Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 269º: “¿Autoengaño?”.

                   Artículo Periodístico 269º: “¿Autoengaño?”[1].

                   0. ¿Nos estamos autoengañando en Hispania? ¿Estamos cayendo en esquemas no realistas y no empíricos de la realidad social y política y económica en la Piel de Toro? ¿Y por tanto nos estamos confundiendo, engañando, autoengañando…? ¿Estamos confundiendo los deseos con la realidad, lo mejor con lo conveniente? ¿La desesperación y la angustia no nos dejan ver la realidad real y la realidad posible, y no solo la realidad ideal?

                   1. ¿El Estado está con una deuda enorme, casi todo lo que se produce en un año del PIB, eso es lo que debemos en deuda…? ¿No hay que olvidar la deuda y los intereses de la deuda, y éstos pueden ir cambiando según situación interna y externa? ¿Por lo tanto el Estado no puede endeudarse más de lo que está, a no ser que queramos se caiga en una pendiente sin pronosticar el final…?

                   2. Igual que cuando estamos enfermos debemos ir a quién tiene el saber especializado, el médico. No deberíamos hacer lo mismo si tenemos una enfermedad que es una crisis económica enorme, no deberíamos preguntar a los grandes médicos de la economía, los grandes catedráticos de este saber que nos digan, pronóstico, medidas, cura, solución, etc.

                   3. Si una familia tiene mil euros de ingresos al mes. Sabe que al menos novecientos euros ya los tiene gastados en gastos fijos. Por lo tanto, solo dispone de cien euros, para diríamos gastos extraordinarios o medidas especiales.

                   El presupuesto del Estado es algo similar. Casi todo está ya comprometido en la totalidad del gasto del Estado y del Estado del bienestar. Por lo cual, es difícil cualquier ideología que tome el poder de gobierno o del Estado tenga mucho margen de maniobra. Decir lo contrario es quizás engañar y engañarse. Puede hacer ciertos flecos, quitar de aquí y poner allí, pero el margen de maniobra es pequeño.

                   4. Obtener más impuestos directos e indirectos, parece que es una medida imposible. Ya parece ser que cada persona adulta que trabaja paga entre el treinta y el cincuenta por cientos en impuestos directos e indirectos. Por lo cual, si se suben más los impuestos, cada persona y cada familia tendría menos ingresos, y por lo cual, tendría menos gastos, y por tanto, la economía se ralentizaría aún más, y produciría por tanto más desempleo.

                   5. De todas formas si se pusiese más impuestos a empresas y corporaciones industriales o financieras. Éstas podrían pensar o estar tentadas a la emigración a otras zonas del mundo. Por lo cual, yo personalmente no sé cual será la medida justa y equitativa, en este terreno, pero tampoco sé, hasta cuándo estarían dispuestos a soportar de gravamen impositivo vías impuestos. Porque entre otros motivos, la competencia hoy, es mundial, una empresa situada en un territorio equis, que tenga que pagar muchos impuestos, sería menos competitiva que otra del mismo ramo, que tenga su sede en otros territorios con menos impuestos.

                   Es decir, no sé dónde y cual sería el equilibrio entre justicia y equidad y eficiencia. Para eso tendríamos que preguntarlo a los médicos de la economía. Pero si puedo decir, que por esta línea de más recogida de impuestos hay que ser muy prudentes. Y no parece que pueda existir mucha maniobra.

                   6. Es de sentido común, de sentido antropológico, de sentido ético, que si tú o yo, el pueblo o el no pueblo, yo pertenezco al pueblo busca sus intereses, y realiza presiones para ganar por ejemplo cien euros más, por la misma razón, cualquier individuo de cualquier estrato social, busca sus intereses. Por lo cual, cada uno en una situación que no le favorezca buscará su propio interés. No podemos pensar que otras personas de estratos sociales más altos, o los gestores de la economía o los propietarios de empresas sean en esto mejor que el resto del pueblo. Por lo cual, si no ven un panorama de tranquilidad y estabilidad social y política, pueden empezar a desinvertir, o no invertir lo que podrían hacer, o esperar o… Lo cual llevaría a menos producción, más desempleo, y todo el bucle de desgracias y desaceleraciones añadidas.

                   7. Europa tiene ya una parte de soberanía sobre cualquier Estado de la misma Europa. Por lo cual, nos guste o disguste, en cada país o Estado ya no se puede hacer lo que se quiera. Por lo cual, muchas medidas que hay que imponer ya vienen regidas por las autoridades europeas. No olvidemos que libremente nosotros hemos querido formar parte de Europa, porque es una necesidad irrevocable si queremos sobrevivir como Europa y cada región de Europa. Por lo cual, esto se olvida, una y otra vez, más por unos que por otros…

                   8. Ya existe un mundo globalizado por lo cual, dicho en palabras sencillas se puede fabricar martillos a un euro en territorios a miles de kilómetros, y vienen a Europa con un precio de dos euros. Y los que fabricamos en Europa cuestan cinco o siete euros. Por lo cual, no nos engañemos después cada familia va a comprar los martillos de tres euros, que vienen de muy lejos, y los que nosotros fabricamos a diez euros no los adquirimos. Por consecuencia no hay que explicar que consecuencias trae consigo esta realidad que por otro lado es inevitable en un mundo globalizado…

                   9. Hay una cantidad fijada de endeudamiento de cada entidad, sea del Estado, sea de cada entidad pública, ayuntamiento, sea región. Firmada por los grandes partidos políticos. Por lo cual, en teoría no se puede pasar de ese límite. Por lo cual, la capacidad de maniobra de cualquier ideología sociopolítica es más limitada de lo que dice o indica o da a entender. Es decir, no es lo mismo predicar que dar pasteles o trigo o dátiles…

                   Por otro lado hay una política económica y unos gastos y costes y déficit que hay que seguir, porque está pactado con Europa, por lo cual no nos podemos salir. Y si lo hacemos tendríamos diríamos una serie de sanciones. Lo cual nos lleva a ser otra causa de limitación de las promesas y de sufrir una ducha de agua fría con bastantes trozos de hielo.

                   10. Si un gobierno, sea nacional o regional endeuda más a dicha entidad. Al final, se produce más desempleo y más penurias. Si viene otro gobierno de otro signo se tiene que enfrentar a la realidad o al endeudamiento que el gobierno anterior ha adquirido. Por lo cual, llegará un momento que en esa sociedad no se produce la rotación en la toma de poder. Porque a mayor endeudamiento, menos riqueza, a menos riqueza más endeudamiento, y de alguna forma el voto queda cautivo, porque parte del pueblo vota para sobrevivir, y no para salir de la pobreza.

                   A grandes líneas en estos treinta años se ha producido tres grandes fuentes suplementarias de capitales. Una, fue cuando se vendieron cientos de empresas públicas venidas del regimenes anterior, por lo cual el Estado tuvo un superávit enorme. Una segunda fuente fue cuándo se aprobó el IVA, por lo cual se crearon enormes cantidad de dinero extra para el Estado. Y la tercera fuente ha sido el endeudamiento del Estado y de las entidades públicas, ayuntamientos, autonomías, etc., lo cual es la situación en la que estamos. Quizás el pueblo no es consciente que estas tres grandes fuentes se han terminado. Evidentemente las dos primeras, y la tercera no se puede soportar. Es decir, que tenemos lo que tenemos, o mejor dicho disponemos de lo que disponemos, ni más, ni menos. Que para tener más hay que crear más riqueza, y para tener más riqueza hay que producir más. Y esa producción favorezca a todos los estratos sociales, al trabajador, pero también a los dueños de las empresas. Nos guste o disguste…

                   11. Cuando se comparan cifras de votos en elecciones municipales y autonómicas, no pongan las cifras del 2015 y las cifras del 2011. Pongan también las anteriores. Al menos las tres últimas. Porque es la única forma de ver la evolución. No nos autoengañemos…

                   12. No se explica suficiente o nada la realidad sociopolítica del Mediterráneo, en todos los parámetros. Es decir, no se tiene en cuenta las realidades actuales y las previsibles en el horizonte social y político y demográfico y cultural y en todos los ámbitos en el mediterráneo. Y las consecuencias que eso supone para esta zona del suroeste de Europa. Ni menos aún se tienen en cuenta las posibles y menos aún las que no somos capaces de prever…

                   13. Parte de la sociedad vive en un estado de enorme angustia, agobio, desesperación y desesperanza por la realidad que está sufriendo o soportando. No es consciente o no quiere serlo que ella, la sociedad y el pueblo, también ha sido responsable, en el grado que haya sido. No es humano, ni es moral que se prometa a esas personas soluciones que no son reales. No es moral que el médico sabiendo que el enfermo está en una grave enfermedad le diga que le va a curar sabiendo el médico que hay muchas posibilidades de que no pueda hacerlo. O que le diga que con un poco de suero y con otras medidas que solo curan síntomas se va a curar, cuándo quizás se necesite una cirugía mayor y un tratamiento doloroso. Porque quizás es mejor salir del hospital cojo, que no salir horizontal con los pies en paralelo con el suelo.

                   14. No parece que haya fórmulas que sean milagros, sino solo el trabajo duro, la inversión, el aumento de la producción y, seguir las reglas de la economía, y del sentido común y de la racionalidad. Quizás pasar unos años de más estrecheces para que el futuro sea mejor. No caer en la tentación de no seguir las reglas mínimas económicas y de sentido común, y pasar hoy estrecheces, para mañana aún pasar más.

                   15. El pueblo y la sociedad no se puede dejar engañar, ni autoengañarse. Ningún colectivo o ideología de la sociedad debe engañar al pueblo. Porque una cosa y otra serían dramático, sería muy negativo, sería pernicioso, sería muy poco humano, muy poco moral, sería cruel...

                   Deberíamos escuchar el parecer de los grandes especialistas de la economía y que ellos nos digan a unos y a otros, que el gobierno forme un grupo de grandes expertos en  economía  de todas las tendencias y que ellos nos fijen el rumbo, lo que tenemos que hacer y los caminos que tenemos que seguir. Y en torno a ello, esas medidas se construyan un pacto nacional. O acaso usted se automedicina y se autodiagnóstica o va a la vecina o por el contrario va al especialista médico en una enfermedad grave…

                                                © jmm caminero (25 mayo-22 julio 15 cr).

Fin Artículo 269º: “¿Autoengaño?”.

                                                                  *



[1] Enviado al Periodista Digital.com, el día 22 de julio 2015.

Domingo, 19 de Febrero de 2017 17:58 soliloquios #. Artículos Politica y Economia y Salud


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris