Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2017.

Artículo Periodístico 316º: “PAZ(X)N”.

                   Artículo Periodístico 316º: “PAZ(X)N”[1].    

                   0. Creemos que la paz propia e interior e individual está relacionada con la pax política o social y esto crea pan o riqueza en todos los sentidos.

                   1. En las sociedades tan complejas en las que vivimos y existimos, en las sociedades con una enorme demografía, en las sociedades con un poder tecnocientífico como jamás el hombre ha dispuesto, en sociedades de la información o postinformación como jamás ha soñado la humanidad, en sociedades que la inmensa mayoría de seres humanos, incluso en Occidente, en el Estado del bienestar y de los derechos humanos, la mayoría de seres humanos solo tienen su trabajo y su cabeza y sus manos para vivir y sobrevivir, es decir, no tienen la inmensa mayoría tierras o industrias para vivir y sobrevivir por ellos mismos, sino que el equilibrio social permite los millones de puestos de trabajo, la paz social y la paz política es absolutamente necesaria para que todo el sistema, todo el edificio, no se derrumbe o se creen grietas tan profundas que destruiría en gran parte no solo el sistema sino el modo de vivir de millones de personas humanas…

                   Por tanto, es más absolutamente necesaria que nunca que una serie de factores y variables y elementos, lo que aquí sintetizamos bajo esta fórmula:

                   El equilibrio y el progreso dependen de la paz interna e individual, la paz social y política, y por tanto el pan y la riqueza material y en otros sentidos.

                   P = Pi . Psp . Pr

                   2. Por tanto, todo individuo tiene la obligación de buscar dentro de sí y dentro del sistema hallar sistemas de paz interior. Es decir, lo que se exija a sí mismo y lo que exija al sistema y a la sociedad y al orden social esté en equilibrio.

                   Es preferible que haya un equilibrio dentro de sí y lo que espera-exige a los demás, para de ese modo, la sociedad siga evolucionando poco a poco, no a golpes, no a revoluciones, no a radicalismos ni hacia un lado, ni hacia otro. Sino que se cree un progreso interrumpido con los baches que la historia traiga, pero en un progreso. Pero para eso, la primera condición es que los seres humanos, sean capaces de armonizar sus deseos y necesidades interiores y exteriores. Lo de dentro con lo de fuera. A eso denominamos paz interior.

                   Como diría Pinillos los hombres tienen infinitas e ilimitadas necesidades. Y por tanto, cualquier entidad teórica o real, cualquier sueño o deseo se puede convertir en una meta ineludible e impredecible e imposible de modificar. Es decir, perder el equilibrio y la armonía interior con metas que incluso a medio plazo le pueden perjudicar.

                   En segundo lugar es absolutamente necesaria la paz social y la paz política, lo que los romanos indicaban como la pax romana. Y nosotros podríamos indicar la pax occidental o la paz europea o la pax hispánica. Es decir, un orden sociopolítico que busque el progreso de sus ciudadanos y de sus colectivos y de sus grupos, pero que se armonicen entre ellos, para de ese modo, la sociedad tenga paz interior, y al tener paz interior la sociedad, guarde un equilibrio para hacer frente a los retos de la historia, a los retos exteriores.

                   Una sociedad que no busque la paz, la integración, la armonía, el orden, la organización cae en posiciones radicales. Ya que la armonía permite la evolución la reforma moderada, racional, mesurada, con sentido común, con practicidad…

                   Paz entre los estratos y clases sociales, paz entre las ideologías, paz entre los distintos colectivos y las distintas metas y fines posibles…

                   La no paz social y política trae divergencias, desarmonías, ambigüedades, desavenencias, incertidumbre y por tanto, trae problemas a la inversión, a la economía, y por consecuencia más posibilidades de ruptura social, con más desempleo o con más radicalismos. Y a la vez, esto es un monstruo que se retroalimenta, es decir, se va haciendo más fuerte. A menos paz social más conflictos y más desempleo y más incertidumbre, y a más conflictos menos paz social y política, más posibilidades de pobreza, y todo ello más pobreza. Es decir, una incentivación en feed-back hacia lo negativo. Una retroalimentación perniciosa, una enfermedad que se va generalizando, una septicemia cada vez más extensa… Lo muestra y demuestra la historia cientos de veces, incluido el siglo veinte. Y entonces, los pescadores de sufrimientos están preparados para pescar en aguas revueltas…

                   En tercer lugar todos esos niveles o áreas de paz que antes hemos esbozado permiten el pan, es decir, permite el aumento de riqueza. Riqueza que no solo es material, es social, es cultural, es en derechos humanos teóricos y prácticos. Con paz social y política se consigue o puede conseguirse todo lo bueno, sin paz se puede conseguir todo lo malo.

                   La paz en muchos sentidos, la paz social y política es la base de todo, y en muchos sentidos algunos autores creen que es más importante que la verdad, la bondad, la belleza, la utilidad, la justicia, la equidad…, porque con la paz social y política se puede ir consiguiendo cuotas mayores de verdad-bondad-belleza-utilidad-justicia-equidad…, y sin paz social y política devienen y nacen multitud de males, males en todos los sentidos. Solo hay que ver la historia para verlo y percibirlo y comprobarlo. Aunque solo se acerquen y miren por la ventana de su corazón la historia del siglos XX en el mundo y en Europa y en España…

                   3. Solo una conclusión, si quieren un ruego o si quieren una petición, por favor, no destruyan el edificio de la paz interior, de la pax romana en este caso pax occidental y europea y, en concreto de la paz hispánica, ni del pan riqueza… Que por una meta o un ideal, sea bueno o menos bueno, real o imaginario, ensoñación o sueño o utopía, sea lo que sea, que “un futuro hipotético no destruya el presente real, y este presente real nos pueda llevar a un mundo mejor…”. Cómo decían los antiguos, a veces “lo supuesto mejor, destruye lo real bueno”, lo mejor está reñido con lo bueno. Incluso suponiendo que sea lo mejor, que muchas veces no lo es.

                   La razón demasiadas veces crea monstruos, lo diría Goya, lo demuestra la historia y la Historia. Por eso, como decía un premio Nóbel español, los experimentos sociopolíticos acarrean casi siempre enormes sufrimientos… Solo pequeñas reformas permiten cambios pequeños, que se pueden analizar y valorar sus consecuencias, se pueden cambiar, se pueden extinguir, se pueden ir creando más cambios pequeños…

                   - ¡Hay Sancho, mi señora Dulcinea, es la más bella y más honorable dama del mundo…!

                   - ¡Pero mi señor Quijote dónde vive dicha dama que llevamos tanto tiempo y tantos caminos recorridos buscándola y no la hallamos…!

                                                    © jmm caminero (22-23 septiembre 2015 cr).

Fin artículo 316º: “PAZ(X)N”.

                                                                  *



[1] Enviado al Euromundo Global.com, el día 23 de septiembre del 2015. Publicado el 25 de septiembre 2015.

Viernes, 11 de Agosto de 2017 10:43 soliloquios #. Artículos Politica y Economia y Salud

Artículo Periodístico 317º: “Libertad de pensamiento”.

                   Artículo Periodístico 317º: “Libertad de pensamiento”.   

                   0. ¿Tenemos libertad de pensamiento, tenemos libertad de expresión del pensamiento?

                   1. Nadie duda que según la Ley y las Constituciones en los países democráticos tenemos ambas libertades, ¿pero la cuestión es si en muchos colectivos y entidades y poderes intermedios se cierra las puertas, según determinados territorios a quienes creen que no piensan como ellos? ¿En unos sitios ha sido un tipo de censura ideológica y en otros ha sido otra? ¿En algunos se ha dejado pasar por la puerta a unos, y en otros, a otros…? ¿Y éste ha sido el gran drama de la Piel de Toro? ¿Aunque haya estado callado y silencioso esta realidad o este dato o este argumento?

                   2. ¿Qué no haya ningún Premio Nobel español, nacido en España, ni en España, ni en ningún lugar del mundo se puede deber entre otros muchos factores a que no ha existido tanta libertad de pensamiento, ni tanta libertad de expresión…?

                   ¿Porque las selecciones por perfiles y otras variables no han ido tan correcta? ¿Porque quizás las selecciones para multitud de puestos de trabajo en la investigación y en la docencia, no han sido tan imparciales como deberían haber sido, y han sido parciales, según lugar y territorio e ideología dominante…? ¿Y así se encuentran nidos de tal bandera en tal lugar, y nidos de tal otra bandera en otro lugar o entidad o territorio…?

                   3. ¿Al librepensador, que solo ha utilizado los datos y conceptos e ideas y saber que disponía, más su inteligencia y su creatividad, y que los ha combinado como ha podido y ha sabido, que quizás en algunas cosas ha coincidido con unos y en otras con otros, se les han cerrado puertas y castillos, y siempre había otros candidatos mejores que esa persona…?

                   ¿Y siempre o casi siempre se ha quedado detrás y rezagado…?

                   ¿Y ocurre que en algunos casos, ya les llega la vejez y se han hinchado de estudiar, trabajar, investigar, buscar, escribir y lo único que han obtenido, en muchos casos, son puestos de trabajo muy inferiores a su preparación y su capacidad…? ¿Y no estamos hablando de ahora, con la enorme crisis, sino en estas cuatro últimas décadas…?

                   ¿Siempre había uno o unos, que les dejaban entrar en las moradas antes que a ellos, sabiendo muchas veces que los méritos y las capacidades y preparación y estudios y trabajos realizados eran muchas veces inferiores…? ¿…?

                   4. ¿Y éste es el verdadero drama de la crisis que sufrimos, o una de sus raíces más profundas, si no se ha puesto en una proporción apreciable a las personas que saben o sabían en multitud de puestos de trabajo, entonces no han sabido predecir lo que venía, porque no tenían suficiente libertad de pensamiento, suficiente libertad de expresión…? ¿Sea en diversos tipos de empresas y diversos sectores empresariales o, y de la función pública…?

                   ¿O cómo se puede medir dicha realidad, si es que ha sucedido…?

                   5. ¿Hay, ha habido de verdad, no en las leyes, si no en la práctica libertad de pensamiento, de verdadera libertad de pensamiento, libertad de expresión…? ¿O en casi todos los colectivos dónde pisas las narices con el aire, en todos te quieren hacer de una manera o de otra, y si no piensas como ellos, te cierran las puertas o te invitan a irte de multitud de formas y maneras y fórmulas…? ¿Quizás llevamos dentro sin darnos cuenta, el complejo colectivo de la inquisición, de meternos en la vida de los demás, de la envidia, y de no dejar que el otro piense, siempre bajo la ley con libertad y siempre bajo la moralidad con libertad…?

                   ¿Si hubiese un pensamiento libre y una expresión libre, una obra, por ejemplo, titulada Cuadernos con cuarenta y cuatro mil páginas no tendría un pequeño lugar en su sociedad, en sus revistas culturales y literarias y filosóficas, e incluso un pequeño lugar en el mundo de la universidad? ¿Pero esa obra no existe, no es suficiente prueba…? ¿Y ese autor, de haber suficiente libertad, con una obra realizada de esa cantidad y de esa multitud de temas, y con las titulaciones que tiene, no tendría en un país que hubiese suficiente y verdadera libertad de expresión y valoración del trabajo, no debería estar en alguna universidad, aunque fuese de profesor contratado… y, no trabajando en un oficio digno y moral y legal, en la letra C2 ahora, antes en la D…?

                   ¿Al menos eso es lo que le indican a esa persona que ha realizado esa obra desde algunos círculos, colectivos…? ¿No es suficiente prueba ésta de que esta sociedad está herida de una enfermedad que no sabemos si será mortal…? ¿Porque ha renunciado a lo que no se puede renunciar a la libertad de pensamiento y a la libertad de expresión, en muchos grados…? ¿Les extraña después que no haya ninguna universidad dentro de las cien primeras del mundo…? ¿De que no haya ningún Premio Nóbel en estos últimos veinte años, nacidos en Celtiberia, en ningún lugar del mundo? ¿De qué les extraña tanto…?

                   ¿Les extraña que surja un enorme problema de secesión y multitud de entidades y colectivos y personas bien preparadas, grandes profesionales callen? ¿Y por qué callan, porque se tiene miedo, porque saben que el que se mueve no sale en la foto…? ¡Y siempre viendo y mirando y observando y pensando, pero siempre callando, siempre callando, porque sin hablar te cierran las puertas, si hablasen…! ¡Vaya si hoy se escribiese una Regenta, con las estructuras sociales de hoy…!

                   ¡Nadie se ofenda porque a nadie se desea ofender, solo analizar y tener un pequeño grado de libertad de pensamiento y de expresión…! ¿¡Es mucho pedir…!?

                                                             © jmm caminero (23 septiembre 2015 cr).

Fin artículo 317º: “Libertad de pensamiento”.

                                                                  *

Viernes, 11 de Agosto de 2017 10:44 soliloquios #. Artículos Filosóficos y Filosofía

Artículo Periodístico 318º: “¿Existe una moral o una ética más correcta?”.

                   Artículo Periodístico 318º: “¿Existe una moral o una ética más correcta?”[1].

                   0. ¿La cuestión es simple y muy difícil y muy fácil, existe una ética teórica y una moral práctica más adecuada que otras, a nivel teórico y a nivel práctico? ¿Es decir, más verdadera, más bondadosa, que incentiva más para el bien, bien individual, bien de la sociedad, bien de la humanidad? ¿Y que sea factible? ¿En definitiva es el problema eterno del bien y del mal, en todos los sentidos y en el moral e incluso en el espiritual…?

                   1. No vamos aquí a analizar ninguna de las morales, sean estas hedonistas, epicureistas, del deber, materialistas, sensualistas, utilitaristas, eudemonistas, kantianas, sartreanas, platónicas, cartesianas, etc.

                   Sino que vamos a analizar si existe el bien o el no bien moral o ético, o el mal o el no mal moral o ético, o existen actos o acciones indiferentes además de buenas o menos buenas o malas o menos malas.

                   2. ¿Todo en el universo natural, hasta donde sabemos tiene leyes naturales, que nosotros descubrimos en la forma que denominamos leyes científico naturales o científico matemático naturales…?

                   ¿Pero el ser humano en cuanto a sus comportamientos y acciones tiene que seguir unas leyes que denominamos morales…?

                   3. ¿El ser humano está formado diríamos por dos realidades o sistemas de realidades formando una unidad, una, que diríamos su naturaleza físico-genética-fisiológica-biológica-neuronal, y otra que denominaríamos ese complejo que se define como voluntad-inteligencia-libertad y que se materializa como cultura? ¿Es decir, una combinación de determinación y de libertad formando multitud de relaciones y entrecruzamientos…? ¿Es decir, el ser humano está formado por carne-cuerpo y por inteligencia-voluntad-razón-psique-mente insertada en una sociedad-cultura? ¿Además la mayoría creen tener alma-espíritu inmortal?

                   ¿La cuestión es muy profunda, si tenemos naturaleza, tenemos que admitir esa naturaleza, o no debemos admitirla? ¿Y si tenemos libertad, sea en un grado mayor o menor, tenemos que combinar y compatibilizar la naturaleza con la libertad…? ¿Pero si además somos dentro de la cultura, historia y formamos parte de la sociedad, y por tanto, somos una acumulación de conocimientos teóricos y prácticos…?

                   ¿Entonces nos encontramos que somos una unidad indisoluble formada por una combinación de naturaleza, psique-mente, alma-espíritu, insertos en una Naturaleza física y en una sociedad-historia-cultura-conocimientos-saber…? ¿Porque según cómo creas es el ser humano, sea su antropología, así crees que será y es su moral-ética o debe serlo?

                   4. ¿O dicho de otra forma o de otra manera, la Naturaleza de la que somos parte y la naturaleza que somos condiciona o posibilita una forma de conducta y por tanto una moral más correcta que otras, la sociedad y la historia de la que somos parte posibilita o condiciona unas éticas más correctas que otras, y la cultura como acumulación teórica y práctica de actos, deseos, conocimientos, ideas, saberes, lenguajes posibilita o nos dirige hacia una moral o ética más correctas que otras…?

                   ¿O dicho de otro modo, si somos una unidad formada por cuerpo-biología-genética-carne y de psique-mente esa realidad que somos nos permite ser de un modo concreto y nos permite por tanto ser o tener una moral correcta o más incorrecta…? ¿Y si tenemos alma-espíritu inmortal además…?

                   5. ¿O si queremos plantearlo de otra manera, la moralidad es una combinación de nuestra naturaleza, pero también con nuestros componentes de libertad, justicia, equidad, bondad…? ¿Y no solo es libertad, o una simple opción debida a nuestro interés, nuestro deseo o nuestra pulsión o pasión del momento…?

                   ¿O si se quiere plantear de otra forma, somos una combinación de racionalidad y de irracionalidad, es decir, de facultades-potencias racionales, como el entendimiento, la inteligencia, la memoria, etc., y de potencias-facultades irracionales o semiracionales, pulsiones, deseos, pasiones, emociones, sentimientos, combinados en vivencias y experiencias y conocimientos, etc.? ¿Es decir, consciente y semiconsciente e inconsciente utilizando esta taxonomía, sin entrar en su veracidad…?

                   6. ¿Pero si admitimos que no solo tenemos cuerpo-carne, ni solo psique-mente formando una unidad indivisible, definición basada en Aristóteles, sino que también tenemos alma-espíritu, definición basada en Tomás de Aquino, por poner un nombre, pero en una tradición de las filosofías-religiones monoteístas y politeístas…? ¿Entonces la moral y la ética correcta será aquella que sea capaz de combinar los factores-variables-valores correctos de la carne-cuerpo con los de la psique-mente y si se cree en el alma-espíritu con los del alma-espíritu?

                   ¿Si analizas las morales de los seres humanos, prototipos o formas, es decir, las morales en la práctica, y si examinas las teorías éticas, es decir, los principios morales y sus sistematizaciones en éticas concretas te darás cuenta, que la mayoría de las éticas y de las morales, caen en un mismo error, o no dan importancia a todos los vectores-variables-valores de la unidad del ser humano, o no dan suficiente valor al cuerpo, o a la psique o alma-espíritu, o por el contrario dan mucho valor a algunos factores en contra de otros, o caen en errores de armonización de esos valores y de esas estructuras…?

                   7. ¿Pero la cuestión es que según la ética que creas es más verdadera así acabarás teniendo o actuando en una moral u otra, y según la moral o los actos que realices, al final, acabarás creyendo en una ética o en otra…? ¿La teoría influye en la práctica moral, y la práctica moral influye en la aceptación de una teoría ética u otra…?

                   ¿Tu concepción antropológica influirá en tu concepción ética-moral, y tu concepción y práctica ética-moral influirá tu concepción y práctica humana y antropológica…?

                   8. ¿Dirás o pensarás que no hemos indagado o analizado o dicho nada o casi nada con este artículo, pero si lo piensas y analizas y tienes el valor y el tiempo de volver a leer este artículo, te darás cuenta que hemos estado hablando del bien y del mal moral y ético, del bien y mal moral de ti mismo y, hemos estado hablando del bien y del no bien y del mal y del menos mal colectivo o social…? ¿O dicho de otra manera hemos estado hablando de la esencia ética y moral del mundo y del ser humano, de ti, como persona individual y de mí, y de todos los entes colectivos y grupales que forman la sociedad, y de la sociedad…? ¿Y de los campos de concentración, y de los partidos de futbol, del comportamiento político, de tus deseos y pasiones y palabras, de tu matrimonio o futuro matrimonio, y de…?

                   ¿Es acaso lo mismo para uno mismo, para los demás próximos y para los demás lejanos que tú y yo y el otro, o todos, un colectivo o una sociedad lleven una ética-moral correcta o más correcta o menos adecuada o menos correcta…? ¿Acaso es lo mismo que juegues con un perro o que lo maltrates…, que trates bien a tu padre o que le restriegues un calcetín en las narices…, que le des un vaso de agua a una persona o que le pongas la zancadilla…?

                   ¿Porque es lo mismo ser “como los que organizaron esos campos de exterminio” del siglo veinte que se dieron en diversas ideologías y territorios y culturas que ser, en lo ético-moral, sin entrar en lo espiritual o religioso como Teresa de Calcuta, Martín de Porres, Pedro Claver, Dom Bosco, Pío de Pietrelcina, Felipe Neri…?

                   ¡Hemos estado dialogando de una de las esencias del ser humano, de la bondad y de la maldad, del bien y del mal…!

                                                     © jmm caminero (15-27 septiembre 2015 cr).

Fin artículo 318º: “¿Existe una moral o una ética más correcta?”.

                                                                  *



[1] Enviado y publicado en el DCLM.es, el día 27 septiembre del 2015.

Viernes, 11 de Agosto de 2017 10:45 soliloquios #. Artículos Ética y Moral

Artículo Periodístico 319º: “Conflicto o consenso”.

                   Artículo Periodístico 319º: “Conflicto o consenso”[1].

                   0. Una sociedad o país o Estado no puede vivir y sobrevivir en constante conflicto sino que tiene que buscar formas de consenso y de acuerdos.

                   1. Una entidad sea del tipo que sea, sea familiar o sea empresarial o sea social o sea política no puede sobrevivir en un constante clima de enfrentamiento y confrontación por todo o por casi todo.

                   No se puede caer en el error de una constante confrontación por la diversidad de estratos o clases sociales. Sino que hay que buscar el consenso, el acuerdo, el mutuo entendimiento entre todos los estratos sociales y clases sociales buscando el bien común y el bien general, que dirían los escolásticos.

                   No podemos caer en un constante enfrentamiento entre regiones y la unidad del Estado dentro de la diversidad. Siempre tirando de la cuerda para dividir el Estado de hecho o de derecho en tres o cuatro Estados. Cuando ya de hecho, tres o cuatro euros de cinco lo controlan las autonomías, y solo, parece ser uno de cada cinco, el Estado central. Hay que buscar los pactos para mirar juntos al futuro, con cooperación y coordinación porque es la única manera de poder sobrevivir y vivir todos mejor, en el panorama tan complejo de futuro que se atisba en el mundo y en el Mediterráneo.

                   No podemos olvidar que una fuente de recursos en la Península es el turismo. El turismo para que venga masivamente necesita paz y bienestar. Sentirse seguro y en seguridad. Si hay problemas internos graves entre regiones o de otro tipo, el turismo se alejaría y el menoscabo de la economía y todos los demás parámetros sería enorme.

                   No es conveniente caer en una permanente lucha ideológica, en todos los sentidos y en todas las formas, entre distintos grupos ideológicos, sociopolíticos. Porque esto supone un constante frente de malas interpretaciones, de fricciones. Sino que hay que buscar el sentido común, la racionalidad, los puntos en común.

                   No es racional empezar a incipientes enfrentamientos entre los que creen en un Dios o en una religión, y los que no creen y dudan. Ya hemos visto en los siglos anteriores, conflictos entre sistemas o tradiciones religiosas, entre ideologías creyentes y no creyentes, y han llenado la historia de sufrimiento. No empecemos a abrir ese melón, cuando en general, en la sociedad no existe ese conflicto, el que cree pues que crea, el que no crea que no crea, el que cree en una tradición religiosa y no en otra que haga lo que crea conveniente. Pero todo en paz.

                   2. No podemos negar que se percibe en el horizonte, en el mundo grandes competitividades, por decirlo con un término suave, a nivel económico mundial. Hay quién habla de una especie de guerra económica mundial. Por lo tanto, cuánto menos conflictos tengamos de otras clases mejor podremos afrontar dicha realidad.

                   No podemos dejar de vislumbrar que según algunos se avecinan problemas de interrelación entre culturas-macrovisiones ideológicas. En menor o menor medida, y por tanto, hay que buscar puentes y consensos en todos los niveles y también en éste.

                   No debemos olvidar que existen según algunas ideologías un problema demográfico mundial, por lo cual, queramos o no, exista o no, estamos dentro de esa problemática, que puede tener y ya lo tiene muchas aristas, y expresarse de muchos modos o maneras. Por lo cual, es un conjunto de razones más para no caer en conflictos sino buscar cooperaciones y consensos.

                   No podemos obviar el problema del cambio climático mundial, en el que estamos insertos, y que para nosotros tendría dos grandes variables de momento, la desertificación o “sequización” de la Península, con todo lo que acarrea en la infraestructura económica agrícola. Y la posibilidad del ascenso del mar, en un plazo medio del tiempo. Por lo cual, nos lleva a pensar, ocurra estas posibilidades o no, que la interacción positiva de todas las fuerzas de la sociedad actual y futura de este país, será la forma más eficiente y razonable de hacer frente a los que nos o les toque vivir.

                   No podemos olvidar que según algunos estamos en una sociedad, que una parte importante de la población ha caído en una anomia moral, un relativismo moral, un escepticismo moral, un hedonismo moral y un epicureísmo moral. Y también espiritual. Por lo cual, la moralidad y la espiritualidad que es el cemento de la sociedad, la que une en última instancia a la sociedad, los pilares en definitiva últimos de sociedades y Estado están o pueden estar heridos de graves deficiencias o de graves enfermedad. Si esto es así, el colchón de evitación de conflictos que es una moral o ética adecuada y racional y basada en una tradición de siglos, se está desmoronando, y cada vez más. Por lo cual, diríamos que hemos dejado de tener un arma, que nos defienda de todas las incertidumbres que pueden venir en el futuro. Y esta crisis se expresa en multitud de modos y formas, la crisis del individuo y su enorme angustia, la crisis familias, la crisis del Estado desde el punto de vista moral, la crisis social y de la sociedad desde los parámetros de la eticidad. No podemos dejar de pensar que como diría Kant, el otro no es sujeto, sino que se convierte en un objeto. Y por tanto, esta forma de actuar, de demasiadas personas e individuos, de demasiadas entidades de todo tipo. Ha situado al ser humano en una constante crisis interior y exterior. No pondremos ejemplos. La sociedad está hasta el vómito, cansada que instituciones privadas, no te tratan como cliente, sino solo objeto para obtener dinero de ti, solo objeto de ganancia. Lo cual está llevando a una conciencia de la explotación del hombre por el hombre… en vez de buscar el beneficio racional, de tratar a la persona con bonhomía, al consenso social y económico…

                   3. Comprendemos y entendemos que llevamos unos años de una enorme crisis, crisis económica, con multitud de raíces, razones, motivos y causas. Y que es una crisis que además se acompaña, posiblemente de otras crisis que podríamos expresar políticas o de organización institucional del Estado, crisis morales, crisis sociales, crisis psicológicas, crisis del entendimiento del mundo y del medio, etc.

                   Podemos entender que de la noche a la mañana, la sociedad que creía que todo iba a ser un constante crecimiento en riqueza, en todo tipo de riquezas, pues todo se ha venido abajo… Que la sociedad se ha levantado dándose cuenta que no existe el ratoncito Pérez, ni los Reyes Magos, ni santa Claus…

                   No debemos olvidar que en el País del Toro la envidia es uno de los males endémicos más profundos, y por tanto, se puede utilizar de muy diversos modos, pero también para enfrentar a colectivos contra otros colectivos. No nos alegramos, en general, que la otra persona prospere, incluso si lo hace siguiendo la ley y la ética mínima social.

                   No podemos olvidar que como decían, que una de las razones de la caída del muro de Berlín y del bloque soviético fue que la población de esos países vio que en Occidente tenían los supermercados llenos de productos. En los medios de comunicación constantemente se puede apreciar el distinto estilo de vida de una parte de la sociedad y de otra. Por lo cual crea constante conflictos internos de por qué yo no puedo vivir igual que lo más ricos o los que según dicen muchos, no hacen nada, y viven como…

                   4. Aunque existen sociologías y antropologías que se denominan del conflicto y otras del consenso (véanse Comte, Spencer, Malinowski, Marx, Escuela de Frankfurt, Dahrendorf, Simmel…).

                   Y aunque Hegel pensó que en cualquier entidad que sea, del tipo que sea, siempre habrá al menos dos subgrupos.

                   Parece ser  y la historia lo muestra y demuestra que para toda entidad, sea de la clase que sea, sea la familia, sea la empresa, sea la sociedad, sea el Estado lo mejor es el diálogo, la paz, el consenso, el mutuo acuerdo. Es decir, las pequeñas reformas que pueden ir modificando puntos de vista, que son cambios pactados, que son modificaciones en consenso y en tolerancia y en mutuo acuerdo, que son pequeños cambios, pequeñas reformas, que permiten a todas las partes distintas, poderse amoldar, y si se equivocan en dicho cambio, como ha sido pequeño se puede rectificar. Que nadie sale claramente ganando, pero nadie sale claramente perdiendo…

                   5. No podemos negar que existen diversidad de pareceres, sensibilidades, percepciones, ideologías, intereses, estratos sociales. Pero el futuro y el presente siempre han sido del consenso y de la paz y de la tolerancia y del mutuo acuerdo. Es decir, mirar juntos hacia el futuro. No existe otro camino. No podemos dejar que los muertos, los traumas del pasado, el síndrome de Aníbal, el síndrome de Torquemada, el síndrome de Estocolmo nos vayan quemando la sangre, nos vaya emponzoñando el presente y el futuro.

                   No podemos negar que existen graves problemas y graves carencias, pero situándonos en el conflicto, en vez del consenso, situándonos en el conflicto los problemas se agravarán y no se solucionarán, no se sosegarán, no se remediarán, se emponzoñarán y se complicarán aún más, y aumentará aún más los índices de pobreza, los pobres serán más pobres aún, aumentarán todos los factores de vulnerabilidad, las clases medias se reducirán y disminuirán en cantidad y en calidad…

                   Si perdemos el sentido común, la racionalidad, el saber ortodoxo que nos indican las ciencias sociales y la economía, si perdemos sentirnos que somos un pueblo y una unidad, que debemos mirar hacia una misma dirección y todos intentar que el carro salga del hoyo, del fango. Si no nos damos cuenta de todo ello, la cosa puede empeorar aún más, en vez de ir mejorando. De nosotros, de todos, pequeños y grandes, ancianas y jóvenes depende de que seamos capaces de salir del atolladero, de la crisis. No hay fórmulas mágicas, sino las de siempre, el saber adecuado, la moralidad correcta, el trabajo duro y productivo, la inversión racional, la paz social, la paz política, la paz económica, la paz en todos los sentidos…

                   Pero la pax romana, es decir, la paz política, la paz social y en la sociedad. Además la paz interior e individual, no buscando conflictos, sino buscando soluciones en paz, es lo que puede permitir la creación de pan. Es decir, de riqueza, de riqueza material, de riqueza cultural, de riqueza en todos los sentidos. Pensemos más en nuestros nietos o biznietos, reales o posibles, y no solo en nuestras heridas o traumas que pueden venir de hace setenta u ochenta años…

                   Lamento decirlo pero cada semana, desde hace meses y años, me acuesto más entristecido, porque cada día hay alguna noticia, algún dato, que parece que el horizonte se enturbia, se ensucia, crea unas variables o hechos o cifras de más vulnerabilidad, de indefinición, de duda, de conflicto, de incertidumbre, de pena, de tristeza… y lo bueno, que ocurren cosas positivas y buenas, se ven ennegrecidas por lo menos bueno… necesitamos esperanza, necesitamos alegría para quitarnos el traje de la desesperanza, de la tristeza, de la angustia… necesitamos esperanza y para eso necesitamos paz, paz en todos los sentidos…

                                                        © jmm caminero (19 junio-01 oct. 2015 cr).

Fin artículo 319º: “Conflicto o consenso”.

                                                                  *



[1] Enviado al Periodista Digital.com, el día 01 de octubre del 2015. Publicado el 02 de octubre del 2015.

Viernes, 11 de Agosto de 2017 10:47 soliloquios #. Artículos Politica y Economia y Salud

Artículo Periodístico 320º: “Cifras y números”.

                   Artículo Periodístico 320º: “Cifras y números”[1].

                   0. Cuándo no se cuantifica un fenómeno, y sobretodo un fenómeno social se caen en errores de perspectivas, por arriba y por abajo. Se sobrevalora o se infravalora, se hiperdimensiona o se infradimensiona.

                   1. Una cosa son las tendencias o imaginaciones de tendencias y perspectivas y otras es los números. Porque si no lo hacemos, nos perdemos en las cualificaciones y en las cualidades.

                   Pongamos ejemplos:

                   - Cuántas alcaldías tiene el sistema ideológico político o partido A, cuántas el B, cuántas el C, cuántas el D.

                   Y cuánto en relación al total, de una región, de una provincia, de una región, del país o Estado.

                   - Cuántas diputaciones, cuántos parlamentos regionales.

                   - Cuánto tiene A, B, C, D en cuanto a la población que va a regir y en relación a la población total.

                   - Cuantos concejales el grupo A, el B, el C, el D…, y cuántos en relación al total del país o de la región.

                   2. Se habla de si unos medios de comunicación u otros, constantemente están acercando a la sardina a unos, o están acercando el tizón a otros.

                   Pues ante este problema la misma solución.

                   El que se sienta afectado o, y algún organismo de la administración pública, estudie “los medios de comunicación audiovisuales”, cuánto tiempo dedican a favor o en contra al grupo político A, al B, al C, al D.., en un tiempo determinado, una semana, un mes, los meses anteriores. Y después esas cifras se hacen públicas por esas entidades que han estudiado dicho fenómeno, sean estas entidades públicas o privadas.

                   3. Se comparan unas elecciones del tipo que sean con las anteriores. Pero al menos, se deberían comparar con las tres anteriores. Porque las elecciones pueden ser especiales, y por tanto, no es lo mismo, descender o aumentar de votos en las tres últimas que hacerlo en las dos últimas.

                   Este simple hecho, nos darían datos enormes, quizás el partido A, que ha perdido tanto en relación a las últimas elecciones, no ha perdido tantos votos en relación a hace dos convocatorias. Y el partido B, que ha perdido tantos votos con respecto a las últimas, también los ha perdido con las penúltimas.

                   Se están dando o se están convenciendo a parte de la población de hechos que no son reales, o que no son tan dramáticos o que no son tan victoriosos. Por el simple hecho de no tener en cuenta las cifras, pero las cifras comparativas de no solo dos elecciones, sino de las tres o cuatro últimas y poner las cifras y los números en las mismos paneles. De informar de forma correcta, en definitiva.

                   4. La corrupción. Cuántas personas están llamadas a juicios y cuántas condenadas. Cuánto en números y cuánto en total de cargos públicos. En total o en la formación A o B o C…

                   Cuánto dinero esas personas han manipulado, y cuánto es el total de esas entidades públicas a las que esos cargos han engañado.

                   Si se percibe desde esa perspectiva, el problema no es que no sea grave, pero si se valora en su justa medida. Quizás la corrupción sin, negar su gravedad, la corrupción económica o por dinero, que habría otras clases de corrupción, que apenas se analizan, quizás se vería que la corrupción, sin negar su dramatismo, no ha sido tanto o quizás se haya exagerado en demasía…

                   Y si se ha exagerado, quizás habría que buscar el por qué se ha hecho, y desde dónde se han movido los hilos…

                   5. A mi modo de ver, en una sociedad que está sufriendo multitud de crisis al mismo tiempo, y no solo la económica y la política. Lo más racional, es que en tiempos de crisis, como diría Ignacio de Loyola, no hacer mudanzas. O al menos, no realizar mudanzas de gran calado. Porque nos podemos equivocar en la concepción de las causas de las crisis, y nos podemos equivocar en las terapias para curar las heridas.

                   Pero si creo que las ciencias sociales (política, economía, geografía, historia, derecho, y demás), han avanzado mucho en estos dos últimos siglos. Y los especialistas en cada una de ellas, nos podrían y nos deberían dar su diagnóstico, sus ideas, sus conceptos al analizar la realidad actual…

                   No se puede permitir en un país civilizado y de alto nivel cultural y de formación de su población. ¿La multitud de máximas y proyectos y eslóganes políticos que se han indicado en estos últimos meses y años, que cualquier ciencia social que trate de esos temas sabe que con el resto de parámetros disponible es imposible cumplirlos y defenderlos científicamente? ¿Unos, arrastran graves errores económicos, otros graves errores políticos o institucionales…?

                   ¿Se ha engañado al pueblo o a parte del pueblo, que vive en una situación de enorme angustia y enorme desesperación dando esperanzas de posibilidades que no existen?

                   6. Se indique claramente, y volvemos a las cifras, cuánto es el presupuesto de una entidad equis, ayuntamiento o gobierno regional. Cuánto dinero tiene de ingresos, cuántos ha ido teniendo en estos últimos años, cuántos gastos tienen fijos, cuántas deudas… y esto en las páginas oficiales de cada entidad pública en Internet debería estar en un sitio o pestaña bien señalada. Es más con los medios de información que hoy disponemos, las cuentas de toda entidad pública, debería por meses ponerse al día e indicar gastos y entradas, y en qué se ha gastado. Y esto debería ser una obligación para la famosa regeneración política. Y esto en los tablones públicos, en papel, y en Internet. Si debe haber confidencialidad, se respete ésta. Pero se indique claramente gastos e ingresos en cada entidad pública, en toda entidad pública cada mes. Sea la que sea la entidad pública.

                   Y con los medios electrónicos actuales se puede enviar, con coste casi cero, a multitud de entidades y personas que lo requieran o deseen esa información. Luz y taquígrafos en todo y en todos los sectores públicos, y en todas las entidades, desde la más pequeña a la más alta, desde cada una de las subentidades a la más general.

                   Volvemos a las cifras, y hágase en un periodo largo de tiempo, no solo dos periodos electorales y dos gobiernos.

                   Informar es un oficio casi sagrado, porque es dar un alimento de verdad y de veracidad al otro, al ciudadano. Informar correctamente es un enorme bien a la sociedad. Informar de formas sesgadas, adrede es un enorme mal.

                   Se vería entonces que cada entidad pública ya tiene el presupuesto gastado cada mes, en mantenimiento, nóminas, etc. Como una familia si tiene equis dinero de ingresos, por lo general, tiene el noventa por ciento ya dedicado a determinados gastos fijos… No se puede engañar a la sociedad, la sociedad y el pueblo no se debe dejar engañar.

                   7. En los medios de información, públicos al menos, llamen a especialistas y que nos expliquen al pueblo. Llamen a expertos y catedráticos y profesores de universidad de alto nivel. Y de forma sencilla y simple, nos expliquen nociones esenciales y mínimas de economía, de política, de sociología, de derecho…

                   Enseñen al pueblo, y yo soy pueblo, enseñen al pueblo la realidad de la realidad, y la interpretación más científica de la realidad, o el pueblo se rebelará, de una manera o de otra. O enseñan al pueblo lo que es de verdad, la situación que tenemos en todos los parámetros, lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer, o el pueblo caerá en la desesperación, en la angustia más profunda, en la anomia más profunda y tomará decisiones muy graves con sus votos.

                   8. Necesitamos cifras y cuantificaciones, cantidades y tantos por ciento, cifras de todas las realidades, y después y al mismo tiempo compararlos en relación a los totales, sean totales de todo tipo, de su misma especie, de la región, de lo nacional, etc.            

                   Si no lo realizamos este trabajo de información, si no se nos presenta estos hechos. Nos estaremos perdiendo en cifras y nos bailarán los datos en la cabeza. Y estaremos obteniendo cifras erróneas y tomaremos decisiones erróneas teóricas y prácticas.

                   9. Por tanto, para no caer en errores graves, para enderezar la situación, creo que todas las fuerzas políticas, A, B, C, D, E, F…, deberían incentivar dos medidas esenciales…

                   a) Que los medios de comunicación, especialmente los audiovisuales, todo lo que se pueda cuantificar, se cuantifique, pero teniendo en cuenta, no dos datos, sino tres o cuatro, por ejemplo, en las elecciones, tres o cuatro elecciones últimas…

                   b) Encarguen a expertos de alto nivel, periodistas y catedráticos universitarios de alto nivel, que enseñen un mínimo en programas televisivos de gran audiencia, las mínimas ideas, mínimas ideas de política, economía, etc.

                   10. Seamos modestos y racionales, yo, por no poner otro ejemplo, yo tengo mis ideas y tengo mis concepciones, pero yo, yo puedo equivocarme, y equivocarme en el voto. Tengo derecho a equivocarme, pero también tengo derecho y los demás tienen también derecho que yo intente no equivocarme, porque el acierto mío o la equivocación mía y de millones pueden llevarnos hacia una dirección o hacia otra…

                   Si alguna vez, alguien ha pensado que tener al pueblo medio dormido y que medio sepa de todo y de casi nada de la cosa pública. Hoy, hoy se está revelando que esta idea es errónea y equivocada, porque el no saber suficiente unido a la desesperación es una mezcla explosiva con consecuencias enormes. Más si existen discursos, y siempre existen que dicen al pueblo lo que quiere oír, lo que necesita oír, y no necesariamente lo que indica el saber ortodoxo, teniendo en cuenta, la realidad real. Como siempre, ya lo decían los antiguos, lo mejor, muchas veces, está reñido con lo conveniente y lo bueno.

                   Lamentablemente en política y en economía no hay Reyes Magos, solo existe el sentido común, la racionalidad, el trabajo, el ahorro, la inversión y la correcta moralidad.

                                                     © jmm caminero (18 junio-01 octubre 2015 cr).

Fin artículo 320º: “Cifras y números”.

                                                        *



[1] Enviado al Diario Crítico.com, el día 01 de octubre del 2015. Publicado el día 02 de octubre del 2015.

Viernes, 11 de Agosto de 2017 10:52 soliloquios #. Articulos Sociopolíticos y Sociopolítica


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris