Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 265º: “¿Idiomas?”.

                   Artículo Periodístico 265º: “¿Idiomas?”[1].

                   0. ¿Se hipervalora el valor y la necesidad de aprender y de saber varios idiomas? Nadie niega el valor de los idiomas. Nadie. Menos lo voy a hacer yo, pero si habría que fijar unos mínimos o límites a esta cuestión. Dilucidar y analizar quizás unos extremos hacia los que se podría avanzar…, quizás evitar exageraciones…

                   1. Nadie niega que toda persona supiese de forma oral natural, no uno, sino dos o tres idiomas. Ciertamente gran parte de los europeos lo saben. Menos en la Piel de Toro.

                   2. Existen unos cuatro o cinco mil idiomas naturales en el mundo y parece ser que muchos se están perdiendo, por falta de hablantes, lo cual es una perdida enorme para la humanidad y para la sociedad… Porque las palabras nos pueden enseñar mucho de lo que somos como individuos y como especie. Nos pueden decir mucho de la prehistoria y de nuestros orígenes en todos los sentidos. Bien se haría que se creasen programas internacionales para que al menos ese vocabulario, docenas de miles de palabras de una etnia o de otra, de una lengua u otra no se perdiesen totalmente, al menos quedasen en los archivos para el futuro. Porque en el futuro se pueden encontrar muchas otras aplicaciones y muchas otras funciones y otras muchas finalidades.

                   3. Teniendo en cuenta los anteriores parámetros habría que hacerse la siguiente pregunta qué es mejor que una persona conozca cuarenta o cincuenta o sesenta mil palabras, entre las que entiende y las que conoce y las que habla, que conocer de su idioma original o natural o materno-paterno, uno o dos, o conozca solo veinte mil y entienda treinta mil.

                  ¿O dicho de otro modo que da más libertad a la persona humana que conozca cincuenta mil palabras y por tanto aspectos de saberes de docenas de disciplinas, de forma más profunda, o que solo conozca veinte mil de dos o tres idiomas, de cada uno de ellos…?

                   Ciertamente, no se puede reducir un problema tan grave, pero evidentemente lo ideal es que toda persona conociese de forma suficiente dos o tres idiomas, y de cada uno cincuenta mil palabras… Pero esto solo se puede producir en casos excepcionales, al menos de momento…

                   Ejemplo, al final el concepto de “preferentes” de los sistemas financieros. Si muchos miles de personas hubiesen sabido lo que eso significa no lo habrían aceptado.

                   Es decir, con las palabras no solo nos expresamos, sino que entendemos el mundo, interior y exterior. Y según qué palabras utilicemos o sepamos o conozcamos nos introducimos en el mundo, de una manera o de otra, de un grado o de otro. Con consecuencias enormes, graves y a veces, dramática…

                   Por lo cual saber suficiente un idioma al menos es esencial para que esa persona, toda las personas tengan el suficiente grado de conocimiento de la realidad para entender-comprender-conocer el mundo… en definitiva, a sí mismo y poder desenvolverse mejor en él.

                   ¿Queremos que las personas conozcan suficiente el mundo o solo a medias? ¡Podemos caer en la tentación de así manipular y conducir mejor a las personas hacia determinadas directrices y direcciones y posiciones…? ¿Cuánto menos vocabulario o palabras, menos ideas, datos, conceptos, hechos y por tanto más incultura…?

                   4. Por otro lado es evidente que hay zonas geográficas que se indica que en las próximas décadas se van a despoblar por lo cual, las personas tendrán que emigrar por lo cual hay que enseñarles idiomas, aunque sea a un nivel mínimo, suficiente para que puedan vivir y sobrevivir en otros lugares.

                   5. Combinar en las enseñanzas regladas multitud de disciplinas en dos idiomas, o lo que se ha denominado bilingües, que es el vocablo que se está utilizando. No solo la lengua de esa sociedad, sino otra lengua. Puede servir para determinados fines, como en el punto anterior indicábamos, pero desde luego esas personas, al menos al principio, durante varias décadas sus conocimientos de otros saberes van a disminuir, por lo cual, vocabulario más estricto va a disminuir, y nos situamos en los problemas que anteriormente indicábamos… ¿Si o no? ¿Dónde el equilibrio de esta cuestión o tema…?

                   Por otro lado, no podemos negar que tenemos que tener una lengua de nacimiento, que puede ser diversa, pero también una lengua internacional, en nuestro caso una lengua para el continente europeo…

                   6. ¿Existen ya sistemas de traducción automática, que desde luego no sustituye al conocimiento natural…? ¿Pero se podrían ampliar y amplificar, investigar y aplicar esos sistemas de traducción simultánea, de tal modo, que apoyándose en los móviles, una persona pudiese traducir de forma casi automática de un idioma a otro, fuese éste el que fuese?

                   ¿Al principio sería un sistema defectuoso, pero a la larga, se podría ir perfeccionando, al principio solo podrían ser unos cuantos idiomas…? ¿Pero después docenas o cientos…?

                   ¿No sería perfecto, pero si podría servir para entenderse entre los seres humanos…?

                   ¿Por ejemplo, yo escribo en mi móvil, una frase en mi idioma, e inmediatamente, doy a una función y la envía o la traduce en el idioma que yo he escrito y en otro, el inglés o el ruso o el chino a otro móvil lo que quiero decir o indicar…? ¿Aunque el interlocutor esté a dos metros de distancia física de mí?

                   ¿Por supuesto como diría Edison, cuándo le preguntaron para qué servía la bombilla, y el contestó, mal contestado, que para qué sirve un niño cuando nace…? ¡Es decir, al principio sería limitado y con errores, pero todo se podría perfeccionar…! E incluso en el actual sistema de traducción simultánea que ya existe en Internet, aplicado a los móviles, sería suficiente para cumplir determinadas funciones, para indicar determinadas necesidades, etc.

                   Incluso ya existe la función de hablar al móvil y éste pasa determinado mensaje a palabras, y se envía el mensaje en palabras, con los diversos sistemas actuales. Bueno, creemos tal y como va la tecnología, si se hiciesen aplicaciones de esta realidad, en pocos años se habría perfeccionado ostensiblemente… Es decir, móvil primero en un idioma, traducción por el móvil, y emisión a otro móvil o en voz en otro idioma…

                   Ciertamente no sería la solución definitiva, para un conocimiento más profundo del idioma, de los niveles C1 y C2, posiblemente de momento se necesite muchos años de práctica y de estudio, pero en pocos años se podría llegar a un nivel B1, al menos con este sistema…

                   7. ¿Por qué no se hace? ¿Por qué no se empieza, por qué las grandes corporaciones industriales del mundo, en todos estos campos no empiezan ya, y unen las diversas piezas existentes en este tema, que ya están realizadas y las unen en un sistema más eficiente…? ¿Es decir, traducción automática, móvil, Internet, diversidad de idiomas, envíos de mensajes, etc.?

                   Podemos entender que dicen que un tanto por ciento de la población mundial vive y se gana la vida, en actividades relacionadas con el aprendizaje de idiomas. Por tanto, no quiero yo, yo menos que nadie quitar su forma de vida a un determinado sector tan importante de la sociedad mundial, que quizás se vería reducido, o quién sabe si incrementado, porque tendríamos que continuar aprendiendo idiomas, pero ya a niveles más esenciales y profundos… pero la realidad y la verdad, es que existen tres hechos inconmovibles, que se podrán retrasar su aplicación, pero no obviar.

                   Primero, la necesidad mundial de que cientos de millones de personas, cuándo no miles de millones necesitan aprender otro u otros idiomas.

                   Segundo, que no se pueden saber cinco o seis idiomas, todo el mundo, para un mundo globalizado. Porque hay que saber también de otras materias.

                   Tercero, que existen ya unas tecnologías suficientes disgregadas y que éstas se pueden unir y formar una “unidad que podríamos denominar la traducción simultanea de un idioma a otro, valiéndose por ejemplo del móvil, móvil individual, y desde luego de otras plataformas tecnológicas más complejas…”.

                   8. Imaginen el bien que podría hacer a cientos de millones de personas, que un sistema automático y artilugio que pueden llevar, les permitiera hablar con otro ser humano en alguno de los cientos de idiomas existentes.

                   Imaginen que tantos millones de emigrantes se podrían casi integrar en cualquier otro lugar del mundo, de forma casi automática y casi el mismo día de llegada.

                   Imaginen cuantos sufrimientos se reducirían en el mundo. Sufrimiento de todas las clases…

                   Imaginen que si el mundo ya es global en multitud de factores, ya sería global en el idioma. Cada uno tendría su lengua o sus dos lenguas de origen, y podría comunicarse con el resto de personas en otro idioma hipotético…

                   Imaginen que el planeta, los idiomas no serían las fronteras que existen hasta ahora, idiomas unidos a ideologías y culturas, que no sirven para unir, sino para desunir, en muchos casos.

                  Imaginen el cambio global que podría producir en dos o tres generaciones…

                   9. Solo decirles a los que dirigen y gestionan el mundo, a nivel social y político y económico y cultural solo queda que decidan dicha opción y solución. Que puede seguirse  retrasándose. Pero que es obvio, que de una manera o de otra, se aplicará, más antes que después. Esperamos y deseamos no deje mucha sangre por el camino.

                                  © jmm caminero (19 abril-15 julio 2015 cr).

Fin Artículo 265º: “¿Idiomas?”.

                                               *



[1] Enviado al Diariocritico.com CLM, el día 18 de julio 2015. Publicado el 19 de julio 2015.

Viernes, 03 de Febrero de 2017 19:51 soliloquios #. Artículos Politica y Economia y Salud


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris