Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 316º: “PAZ(X)N”.

                   Artículo Periodístico 316º: “PAZ(X)N”[1].    

                   0. Creemos que la paz propia e interior e individual está relacionada con la pax política o social y esto crea pan o riqueza en todos los sentidos.

                   1. En las sociedades tan complejas en las que vivimos y existimos, en las sociedades con una enorme demografía, en las sociedades con un poder tecnocientífico como jamás el hombre ha dispuesto, en sociedades de la información o postinformación como jamás ha soñado la humanidad, en sociedades que la inmensa mayoría de seres humanos, incluso en Occidente, en el Estado del bienestar y de los derechos humanos, la mayoría de seres humanos solo tienen su trabajo y su cabeza y sus manos para vivir y sobrevivir, es decir, no tienen la inmensa mayoría tierras o industrias para vivir y sobrevivir por ellos mismos, sino que el equilibrio social permite los millones de puestos de trabajo, la paz social y la paz política es absolutamente necesaria para que todo el sistema, todo el edificio, no se derrumbe o se creen grietas tan profundas que destruiría en gran parte no solo el sistema sino el modo de vivir de millones de personas humanas…

                   Por tanto, es más absolutamente necesaria que nunca que una serie de factores y variables y elementos, lo que aquí sintetizamos bajo esta fórmula:

                   El equilibrio y el progreso dependen de la paz interna e individual, la paz social y política, y por tanto el pan y la riqueza material y en otros sentidos.

                   P = Pi . Psp . Pr

                   2. Por tanto, todo individuo tiene la obligación de buscar dentro de sí y dentro del sistema hallar sistemas de paz interior. Es decir, lo que se exija a sí mismo y lo que exija al sistema y a la sociedad y al orden social esté en equilibrio.

                   Es preferible que haya un equilibrio dentro de sí y lo que espera-exige a los demás, para de ese modo, la sociedad siga evolucionando poco a poco, no a golpes, no a revoluciones, no a radicalismos ni hacia un lado, ni hacia otro. Sino que se cree un progreso interrumpido con los baches que la historia traiga, pero en un progreso. Pero para eso, la primera condición es que los seres humanos, sean capaces de armonizar sus deseos y necesidades interiores y exteriores. Lo de dentro con lo de fuera. A eso denominamos paz interior.

                   Como diría Pinillos los hombres tienen infinitas e ilimitadas necesidades. Y por tanto, cualquier entidad teórica o real, cualquier sueño o deseo se puede convertir en una meta ineludible e impredecible e imposible de modificar. Es decir, perder el equilibrio y la armonía interior con metas que incluso a medio plazo le pueden perjudicar.

                   En segundo lugar es absolutamente necesaria la paz social y la paz política, lo que los romanos indicaban como la pax romana. Y nosotros podríamos indicar la pax occidental o la paz europea o la pax hispánica. Es decir, un orden sociopolítico que busque el progreso de sus ciudadanos y de sus colectivos y de sus grupos, pero que se armonicen entre ellos, para de ese modo, la sociedad tenga paz interior, y al tener paz interior la sociedad, guarde un equilibrio para hacer frente a los retos de la historia, a los retos exteriores.

                   Una sociedad que no busque la paz, la integración, la armonía, el orden, la organización cae en posiciones radicales. Ya que la armonía permite la evolución la reforma moderada, racional, mesurada, con sentido común, con practicidad…

                   Paz entre los estratos y clases sociales, paz entre las ideologías, paz entre los distintos colectivos y las distintas metas y fines posibles…

                   La no paz social y política trae divergencias, desarmonías, ambigüedades, desavenencias, incertidumbre y por tanto, trae problemas a la inversión, a la economía, y por consecuencia más posibilidades de ruptura social, con más desempleo o con más radicalismos. Y a la vez, esto es un monstruo que se retroalimenta, es decir, se va haciendo más fuerte. A menos paz social más conflictos y más desempleo y más incertidumbre, y a más conflictos menos paz social y política, más posibilidades de pobreza, y todo ello más pobreza. Es decir, una incentivación en feed-back hacia lo negativo. Una retroalimentación perniciosa, una enfermedad que se va generalizando, una septicemia cada vez más extensa… Lo muestra y demuestra la historia cientos de veces, incluido el siglo veinte. Y entonces, los pescadores de sufrimientos están preparados para pescar en aguas revueltas…

                   En tercer lugar todos esos niveles o áreas de paz que antes hemos esbozado permiten el pan, es decir, permite el aumento de riqueza. Riqueza que no solo es material, es social, es cultural, es en derechos humanos teóricos y prácticos. Con paz social y política se consigue o puede conseguirse todo lo bueno, sin paz se puede conseguir todo lo malo.

                   La paz en muchos sentidos, la paz social y política es la base de todo, y en muchos sentidos algunos autores creen que es más importante que la verdad, la bondad, la belleza, la utilidad, la justicia, la equidad…, porque con la paz social y política se puede ir consiguiendo cuotas mayores de verdad-bondad-belleza-utilidad-justicia-equidad…, y sin paz social y política devienen y nacen multitud de males, males en todos los sentidos. Solo hay que ver la historia para verlo y percibirlo y comprobarlo. Aunque solo se acerquen y miren por la ventana de su corazón la historia del siglos XX en el mundo y en Europa y en España…

                   3. Solo una conclusión, si quieren un ruego o si quieren una petición, por favor, no destruyan el edificio de la paz interior, de la pax romana en este caso pax occidental y europea y, en concreto de la paz hispánica, ni del pan riqueza… Que por una meta o un ideal, sea bueno o menos bueno, real o imaginario, ensoñación o sueño o utopía, sea lo que sea, que “un futuro hipotético no destruya el presente real, y este presente real nos pueda llevar a un mundo mejor…”. Cómo decían los antiguos, a veces “lo supuesto mejor, destruye lo real bueno”, lo mejor está reñido con lo bueno. Incluso suponiendo que sea lo mejor, que muchas veces no lo es.

                   La razón demasiadas veces crea monstruos, lo diría Goya, lo demuestra la historia y la Historia. Por eso, como decía un premio Nóbel español, los experimentos sociopolíticos acarrean casi siempre enormes sufrimientos… Solo pequeñas reformas permiten cambios pequeños, que se pueden analizar y valorar sus consecuencias, se pueden cambiar, se pueden extinguir, se pueden ir creando más cambios pequeños…

                   - ¡Hay Sancho, mi señora Dulcinea, es la más bella y más honorable dama del mundo…!

                   - ¡Pero mi señor Quijote dónde vive dicha dama que llevamos tanto tiempo y tantos caminos recorridos buscándola y no la hallamos…!

                                                    © jmm caminero (22-23 septiembre 2015 cr).

Fin artículo 316º: “PAZ(X)N”.

                                                                  *



[1] Enviado al Euromundo Global.com, el día 23 de septiembre del 2015. Publicado el 25 de septiembre 2015.

Viernes, 11 de Agosto de 2017 10:43 soliloquios #. Artículos Politica y Economia y Salud


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris