Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 224º: “¿Ideas básicas de la organización de un Estado y de un Gobierno?”.

                   Artículo Periodístico 224º: “¿Ideas básicas de la organización de un Estado y de un Gobierno?”[1].

                   0. Cuando se piensa en la organización sociopolítica de un gobierno y de un Estado de una sociedad y de toda la cosa política quizás no se tengan en cuenta unos factores o variables que aunque las ciencias sociales (política, economía, derecho, sociología, etc.) no son como las ciencias naturales y empíricas, si hay diríamos unos “parámetros o unos límites o unos patrones” que hay que intentar saber.

                   1. Por supuesto todo el mundo tiene su idea sobre todo, y por tanto, su idea del ser humano, de la sociedad, del gobierno, del Estado, de los derechos y deberes. Pero debemos admitir que no sabemos de construcción de puentes, yo tampoco, para no poner otro ejemplo, pero si el ingeniero de comunicaciones, no sabemos arreglar coches, pero si el mecánico titulado. Es decir, no todos sabemos de todo, y no todos somos conscientes de que no sabemos de todo. Por ejemplo, todos tenemos una ideología política, pero no todos sabemos lo suficiente sobre la organización histórica, social, política, económica del mundo. Del mundo de hoy y del de ayer.

                   2. Podemos y debemos tener en cuenta nuestros intereses, pero si admitimos que quizás no sepamos lo suficiente sobre la “rex pública”, quizás incluso nosotros mismos nos interpretemos de forma incorrecta nuestros propios intereses.

                   Sin negar el hecho que hay que compatibilizar, o eso debería ser en una ética política, los propios intereses con el bien general. Dicho de otro modo, que ambos intereses puedan armonizarse y congeniarse. No siempre se cumplen.

                   3. Debemos admitir que aunque la democracia es el gobierno del pueblo, el pueblo puede haberse equivocado a lo largo de la historia, digamos de la democracia moderna, pongamos el límite estos dos siglos o dos siglos y medio.

                   Mirando hacia atrás, también debemos de al menos preguntarnos, si a veces, la voluntad general o el voto mayoritario o el voto del pueblo pueden errar o equivocarse. Por no tener suficientes datos, no tener suficientes conocimientos, no tener suficientes perspectivas, no haber armonizado de forma correcta sus intereses y necesidades propios con el bien común o general, o el bien de la sociedad. Porque unos y otros interfieren.

                   4. No debemos olvidar que igual que la situación particular influye mucho en la perspectiva de la concepción de la situación general. Es decir, no sientes la misma necesidad y hambre si llevas tres días sin comer y te encuentras ante una pastelería, que si acabas de salir de un gran banquete de bodas.

                   5. Lo más difícil en la existencia es analizarse a sí mismo. O dicho de otro modo, aplicado al sistema sociopolítico. ¿Por qué tienes esta concepción y no tienes otra, si ha sido por tus experiencias personales, si ha sido por endoculturación familiar o en el ambiente educativo, si ha sido diríamos por traumas o cosas sucedidas a tus abuelos o bisabuelos…?

                   Lo menos que se podría pedir a cada ciudadano, es que de vez en cuando, examinase si su posición sociopolítica, a que se debe, es decir, si se debe a traumas que se arrastran en su familia, por la historia pasada de tu propia sociedad o ha sido diríamos por la convicción personal, analizada, y contrastada con la realidad actual.

                   Nadie se ofenda, pero siempre se ha dicho y planteado qué casualidad o causalidad, que el padre con diez hijos, y que malvive en un trabajo precario, nueve hijos acaban siendo de izquierdas, y uno de derechas. Qué causalidad o casualidad que un padre industrial con siete u ocho empresas, tiene diez hijos, nueve son de derechas y uno de izquierdas.

                   Por consecuencia deberíamos analizar todas las variables y condiciones y condicionamientos que nos han llevado a tener una ideología o tener otra. Sea la que sea. Y analizar si lo que haya pasado en tu existencia o en tus abuelos, es suficiente para tomar una opción o tomar otra… Porque al final tenemos que optar por la ideología o sistema sociopolítico, que sea mejor para nosotros, pero que realmente sea mejor para nosotros y también para la sociedad o el conjunto de la sociedad…

                   6. Decía un historiador que no recuerdo su nombre, que no se ve lo mismo el presente, “según la espesura de historia que conozcas”. O dicho de otro modo, no puedes ver la realidad y analizar el presente, si solo conoces un poco o solo cincuenta o cien años de tu sociedad y tu historia, que si conoces diríamos la “espesura” de veinte o treinta siglos. Es decir, multitud de imperios y sociedades que han ido pasando por tu geografía en la que habitas.

                   7. No podemos creer que algo es mejor, por solo motivos irracionales, es decir, deseos, pasiones, sentimientos, querencias y no querencias, odios y rencores, filias y fobias. Porque el ser humano está constituido por su animalidad y visceralidad, pero también por su racionalidad. Es decir, la razón, la inteligencia, los conocimientos son absolutamente necesarios y compatibilizarlos y armonizarlos con las emociones, sentimientos, vivencias, experiencias.

                   8. La Europa de la postguerra mundial, ha funcionado alternándose dos sistemas ideológicos y políticos, uno de izquierdas moderadas y otro de derechas moderadas. Nos guste o disguste esta es la situación. Y esto ha sido uno de los motivos de la creación de paz, riqueza, derechos humanos, tolerancia, etc.

                   De ahí han surgido multitud de fórmulas para que esta situación existiese y concretase, dos vueltas en las elecciones, la ley D´Hont, un tanto por ciento mínimo de votos, las circunscripciones, etc. En cada país han ido poniendo unas u otras soluciones. Una de las razones, no la única, pero una de las más importantes por las que la República Española, la segunda fracasó, es porque existían muchos grupos políticos.

                   En la Piel de Toro no existe el bipartidismo completo, porque existen varios grupos regionalistas o secesionistas o independentistas en mayor o menor grado.

                   Por lo cual, y ya se está viendo, si caemos en la tentación de que existan cinco o seis grupos sociopolíticos ideológicos en el parlamento de tinte nacional, y además cuatro o cinco de tinte regional o nacionalista. La gobernabilidad del Estado y del Gobierno va a ser en el mejor de los casos muy compleja. Caeremos en la tentación que partidos minoritarios para dar su apoyo pedirán hasta la luna, o lo que es lo mismo se puede tergiversar todo el sistema de votos democráticos. Como en parte se ha visto que ha sucedido.

                   No deberíamos olvidar, y no es por asustar que en la Península Ibérica en un siglo y pico, hubiera tres o cuatro guerras civiles. No deberíamos olvidar que en la segunda parte del siglo veinte, en la misma Europa hubo una cruenta guerra civil en una determinada región o país o sociedad o Estado que se desgajó.

                   9. Otro principio que se olvida, es que lo lógico y normal, es que una ideología equis, gobierne sobre un territorio, dos legislaturas, en caso excepcionales tres. No es conveniente, ni solo una, ni más de tres.

                   Por diversidad de razones y causas y consecuencias. Si es más de tres, no se produce el cambio necesario. Si es solo una, no se produce diríamos tomar las medidas suficientes. Esto aplicable a un color o a otro, a un Estado o a otro, a una región o a otra.

                  Comprendo que este es un punto muy discutible y muy controvertido y muy polémico pero en el ámbito occidental es el que ha permitido la estabilidad y el gobierno de Estados y de gobiernos regionales... Sin negar las excepciones a cualquier regla. Pero esto aplicable a la democracia que es de lo que estamos hablando.

                   10. Igual que la experiencia y el saber con la titulación es necesaria. Dicho de otro modo, lo lógico es que un jefe de departamento de un hospital o un director médico llegue a esos cargos después de las titulaciones requeridas, y veinte o treinta años de experiencia. Es decir, haber pasado por toda la nomenclatura y escaleras y escalas de su carrera profesional. Lo que es necesario para la carrera de ingenieros, para la medicina y para cualquier actividad, por qué no va a serlo para la carrera política. No entramos si deberían tener otro oficio y profesión, que creemos que sí. Así si se tienen que ir, pues se van y continúan su carrera profesional. Pero no olvidemos que un panadero con treinta años de experiencia, haciendo el pan, si se ha preocupado por esforzarse y saber, sabe mejor hacer el pan que uno que no tiene experiencia, aunque tenga estudios. Esta norma es de tan libro y tan esencial en la historia, salvando alguna excepción, que discutirla ahora es como preguntarse dónde estoy, en qué sociedad y país estoy…

                   11. El dinero y la inversión y la industria es muy temeroso. O dicho de otra manera, es fácil entenderlo, si usted se pone de huelga porque cree necesita y se le debe doscientos euros más de su empresa. Los que gestionan el capital, el dinero, la inversión, la industria es igual que usted. Si no hay un panorama y un horizonte de paz social y paz política y de gobernabilidad empieza a deshacer sus posiciones y se marchan con su dinero y su industria a otro país. Así se simple y así de sencillo. Y si usted estuviese en su posición haría lo mismo.

                   12. Deberíamos replantearnos el concepto y la realidad de corrupción. Que haya habido equis personas, no quiere decir que sean ni el dos o tres por ciento de la totalidad. De los cien mil cargos políticos. Que haya habido equis dinero perdido o mal utilizado, no es ni el uno por ciento del total de la gestión pública.

                   No debería de haber habido ninguno. Pero no sobrevaloremos la enfermedad, no es lo mismo tener fiebre de 38º que tener de cuarenta.

                   ¿Pero no nos debería extrañar estamos intentando sistemáticamente quitar y abolir la ética y moral de siglos de los corazones de los hombres? ¿Y aún más la ética y moral insertada en una tradición religiosa…? ¿Después de que nos extrañamos, enviamos a nuestros hijos a la escuela sin botas y sin chubasquero, nos extrañará después que vengan resfriados y agrietadas los pies…?

                   13. Habría mucho más. Más principios esenciales. Pero creo que con estos sería suficiente para reflexionar durante varios años. Esto como siempre son preguntas, aunque esta vez no lo haya hecho con interrogantes. Y como siempre el recogedor de estas palabras, ni quiere, ni necesita adversarios, ni quita, ni pone rey, menos reina… Paz y bien, paz y bondad y verdad y sentido común. ¡Que yo tenga que decir estas frases, después de solo haber recibido migajas…!

                   Muchas veces lo mejor va en contra de lo bueno y de lo conveniente. Es decir, lo sensato va en contra de las grandes soluciones y de las grandes reparaciones.

                   14. El botijo se cae y se rompe en cincuenta pedazos. Es fácil romperlo, pero es muy difícil reconstruirlo.

                                                        © jmm caminero (16 mayo 2015 cr).

Fin Artículo 224º: “¿Ideas básicas de la organización de un Estado y de un Gobierno?”.

                                                                  *



[1] Enviado al periódico digital Periodista Digital, el día 16 de mayo de 2015. Publicado el 17 de mayo del 2015.

Domingo, 17 de Julio de 2016 20:01 soliloquios #. Artículos Politica y Economia y Salud


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris