla. Un término medio, como en todo, que es tan difícil saber cual es y cómo es. Pero si quizás pensar que aunque hoy, posiblemente no mueras, si la acción que hoy hagas, y aunque mueras dentro de cincuenta años, quizás en ese momento esta acción negativa o perniciosa que vas a realizar la tengas que recordar, la lamentes dentro de ese tiempo.

                        8. ¿Aunque no existiese nada después de la muerte, no existiese Dios, aunque no existiese tampoco juicio particular, aunque no existiese tampoco Cielo y No Cielo, si parece que al final de la vida, recordamos todo lo esencial que hemos hecho, quizás por sola esa razón? ¿Debes intentar no hacer nada que te puedas arrepentir o lamentar, aunque solo sea por eso?

                        9. No tenemos que buscar la muerte, de ninguna manera. Ni tampoco incentivarla con modos de vida y existencia inadecuados. Es decir, buscar la salud es esencial. Es un primer deber de una persona consigo misma.

                        10. Si llevamos una vida lo más moral posible, no debería o no deberíamos tener tanto miedo a la muerte. Porque si existe Dios y existe la inmortalidad, esperamos que el Ser Supremo tendrá misericordia de nosotros. Y si no existe, hemos intentado vivir intentando hacer el menor sufrimiento a los demás y a nosotros mismos.

                        11. Demasiados seres humanos tienen demasiado miedo a la muerte, y mucho miedo al sufrimiento de la muerte o al sufrimiento último. Pero ahora, hay mucha medicación y cuidados paliativos. Por otro lado, demasiados individuos tienen mucho miedo a la muerte y al sufrimiento, y la mayoría llevamos una vida, que en algunos aspectos buscamos el sufrimiento y la muerte. Es una paradoja. Pero bebemos de más, jugamos a juegos con apuesta de más, comemos de más, vamos en coche a una velocidad inapropiada, etc.

                        12. Por tanto si vivimos de una forma diaria más racional y más moral, es posible que tengamos menos miedo a la muerte. Incluso admitiendo que pensemos que dentro de cinco siglos vivan doscientos años. Incluso admitamos exista Otro Mundo después o no exista.

                                                   © jmm caminero (10 Enero-23 Feb. 14r).

Fin Artículo 88º: “¿Qué es la muerte, II?”.

Viernes, 17 de Octubre de 2014 07:26 soliloquios #. Artículos Periodísticos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris