Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Artículos Arte y Manifiestos artísticos.

Artículo Periodístico 263º: “Sobre Arte, Artes, I”.

                   Artículo Periodístico 263º: “Sobre Arte, Artes, I”.

                   0. ¿Qué puedes decir sobre arte y arte plástico y otras artes, después de estar toda la vida, una parte importante de tu tiempo y esfuerzo, habiéndolo dedicado al arte plástico…? ¿Qué y para qué sirve el arte…? ¿En general, y en concreto…? ¿Quizás habría que recopilar algunas ideas sintéticas sobre este mundo, quizás una especie de pequeñas notas o pequeño testamento espiritual sobre arte, visto desde las teorías, pero también desde la propia experiencia?

                   1. Me gustaría hacer otros géneros artísticos, además de pintura y dibujo y libros de artista. He hecho algo. Pero me temo que mis condiciones y circunstancias y el no tener mercado me impide hacerlo.

                   2. Uno siente a veces, aunque no se pueda demostrar, que he servido para otros de inspiración, que han copiado ideas mías, de arte y de literatura. No sé si de filosofía. Y ellos las han desarrollado y cambiado. Y cómo tienen una estructura mayor de mercado y de llegar al público, han quedado como que han sido descubrimientos propios y de ellos.

                   He enviado la obra Cuadernos, y multitud de obra plástica, y los escritos de arte y de todo a miles y docenas de miles de personas en estas décadas. No exagero. No puedo decir nombres, pero así ha sido. Enviar a alguien algo, y a los diez o doce meses, esa persona sacar una obra que tiene algunas ideas, de personas o de conceptos o de estilo muy parecidas a las mías.

                   Quizás, a veces, para consolarme, me digo, al menos quizás solo sirva para eso.

                   Pero creo que habría que ser mas justos y más decentes, y dar al Cesar lo que es del Cesar… porque quizás, mi trabajo se valoraría un poco, si algunos, dijesen que han copiado o inspirado en mis escritos o mis pinturas. Sería mejor para ellos, sería mejor para mí. Creo que sería más justos para ellos, para cuando se tengan que enfrentar al Juicio de Dios, pero claro está muchos y muchas no creen en eso…

                   Pero qué más voy a decir de esto. Unos, no se lo creerán, otros dirán que exagero. Pero no es cierto que exagere, más bien me quedo corto… Y es verdad… y lo peor es que nunca podré demostrarlo… pero bien harían ellos, por respeto a mi persona y a mi trabajo, que al menos pusiesen una nota al pie de página. Diciendo algo sobre mi trabajo, si es que se han inspirado en él. Yo no les diría nada, es más se lo agradecería. Unos caminamos sobre otros, esta es la gran tradición. Pero claro como en mi caso, no soy nada, ni nadie, pues sus obras quedarán y mi trabajo será olvidado o destruido, como ya en gran parte ha sucedido…

                   3. Es muy triste, habiendo creado o inventando docenas de manifiestos artísticos plásticos, también aplicables a la literatura. Que a nadie le interese, pero muchos hayan tomado ideas. Es muy triste que habiendo realizado cien mil obras, entre dibujos, pinturas, casi todas en papel, y hojas de libros de artista. No sirvan para nadie o para nada. Y quizás ya gran parte estén destruidas… Es muy triste escribir cuarenta mil páginas, de todos los géneros y no sirva de nada. Aunque muchos han cogido ideas, y si no muchos, algunos… Es muy triste todo. Pero…

                   4. Más vale me hubiese dedicado a comprar y vender cualquier cosa. Que no a la creación e investigación cultural, en arte o en filosofía o en literatura, que es lo que he estado haciendo toda la vida. Además, claro está, además de mi existencia normal en la vida, como todo el mundo…

                   5. Pinto y escribo y filosofo y pienso y observo para mí, para el resto de seres humanos, de hoy y de mañana, y también para Dios. Quizás decir esto último no guste a muchos, pero si estamos en una sociedad de tolerancia, creo que al menos me deberían respetar, igual que yo hago con multitud de opiniones, que no estoy de acuerdo…

                   6. Si el comercio del arte fuese más racional. Existe demasiado irracionalismo y demasiado personalismo. Quizás sería más eficiente a y en todos los niveles de dicho mercado. Es decir, autores, obras, crítica, coleccionismo, gestión o distribución o venta, etc.

                   7. Concibo el arte plástico mezclado con el resto de artes y el resto de saberes. En la medida de lo posible. Un dibujo mío, al menos mío, es dibujo, pero también es literatura y es filosofía y otros aspectos de la realidad.

                   8. Me gustaría pintar un enorme mural, de treinta o cuarenta metros, de nacho, tres o cuatro de alto, cuyo titulo fuese la guerra. Es decir, un intento de analizar dicho fenómeno, e intentar que no suceda o que disminuya… También otra pintura-escultura similar a la anterior, sobre la paz. Una frente a otra. De esos tamaños… para intentar expresar docenas y cientos de ideas y conceptos y sentimientos sobre esos temas. No sé si sería capaz de hacerlo. Creo que sí. Pero sé que jamás lo haré…

                   Este es uno de las docenas de proyectos que jamás haré. Y que se quedarán en boceto en la mente, en mi mente…

                   9. Me pregunto a veces, después de haber realizado docenas de miles de dibujos y pinturas, formando libros de artista o no. Me pregunto si ha tenido sentido realizar todo ese trabajo y esa labor, estética y cultural, material y de ideas…

                   Un cuadro es una cosa real, pero la mayoría de personas, si el cuadro no tiene valor económico, apreciaría más y mejor una sandia… No nos engañemos y esto es la verdad. Y esto sucede también entre las personas que intervienen en el mercado. Miles, cientos de miles de autores, artistas, millones de obras que realizan nadie las aprecia. Por lo cual, en la práctica vale más una sandía o una buena comida que un dibujo o un grabado o una escultura o una pintura o un libro de artista…

                   10. Me gustaría que Google, igual que ha calculado el número de libros-títulos diferentes que se han escrito en toda la historia humana y que aún siguen existiendo. Es decir, ciento treinta millones de libros diferentes, de todas las materias.

                   Google podría calcular cuánto numero de autores, no solo de escritores literarios, sino de autores de todos los libros a lo largo del mundo y de la historia.

                   Y ya que se ponen que calculen cuánto número de obras de arte, de todos los géneros artísticos, sumando todas. Y ya que pedimos cuánto número de autores a lo largo de la historia hasta hoy…

                   Me imagino que al menos ahora, ahora en estos momentos existirán en el mundo, un millones de autores y varios cientos de miles de escritores literarios, literarios en todos los géneros…

                   Esta cifra puede que usted no la valore… pero para mí es importante. Yo sería, sería un escritor más entre ese millón o dos millones de escritores del siglo veinte y de lo que llevamos del siglo veintiuno…

                   Esta cifra te llena de modestia…

                   ¿Cuántos artistas del siglo veinte, en todos los géneros y en el mundo…? ¿Posiblemente también un millón…?

                   Pues bueno, soy uno, uno entre ese millón…

                                © jmm caminero (21 junio-15 julio  2015 cr).

Fin Artículo 263º: “Sobre Arte, Artes, I”.

                                               *

Viernes, 03 de Febrero de 2017 19:47 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 197º: “¿Cómo interpretar mínimamente un libro de artista, tamaño cartulina del autor de este artículo”.

                        Artículo Periodístico 197º: “¿Cómo interpretar mínimamente un libro de artista, tamaño cartulina del autor de este artículo”.

                        0. ¿Cómo se debe interpretar en algunos sentidos un libro de artista, por ejemplo, de cien hojas, pintados por los dos lados, tamaño 65 por 50 cms, que contiene textos literarios…?

                        1. Primero es un libro, una especie de libro ilustrado, libro miniado. Es decir, ir pasando hoja por hoja. E irse fijando en su dimensión escrita, los textos literarios,  en su dimensión plástica.

                        2. Habría que ver esa obra como un mural. ES decir, si en vez de ponerse en forma de hoja tras hoja, libro o códice se pusiese en una especie de murar entre metacrilato, visto por los dos lados.

                        Es decir sería una pintura-mural. Y como tal se pueden percibir-pensar con multitud de puntos de vista y contenidos.

                        Por un lado tiene un título general, pero cada hoja tiene un título particular. Y todo se complementa.

                        3. Además hay que verlo-sentirlo-percibirlo-pensarlo teniendo en cuenta, una dimensión normal, o una perspectiva normal, pero al mismo tiempo teniendo en cuenta, uno tras otro cada manifiesto artístico y estético.

                        Por lo cual, por ejemplo, si combinamos unos cuantos, este mural, se podría colocar de millones de formas posibles… es decir, de alguna manera sería millones de murales en uno solo.

                        4. Este libro de artista, cada hoja se percibe-piensa de forma independiente, pero al mismo tiempo, hay que verlo como libro o mural unido. Pero al mismo tiempo hay que verlo que todo lo dibujado y pintado y esculpido y todos los libros de artista y grabados, por este autor o artesano de arte actual, todo forma una unidad. Como si fuese un enorme cuadro o pintura u obra de arte o mural o instalación. Cómo esto es imposible. Esto lo tendrá que ver o pensar un sujeto hipotético lector-contemplador a nivel mental.

                        Es decir, es elevar la mente de cada sujeto receptivo a una cantidad elevada de significados y significantes…

                        5. Pero al mismo tiempo hay que verlo en relación a un tomo concreto de los escritos. Y a la vez unido a la totalidad de todos los escritos…

                        6. Al final, un libro de artista, es una totalidad en sí, pero al mismo tiempo forma parte de una totalidad, es decir, es un trozo de una totalidad…

                        Por lo cual, es diríamos lo que siempre se ha buscado una obra de arte total, una obra total…

                        Dónde se combinan ideas, conceptos, colores, pinturas, filosofía, literatura, arte, diseño, bocetos, etc.

                        7. Cierto es que se han hecho cientos de libros de artista, de todos los tamaños. Varias docenas de libros de artista de tamaño cartulina, desde cien hojas hasta varios cientos…

                        Cierto es que han sido aceptados por fundaciones y museos, al menos los de tamaño cartulina…

                        Pero también es verdad, que el mundo de la industria artística y cultural artística, museos, fundaciones, galerías, exposiciones no incluyen este trabajo… Lo más es que algunos centros artísticos aceptan en donación una de estas obras…

                        8. Todo el mundo dice buscar un nuevo arte, para realizarlo o para venderlo o para promocionarlo o para hacer exposiciones con él.

                        Debo confesar que llevo décadas en esto. Enviando obras reales, enviado fotografías de dichas obras, enviando los manifiestos artísticos, literalmente a miles de personas, instituciones, galerías, críticos, artistas, etc.

                        Y todo hasta ahora son silencios. A lo sumo se apunta a algún manifiesto, se realiza alguna exposición y todo queda en silencio y en nada…

                        Uno, a veces cree que ha abierto un nuevo camino al mundo del arte plástico. Pero después uno piensa, no va a ser solo uno mismo, uno mismo llevar la razón o estar en la verdad, y nadie, nadie darse cuenta, y nadie querer promocionarlo, estos manifiestos artísticos y estéticos, y desde luego esta obra, que en su conjunto se titula Cuadernos o Soliloquios.

                        O al menso promocionar estos libros de artista…

                        9. No comprendo nada, no entiendo nada…

                        10. ¿qué puedo esperar…?

                        Pasan los años y todo lo que podría haber hecho no se ha hecho. Ha quedado en la mente personal. Mucho otro que podría haber surgido si hubiese tenido apoyo tampoco…

                        Solo soy un cosechador de fracasos en el mundo de la creación-investigación cultural, sea filosófica, sea literatura, sea artístico plástica. Al final una pinta o dibujo es una pintura o dibujo o un libro de artista es un libro de artista pero también lleva implícita una filosofía o una literatura…

                        11. Ya sé de algunos libros de artista que se han destruido o sacado hojas, por tanto han quedado ya mermados. Otros a saber lo que ha sucedido con ellos… El resto no sé cuánto tiempo permanecerán, no sé si han quedado en almacenes y se estarán pegando sus hojas y sus colores. Y se irán destruyendo adrede o por desidia o por olvido o por otras razones…

                        12. Si unimos un tomo de los escritos con un libro de artista creo que da una visión y percepción de la realidad que abre nuevos mundos y nuevas posibilidades mentales y conceptuales… si se abre un mundo así, creo que de alguna manera, abrimos la concepción humana sobre el mundo y sobre nosotros. Incluso admitiendo tenga muchos errores… Al final, un libro de artista, es también un libro de artista, pero también un códice, también una instalación, también una obra filosófica-literaria…

                        Pero pasa el tiempo y los lustros, me hago mayor, y ya los que promocionan el arte, ya no están interesados en personas o en autores de casi seis décadas…

                        13. ¿Qué sucederá con las docenas de miles de dibujos, pinturas, hojas de libros de artista y otros géneros realizados en más de cuarenta años…? ¿Qué sucederá, qué habrá sucedido, cuánto se habrá destruido ya…? ¿¡Cuánto se destruirá en estos momentos o dentro de unos años o décadas…!? ¿Cuánto quedará dentro de cien años, de la obra plástica, cuánto de la totalidad, cuánto de esta obra total o esta obra de arte total…?

                        ¿Quedará algo o quedará lo suficiente dentro de un siglo para que otras generaciones puedan pensar y tenerse una idea clara de todo el esfuerzo mental y creativo y de investigación y de búsqueda realizado…?

                        14. Solo soy un comedor de silencios y solo recibo silencios…

                                                   © jmm caminero (02 marzo 2015 cr).

Fin Artículo 197º: “¿Cómo interpretar mínimamente un libro de artista, tamaño cartulina del autor de este artículo”.

                                                   *

Jueves, 31 de Marzo de 2016 11:46 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 193º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, V”.

                        Artículo Periodístico 193º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, V”.

                        0. ¿Hay mucha irracionalidad al juzgar y seleccionar obras de la cultura, de artes o de otros oficios artísticos y estéticos y de otros saberes…? ¿Por lo cual puede que se pierdan muchas obras de valía, muchos autores de valía, etc.? ¿Al final nadie sabe exactamente como será la nueva obra de arte maestra o el nuevo autor o autora genial en una especialidad…? ¿Cuándo hablamos de arte nos referimos a cualquier género artístico o a cualquier tipo de arte…?

                        1. Lo primero, es tener la voluntad, el interés de buscar un sistema o sistemas o metodologías para saber, de forma más cierta, aunque no sea perfecta el valor de una obra de arte, y que la firma o el estilo, solo sea una dimensión o factor, pero uno de los diez o veinte que existen en dicha obra.

                        2. Analizar las obras en sí, por un conjunto de expertos, y que estos le den un valor entre cero y diez, o entre cero y cien, pero que esos expertos, no sepan la firma de esa obra, podría ser una medida eficaz para saber el valor de una obra de arte, en cualquier arte, sea literatura, poesía, teatro, pintura, dibujo, moda, cerámica, etc.

                        3. Hay millones de autores, de artistas de todos los géneros artísticos actualmente en el mundo. Viviendo y existiendo y produciendo… la pregunta es, entre millones de todas las áreas o artes, no habrá algunos que se pierdan, que se pierdan o destruyan sus obras, y tengan valor. Me estoy refiriendo al mundo…

                        Se suele decir que no, que hoy no se perdería un Quijote, ni sería olvidado un Cervantes, pero cómo sería hoy un nuevo Quijote y un nuevo Cervantes… Y sin olvidar que estamos hablando del mundo, sin olvidar que estamos hablando de docenas de actividades artísticas… 

                        La cuestión es cómo valorar correctamente la obra de arte hoy… sin mirar la firma o la firma ser solo un vector más de veinte…

                        4. Hoy en forma de fotografía se podría en internet conservar todo lo que se produce de alguna manera de todas las artes. Para generaciones futuras. De ese modo se podría recuperar, aunque en el momento del autor, no se tuviese en cuenta, si se hiciese en el futuro…

                        Podrían crearse directorios para guardar curriculum de cientos de miles de autores, de cada una de las actividades artísticas, y también incluso obras, en forma de escritos, en forma de videos, en formas de fotografía…

                        Sería una enorme riqueza que no se perdería. Que se dejaría para el futuro. Para estudios, documentación, tesis doctorales, investigaciones, incluso para la industria del turismo y la industria cultural en general….

                        5. Dicen hasta la saciedad que hoy no se pierde nada que tenga valor, o algunos valores como obra. Pero yo mismo he realizado una obra que titulo Cuadernos, que contiene cuarenta y cuatro mil páginas escritas de filosofía-literatura, que es una de las tres obras más extensas en páginas y en palabras del mundo, de un único autor, de un único título, no obras completas. Y esta obra, incluso admitiendo que sea mediocre, no ocupa ningún lugar en el mundo cultural, ni en directorios, ni en diccionarios, ni en revistas se le hace mención o un estudio de media páginas... Esta obra no existe en la industria cultural…

                        Si se hace esto con una obra que es única en el mundo, de todos los tiempos, al menos en extensión, sin entrar en el problema de la calidad, esencialidad, innovación, etc., pero que es única en el mundo… aunque se publiquen millones de libros, no se ha publicado por una editorial pública o privada, ni siquiera cien o cincuenta páginas de esta obra. Sino solo autoediciones rústicas y muy modestas por el autor, que se envían desde hace décadas a cientos de personas, y todo son silencios…

                        ¿Y todavía seguimos diciendo que hoy, que hoy no se pierde nada en el mundo…?

                        6. hay demasiada soberbia y vanidad e intereses en el mundo de la cultura por parte de todo y de todos, desde autores, a todos los demás oficios de la industria cultural, incluyendo promotores económicos, etc.

                        7. La cultura está demasiado politizada, por lo cual se valoran más otros factores que las obras en sí. Si el autor o la obra tiene la ideología correcta en cada momento o en cada territorio.

                        8. Se le cierran la puerta a obras y a personas concretas, a distintos niveles territoriales, sean a nivel local, a nivel provincial, a nivel regional, a nivel nacional…

                        Esto es un hecho que todo el mundo que está en este mundo cultural lo dice. Lo que suele pasar es que saben cuándo a ellos o ellas les cierran las puertas, pero no cuando ellos y ellas las cierran a otros…

                        9. Hay demasiadas maledicencias en este mundo de la cultura, demasiados intereses de todo tipo, demasiado egocentrismo, demasiado egoísmo, demasiados dimes y diretes que se dicen de unos y de otros o que unos y otros han dicho, y no han dicho…

                        10. Hay poca moralidad y poca ética profesional, en general, en el mundo de los oficios culturales. Nos guste o disguste…

                                   © jmm caminero (21 enero-21 febrero 2015 cr).

Fin Artículo 193º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, V”.

                                                       *

Jueves, 31 de Marzo de 2016 11:40 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 174º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, IV”.

                        Artículo Periodístico 174º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, IV”.

                        0. ¿Se podría y se deberían buscar ideas y conceptos para valorar de forma más correcta el valor real y en sí, de una obra de arte o de una producción cultural, y después, determinando lo primero, aplicar el valor económico, aunque éste último, esté muy influido por el concepto de oferta y demanda…?

                        1. Tener buena voluntad, eso sería la primera condición.

                        2. Si no lo hubiese visto, jamás habría pensado que una obra literaria-filosófica, un libro, uno de los tres más extensos del mundo, en palabras, en número de palabras. Sin entrar en la calidad de dicho libro. Nunca hubiese creído que una obra así, en la cultura que se realizara hoy día, no tuviese una aceptación mínima por parte del mundo educativo y de la cultura, de la gestión cultural pública y privada de su sociedad o de su cultura o de su territorio. Si no lo hubiese visto, jamás habría creído que esto se podría producir. Y ciertamente así ha sido.

                        Por tanto esto significa que a la hora de valorar las obras de producción cultural y artística y humanística, no sé si sucederá lo mismo en las científicas y tecnológicas, no existe un sistema racional y eficiente de valorar dichas obras…

                        3. Si cómo hasta ahora en muchos ambientes, se cree que la gestión cultural es eficiente y eficaz, siempre. Y se dice que hoy no se perdería un Quijote, y otras frases similares y parecidas. Entonces nunca se percibirá que hay un grave problema en la gestión cultural.

                        No sé, si ahora no se perderá un Quijote, pero desde luego, quizás habría que saber cómo sería el Quijote de ahora, y en segundo lugar, que puede que una obra genial no se pierda o no se destruya, pero quizás obras de menor valía, si puede que se pierdan, con la enorme cantidad de producción mundial.

                        Quizás entre millones de autores vivos, existentes en cada momento, en cada disciplina artística o filosófica o cultural o estética. Evidentemente es diferente el número de autores según especialidades, pero si podríamos pensar que entre cientos de miles y millones según cada especialidad. Y por tanto, millones de obras de literatura escritas cada año, docenas de miles de composiciones musicales, millones de obras de arte plástico, etc., quizás si podamos pensar que obras de valía y autores de valía, unos estén sobreestimados y otros, estén infraestimados. Personas y obras.

                        4. Existan genios y obras geniales perdidas, que se perderán y se destruirán. O no existan. O existan obras de distinta valía que se pierdan. Hay que buscar, diríamos sistemas taxonómicos y clasificatorios, para intentar valorar las obras en sí, y ponerles diríamos un valor, y sobretodo, tengan el valor, sea poco o mucho, no se pierdan, aunque sea en forma de imágenes (pinturas y dibujos, y queden, al menos, como obras documentales para el futuro, aunque no tengan calidad suficiente artística y estética). De todas formas, las necesidades humanas cambian cada siglo, en algunos factores, y también las estéticas. Puede que obras hoy no valoradas, mañana con cambios estéticos y antropológicos o psicológicos de ver la realidad, se perciban como obras de una cierta valía. Pero si no queda nada, nada se podrá juzgar, nada se podrá revalorizar…

                        5. Por tanto, hay suficientes indicios para plantearse seriamente programas de investigación y de creación de métodos y de pautas y de protocolos para valorar mejor las producciones culturales, especialmente, en los campos humanísticos, artísticos, filosóficos, etc. Porque se supone que en los campos científicos y racionales hay más racionalidad, porque existen sistemas más eficientes de verificación y de falsación.

                        Lamentable esos sistemas de verificación y falsación no existen, o no se han descubierto, quizás, ni parcialmente en los campos de las artes, estética, filosofía, humanidades, etc. Y ese es el problema. Porque la civilización no funciona solo con argumentos científicos, sino también estéticos y filosóficos. Nos guste o no, la crisis que estamos sufriendo, es en gran parte, no tener suficientes conocimientos humanísticos y filosóficos, que en gran parte fundamentan otros saberes, por ejemplo, las ciencias sociales, la economía, la política, la ética social, etc.

                        6. Se harán cada año millones de obras de arte, ser construirán millones de libros, millones de obras de todas las artes ¿pero cuales son y serían o serán las obras que permanecerán en la memoria de los seres humanos y por qué…?

                        De momento podemos pensar que de los millones de obras de arte o artes, en todas las artes que se hacen todos los años. Muchas no saldrán de los estudios o de los cajones de los autores. Otras llegan al público, de una manera o de otra, pero se perderán o se destruirán o se aniquilarán… y solo al final, queda un tanto por ciento muy pequeño del total realizado cada año, en todo el mundo.

                        Cierto es que con los medios actuales que se disponen. Se podrían conservar al menos de forma informática, es decir, la información. Si no se pueden conservan cien millones de cuadros o de pinturas o de esculturas, si se podrían conservar en forma de imágenes y expuestas en Internet y en los sistemas informáticos…

                        7. Hay que preguntarse por todas las personas que forman y conforman el mundo del arte y de las artes si tienen buena voluntad. Existen multitud de personas, multitud de oficios y de intermediarios. No solo lo forman los autores, ni los compradores o coleccionistas o contempladores o visitadores o lectores. Según que arte. Pero habría que preguntarse, si todos, o la mayoría de verdad tienen buena voluntad o no la tienen…

                        Sin buena voluntad no se puede llevar ningún negocio, y desde luego el de las artes menos todavía. Otra cosa es equivocarse, que todo el mundo lo puede hacer…, pero la buena voluntad tiene que tenerla todo el mundo… todo el mundo… no solo los autores, sino todos los intermediarios…, porque hay mucha maledicencia, porque se dicen que unos han dicho cosas de otros, cosas que no han dicho…, y esos otros, les cierran los caminos durante décadas…, y si alguna vez protestan, porque están cansados ya de tanto cerramiento, entonces por la misma razón, le cierran aún más las posibilidades…

                        En un mundo en el que vivimos, que ya cada vez más población no cree en Otro Mundo, y por tanto, muchos ya no creen que sus aptitudes y actitudes y sus hechos y sus palabras y sus deseos sean alguna vez juzgados por un Tribunal justo. Demasiadas personas pueden abusar de su poder. Cosa paradójica, en una sociedad democrática y constitucionalmente libre, personas con poderes intermedios, pueden ser pequeños autócratas, seleccionar, en los mundos de la cultura, a obras y autores, según no criterios los más racionales, sino irracionales, etc.

                        Puede que esto parezca exagerado. Pero en estos mundos es la conversación de todos los días y la comidilla de todos los días…

                        Por eso, algunos, como el que escribe todo esto, se han alejado de todas estas fiestas culturales. Quizás demasiado…

                        Yo me ocupo de realizar mi trabajo de búsqueda y de creación e investigación y de materialización y después lo expongo de alguna manera o lo público de alguna forma, y después que cada uno haga lo que quiera. Hasta ahora lo que hacen es silenciar y silenciarme aún más mi trabajo…

                        8. Por tanto, el mundo de las artes exige más racionalidad, más moralidad, más buscar la verdad y el bien y la belleza, y más imparcialidad… se debe rechazar en lo posible, y cada uno, según su lugar que ocupe, oficio o parte en el mundo del arte o de cada arte, intentar ser lo más honrado posible, ser lo más racional posible, etc.

                        9. Es un espectáculo triste que la gran edad de oro de la literatura y artes españolas, es decir, siglo dieciséis y diecisiete, los grandes genios españoles estuviesen todos o casi todos reñidos entre sí: Cervantes, Lope de Vega, Quevedo, Góngora, Calderón…

                        Y en esa dinámica se sigue, en muchos sitios y lugares, sea en la corte de Madrid o sea en el pueblo o capital más pequeña de la provincia más grande o más pequeña.

                        10. Quizás, habría que ser más humildes por parte de todos, y al final saber que solo cada siglo, hasta ahora da cuatro o cinco grandes genios en todo el mundo… y, que lo normal, es que usted, ni yo lo seamos… aunque usted se tenga que esforzar y yo, por hacer un producto excelente, intentar hacer una obra maestra, aunque luego no se consiga…

                        11. Y los que no son los autores deben buscar la verdad, es decir, que no se pierda un autor que valga la pena, ni una obra que valga la pena. Pero como una obra no solo se juzga en su tiempo sino los siglos posteriores, se deben buscar formas y modelos, para que no sse pierdan éstas. Porque hoy una obra que puede tomarse como vulgar, quizás dentro de cien años se le ve valores que no se vieron en su tiempo. Lo hemos visto con el Quijote, fue una obra famosa en su tiempo, pero no genial, y cada siglo que pasa se le van añadiendo significados.

                        12. Quién sabe si uno de los genios o genias de este siglo, está durmiendo sus días, en una pequeña ciudad de Siberia, de Sri Lanka, de Tailandia, de Finlandia, de Perú, de Alaska o quién sabe si de Toledo…

                        Más humildad a todos, primero a los autores, pero después a todos los demás, a todos los oficios que rodean y están dentro de cada arte o artes… más modestia para ser más justos… no vaya a ser, que se equivoquen, y dejen a una persona con talento que nadie le apoye, y se infravalore lo que vale, y se eleve lo que es diríamos más prosaico, por decirlo con suavidad…

                        Alguien que trabaje en un hospital debe juzgar al enfermo, el diagnóstico y el pronóstico y la terapia la más correcta posible, aunque el enfermo no le caiga bien, o el enfermo le caiga mal… El médico debe tratar correctamente a todo el mundo. Y de hecho así lo hacen, otra cosa es que se equivoquen. Por tanto, deberíamos todos aprender de los médicos y del personal facultativo, a y en todos los niveles… y aplicarlo a todos los oficios y a todas las personas y a todos los niveles y a todos las profesiones… porque la gran riqueza es los recursos humanos, y las mentes humanas, porque son las que nos crean nuevos significados, nuevos descubrimientos, nuevas invenciones, etc.

                                             © jmm caminero (20 Nov.14-21 enero 2015 cr).

Fin Artículo 174º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, IV”.

                                                                                  *

Jueves, 10 de Marzo de 2016 10:07 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 147º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, III”.

                        Artículo Periodístico 147º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, III”.

                        0. ¿Existirían criterios y factores y variables más exactos para intentar valorar si una obra de arte, el precio exacto o más exacto que existe o tiene…? ¿Además de la oferta y la demanda, existirían algunos factores o variables estéticos o conceptuales por lo cual, se sepa, con más precisión, no absoluta, porque eso es imposible, lo que vale con más certeza una obra estética o artística…? ¿Se podrían encontrar algunas ideas a este respecto? ¿Qué relación más ajustada entre el valor estético y conceptual de una obra de arte y su valor económico? ¿Se podría buscar sistemas más objetivos para saber de verdad el valor de un cuadro o pintura, pero también de una novela o de una composición musical? ¿Podemos y debemos buscar sistemas o modelos que sean más sistemáticos para saber el valor de una obra de las artes, sea del género que sea…? ¿Una obra de arte, sea arte plástico o literario o musical o de cualquier otro género artístico o estético…?

                        1. ¿Se podrían crear comités de análisis y de crítica que analizasen las obras, sin saber el autor, por el sistema parecido al doble ciego? ¿Pero en este caso diez personas…?

                        ¿La administración pública, o la privada, o semipública créase distintos equipos o gabinetes, con este fin…? ¿Cualquier persona, con un mínimo de condiciones, podría enviar su obra, o sus obras completas, y dicho comité calificaría…? ¿Dirán que esto lo hacen los concursos, pero todo el mundo sabe que esto no es totalmente cierto…?

                        2. Por otro lado, si se crearán centros documentales, de cada una de las especialidades se podrían conservar las obras para el futuro. Obras editadas y obras no editadas. Solo se exigiría registro de propiedad intelectual. Y según los géneros o las artes, pero también aplicables a las ciencias. Allí irían los especialistas, estudiosos, directores de revistas, editores, galeristas, profesores de universidad, etc.

                        3. Lo principal es plantearse estas dos cuestiones, cómo buscar sistemas para que haya más objetividad y verdad para analizar las obras concretas, en segundo lugar, cómo crear sistemas, hoy el sistema informático lo permite, que cualquier obra, que el autor desee, pueda estar, y se pueda consultar de alguna manera. Y por tanto crear centros documentales. Con ambos sistemas podría cambiarse radicalmente la gestión de los recursos culturales. Al final, la industria cultural es un sector esencial en el mundo de hoy, a nivel de producción de bienes y servicios, y trabajo. Hay que buscar sistemas más eficientes y justos de gestionar obras y autores. Que no se pierda quién tenga valor, y lo que tenga menos valor, pueda quedar como documentación al menos.

                        4. ¿Se desea de verdad, saber el valor de una obra de arte, el valor en sí, el valor económico, el valor cultural…?

                        5. Hay que preguntarse si de verdad hay voluntad, se sepa o no, de buscar sistemas de valoración correctas de las obras. O solo existe el sistema del mercado, del mercado capitalista, de la oferta y la demanda. O si además de ello, este producto tiene que ser valorado, con otros parámetros…

                        6. En un gran archivo de autores y de sus precios de obras en subastas, existen parece ser medio millón de artistas y varios millones de obras que se han ido subastando, de estos últimos siglos.

                        ¿La pregunta es los millones de artistas, que habrán existido en estos cinco últimos siglos y que existen ahora, y que no están en subastas, no existen sus obras, no existen sus aportaciones, se han perdido, y los que todavía no lo han hecho, lo harán en el futuro…?

                        7. Lo primero es realizar directorios, libres, pero todo lo extensos posibles, que indiquen nombres de autores, de artistas, de todos los lugares y de todos los continentes. Pueden empezar por hacerse territoriales, y después amplificándose. Todo tipo de artistas, que hayan realizado obras, o alguna exposición. Sean conocidos o no, tengan galería o no tengan galería. Y cuándo se sepan los millones de artistas que han existido y existen, ahora y en estos últimos siglos. Se sabrá lo que se ha hecho. Porque también se pueden ampliar esos archivos, directorios, centros documentales con fotografías de obras. Cuando se sepan cuántos tipos de vida y animales tiene un nicho ecológico se puede estudiar y valorar sus interrelaciones.

                        Teniendo estos datos se puede valorar las obras de forma más adecuada, las aportaciones, los autores. Y no solo lo que selecciona el mercado, las galerías, los marchantes, las casas de subastas, los coleccionistas. Hoy, con los medios de internet y de informática se puede almacenar estos datos, se pueden almacenar millones de datos de información…

                        8. ¿En economía se producen bancarrotas porque al final existen números y cantidades, por lo cual aunque se camuflen al final resurge…? ¿Pero en otros aspectos de la vida y de la existencia, como la cultura, jamás se produce una bancarrota, porque no hay número, no hay cantidad…?

                        9. Lo primero, que todas las personas que se dedican a todos los oficios del arte, incluyendo coleccionistas deben plantearse seriamente si de verdad, en cada época se recoge todos los valores y personas con valores sobre el arte y las artes.

                        O dicho de otra manera, si de verdad, se sabe cuantos cientos de miles, por poner una cifra se dedican al arte o las artes plásticas. Cuales son sus curriculum, sus obras, etc. Es decir, lo que sucede en el arte, es que falla, los sistemas de selección de obras y autores. Porque lo primero que se desconoce es cuántos seres humanos se dedican a estos oficios. Es como el botánico, no puede saber como funciona un sistema ecológico, si no conoce todas las plantas y animales que habitan en ese sistema, y sus interrelaciones…

                        Pero existe la voluntad real, por parte de todos los que intervienen en dicha actividad quieran de verdad, saber y conocer cuántos habitan este mundo, en todos los oficios y profesiones, artistas, autores, críticos, directores de revista, directores de museos, coleccionistas, etc. Y de ese modo racionalizar y dar más eficiencia a esta industria o a este arte o a esta actividad…

                        10. ¿Si queremos de verdad, el valor de una obra de arte, para eso hay que analizar cuántos vectores o factores intervienen o que grupo de ellos, y después analizarlos, y después interrelacionarlos…?

                        ¿Pero de verdad se quiere saber el valor real de una obra de arte, el valor en sí, y después de ahí, se deduce o induce el valor económico…? ¿Si se quiere solucionar dicho problema no se deberían crear programas de investigación, en universidades, organismos públicos y privados para calcular este valor, y si se crean dichos grupos de investigación y esos programas, quizás se aclare mucho este problema y esta cuestión…?

                        11. ¿Al ser hoy el arte y las artes plásticas, una industria, una industria cultural, con importantes consecuencias en la totalidad del PIB, de una sociedad o país o Estado, no se deberían buscar sistema racionales, para saber, lo más posible, el valor real de una producción cultural, en este caso de una obra de arte…? ¿Porque además ya tiene consecuencias económicas y sociales y de todo tipo, en la sociedad, al ser uno de los instrumentos de inversión, de congelar el dinero y de descongelarlo, etc.?

                                                © jmm caminero (25 Feb.-20 Nov.14 cr).

Fin Artículo 147º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, III”.

Jueves, 04 de Febrero de 2016 09:26 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 129º: “¿Algunas ideas para valorar un libro de artista realizado por este autor?, II”.

                        Artículo Periodístico 129º: “¿Algunas ideas para valorar un libro de artista realizado por este autor?, II”.

                        0. ¿Tiene sentido después de haber realizado cientos de libros de artista, ejemplares únicos y libros únicos hacer una reflexión sobre ellos’ ¿De todos ellos, varias docenas de libros de artista, tamaño cartulina, 65 por 50 cms? ¿Tiene sentido expresar algunas reflexiones, ya que aunque estos últimos son aceptados algunos en museos y fundaciones, no sé si no llegan a comprender todo la multitud de significados y significantes? ¿Y desde luego el mundo del mercado artístico y estético, no le interesa mi trabajo? ¿Creyendo que está más adelantado formalmente y en contenido que casi todo lo que se realiza actualmente, o que yo conozco?

                        1. ¿Cómo un libro de artista, de los que yo realizo, libros únicos, con cien hojas, de tamaño cartulina, con textos literarios, y con pinturas y dibujos no es aceptado por ninguna galería como una obra a ser representada en su establecimiento? ¿Cómo una obra que tiene tantos significados y significantes, contenidos y continentes, formas y materias no es aceptada por el mundo cultural y el mercado artístico? ¿Por qué dicho de otra manera, ningún galerista o marchante se dice, vamos a tener oficialmente algunas obras de este autor, vamos a tener a este autor en mi galería…? ¿Por qué nadie quiere representar este trabajo? ¿Si en hipótesis, una obra como ésta se representa a sí misma, da lo mismo la firma del autor…? ¿Creo que tendría potenciales coleccionistas…?

                        2. ¿Por qué algo que tiene tanta riqueza conceptual, o cree el autor que la tiene, en temas diferentes, en contenidos, en distintos conceptos, en multitud de emociones y sentimientos, en diferentes preguntas y cuestiones…? ¿Por qué una obra como ésta, un libro de artista, equis, con el título equis, sobre el tema principal equis, por lo general una obra poética de algún autor de hace varios siglos? ¿Qué se complementa los versos de ese autor, más lo pintado, más el título de esa página, más los manifiestos artísticos y estéticos…? ¿Por qué una obra como ésta o como ésa no es aceptada por el mundo del comercio artístico?

                        Yo creo, que tendría compradores potenciales, coleccionistas potenciales. ¿Por qué no van a tener un libro de artista, con cien hojas, pintadas por los dos lados, con multitud de imágenes, formas, colores, ideas, conceptos, emociones, sentimientos, análisis, preguntas…? ¿Un libro de artista, ejemplar único, de los que realizo tiene tanta significación, tanta, que creo no se puede abordar solo en un día, cualquier coleccionista para comprender todos los significados, tendría que tardar varios meses, creo sinceramente que varios años…?

                        3. Si se uniesen varios libros de artista, tamaño cartulina, como si fuese un mural, entre metacrilato tendría las dimensiones del Juicio Final de Miguel Ángel. Si esto se hiciese en seis o siete de cien hojas, tamaño cartulina tendría el tamaño del techo de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel. No digo la calidad. Pero quizás, con esta sugerencia se entienda mejor lo que se hace. Porque esto, no es una forma de expresión o de redacción, esto entra en uno de los manifiestos artísticos y estéticos que hace años ya escribí y publiqué.

                        Yo jamás veré un techo o paredes formando un gran mural, visto por los dos lados, al unir uno o varios libros de artista, tamaño cartulina. Pero me gustaría, si es que permanecen estas obras, que alguna vez, se hiciese. Se vería multitud de contenidos y conceptos. Y si dicen que las frases o letras no se pueden ver, no se verían, para eso existen sistemas informáticos o de anteojos o prismáticos. Así la obra tendría varios sentidos, vista con la vista normal, vista con artilugios. Porque esto también está incluido en los manifiestos artísticos y estéticos.

                        4. A veces, pienso, quizás sea soberbia y petulancia y engreimiento o desesperación por mi parte, que cada libro de artista, tamaño cartulina, son pequeñas obras maestras. Pero es evidente que debo estar en el error, porque apenas a nadie le interesa. Creo a veces, será mentira, que un libro de artista o varios de cien hojas cada uno, puestos unas hojas al lado de otras, aplicándose todos los manifiestos artísticos, analizando todos sus contenidos y conceptos. Que ese conjunto formaría una obra de arte, que sería una de las mil grandes obras de arte del mundo, de todas las épocas y tiempos.

                        5. A veces, pienso, que toda la obra plástica unida, unida a todo lo escrito, es decir, Cuadernos o Ensayos o Soliloquios en su dimensión escrita y pintada, todo visto como una única obra, aunque sea imaginándosela, una obra mental, es una de las mil grandes obras plásticas o, y literarias del mundo. A veces, pienso, pienso que sueño o sueño que estoy pensando.

                        Pero evidentemente esto debe ser un error. Porque, a pocas personas interesa la parte plástica, menos la parte escrita. Debe ser un grave error.

                        6. Un libro de artista, en mi caso es un libro iluminado, al estilo de la edad media. Es más, yo empecé a hacer libros con esa idea, libros medievales, pero con estilos actuales. Libros editados normalmente, dibujando encima, o libros formados por textos escritos, fotocopias por lo general, u hojas de libros, además de pintados, el resto de la superficie… es decir, fotocopias pegasos en cartulinas, y después pintadas.

                        Después me enteré que exitía un género que se llamaba libro de artista, y por tanto, en vez de denominar libros iluminados, como así pensaba yo, y así llamaba en mi interior, empecé a denominarlos libros de artista. Pero en el fondo, siempre he hecho eso libros iluminados. Lo que sucede es que además, podrían ser cuadros o murales, si se pusiesen unos al lado de otros, formando superficies.

                        7. Valorar las nuevas tendencias estéticas y artísticas que los manifiestos artísticos indican. Y que deben aplicarse a toda pintura o dibujo. Individual y en su totalidad.

                        8. Valorar la unión de lo escrito, escritos, y de lo plástico. Dando a la obra de arte, una dimensión o dimensiones distintas o diferentes o diferenciadas.

                        9. ¿Una obra de arte es solo la oferta y la demanda? Y por tanto, si una obra de arte no tiene ninguna demanda, ni esa obra concreta, ni la firma, no tiene ningún valor en sí, ni estético, ni económico. Y si tiene mucha demanda, esa obra, o esa firma, alcanza un alto nivel de valor estético y artístico y económico.

                        10. Si se aplican todos y cada uno de los manifiestos artísticos a cada hoja de un libro de artista, a todo el libro de artista realizados por este autor. El autor piensa que abre nuevas posibilidades y tendencias al arte formal, y al contenido del arte. Que se convierte en una especie de gran catedral o gran rascacielos. Es una especie de descubrir un nuevo mundo mental interior y exterior, un nuevo mundo exterior…

                        11. Por qué los agentes artísticos actuales, después de llevar lustros trabajando y enviando, ignoran la obra de este autor, e ignoran sus manifiestos es un misterio y un enigma, que me temo que nunca descubriré.

                                               (c) jmm caminero (25 feb.-25 agosto14 cr).

Fin Artículo 129º: “¿Algunas ideas para valorar un libro de artista realizado por este autor?, II”.

Viernes, 04 de Diciembre de 2015 10:00 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 94º: “¿Algunas ideas para valorar un libro de artista realizado por este autor?, I”.

Artículo Periodístico 94º: “¿Algunas ideas para valorar un libro de artista realizado por este autor?, I”.

                        0. ¿Cómo valorar o juzgar mínimamente los libros de artista, tamaño cartulina que he realizado? ¿O algunas ideas que puedan servir para aclarar un poco la complejidad y la simpleza de dichas obras…?

                        1. Cada libro de artista que está formado por unas cien hojas, pintadas por los dos lados. Lo primero que hay que hacer es cada página de cada hoja, es decir, cada pintura tiene su autonomía. Y entre las dos caras o páginas de una hoja, tienen su autonomía y también se complementan.

                        2. Hay que ver el título de cada página o cada cara. Y ver la relación del título y de lo pintado o dibujado dentro. Hay que tener en cuenta, las palabras o frases que pueden dentro del título y pueden ir o estar dentro de la hoja pintada o dibujada.

                        3. hay que ver cada página a la luz de todos y cada uno de los manifiestos artísticos y estéticos.

                        4. Hay que imaginarse mentalmente, ver el libro de artista, no solo mirando y pasando cada hoja, sino mirando la totalidad. Hay que imaginar también, como si fuese un mural. Es decir, puesta cada hoja entre metacrilato, una al lado de otra, y se verían por los dos lados.

                        5. Hay que imaginar el mural, puesto en un recinto, pero al lado, otros libros de artista, tocando sus hojas, unas con otras, para formar un enorme mural. Aún más extenso…

                        6. Hay que penar que en un mural, cada hoja, se podría poner en distinto orden. Lo cual haría un mural cuadro de infinitas formas y maneras, porque combinar cien hojas entre sí, cada una, con dos lados, las posibilidades de combinación serían casi ilimitadas, millones de cuadros posibles.

                        7. hay que ver, cada libro de artista, al menos mentalmente, que está unido, que forma una única obra, con las docenas de miles de dibujos y pinturas y hojas de libro de artista. Es decir, como esto materialmente jamás se podrá hacer, y como mucha obra se perderá. Aunque sea mentalmente, para formar una especie enorme de Capilla con los cuadros. Al menos se puede imaginar o pensar.

                        8. Hay que ver esa obra plástica, ese libro de artista, que está unido a un tomo de escritos, y a todos los tomos de escritos. No solo a todos los cuadros y dibujos y hojas de libros de artista, sino a todos los escritos. Porque forman todos una única obra. Una unidad. Como una especie de rascacielos, catedral, palacio, monasterio, cueva…

                        Cada habitación del rascacielos o cada piso o planta, es una parte que está unida a una totalidad. Lo mismo sucede con esto, cada página escrita está unida a una totalidad de páginas escritas, cada dibujo o pintura a una totalidad de todos los dibujos o pinturas. Y a su vez, lo escrito y lo pintado está unido entre sí, formando una única obra.

                        9. Joyce dijo que escribió Ulises para que los críticos estuviesen durante tres siglos deduciendo e induciendo e infiriendo significados. En mi caso, es lo mismo. Continúo con la idea de Joyce. Esta obra que llamo Cuadernos o Ensayos, con una multitud de dibujos y pinturas y hojas de libros de artista, con una multitud de escritos, de una enorme cantidad de temas… ambas cosas unidas, forman una unidad… Una unidad, que creo tiene tantos significados… Tantos que creo que varias generaciones de críticos y estudiosos y profesores de universidad y personas interesadas en esta obra, creo que tardarían varios siglos en medio entender la complejidad y la simpleza de esta obra.

                        10. Cada dibujo o pintura u hoja de libro de artista, cada pieza como ahora se diría, se tendría que ir valorando y analizando, primero, como una obra cualquiera, después, mirar el título y la relación con el contenido, en tercer lugar, ir viéndola a los ojos de cada uno de los manifiestos artísticos y estéticos que he ido escribiendo e indicando. En cuarto lugar, ya cada pieza, cada dibujo o pintura o escultura o grabado sea el soporte que sea, a la luz de la totalidad, imaginarse una multitud de dibujos y pinturas formando una totalidad, un gran mural. Y por último la unión de todo lo escrito y de todo lo pintado.

                        ¿Qué más puedo decir? ¿Con esto es suficiente para la introducción a una obra de arte, como un libro de artista…?

                                                         © jmm caminero (25 Feb.14 cr).

Fin Artículo 94º: “¿Algunas ideas para valorar un libro de artista realizado por este autor?, I”.

Domingo, 30 de Noviembre de 2014 06:39 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 93º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, II”.

Artículo Periodístico 93º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, II”.

                        0. ¿Se pueden buscar algunos sistemas para intentar, algunos criterios, factores, variables, vectores para analizar el valor de una obra de arte, en el sentido estético y conceptual y artístico, y de ahí el valor económico? ¿O el valor económico es independiente del valor estético y conceptual, o serían dos sistemas de valor que tienen algunos puntos en común, y otros puntos van diferenciándose y distintos? ¿Unos sistemas aplicables al arte plástico pero también a otros modos de artes? ¿Es absolutamente necesario encontrar un poco de control en esta cuestión porque existe una anarquía en las artes, en cuanto al analizar las obras de arte, de todos los géneros, a los artistas, etc.?

                        1. ¿Lo primero es que para un biólogo o botánico si quiere estudiar un aspecto de su saber, es intentar saber cuántas especies existen de su especialidad, cuántas plantas existen en un monte determinado? ¿Por tanto, lo primero que habría que hacer, es desde centros privados o públicos, cuantas personas existen que se dedican al teatro, o al arte plástico o a la filosofía o a la geografía? Es decir, en cualquier especialidad. Esto es esencial, más de lo que creemos. Porque las obras realizadas por esos autores, diríamos complementan a los de los demás. Por tanto existan catálogos completos de todos los autores, profesionales o no, que se dedican a cada especialidad arte o saber. Para de ese modo valorar cada autor y cada obra de arte o de esa especialidad en consonancia, y en relación con las demás. De cada periodo o tiempo o cultura o sociedad o Estado o región.

                        2. ¿Sobre la oferta y la demanda? ¿Es un valor absoluto? ¿Pero desde ese nivel concreto? ¿Pongamos por caso dos autores de la misma categoría y calidad artística y estética, pero uno nacido y fallecido hace cuatro siglos y otro, todavía actual, vivo o existente o del siglo veinte?

                        El fallecido las obras se valoran por término medio un millón de euros. Y han quedado entre colecciones públicas y privadas, trescientos o quinientos cuadros y pongamos por caso otros quinientos dibujos y algunas docenas de grabados. El actual, vamos a poner, del siglo veinte, ya fallecido, han quedado, unas dos mil pinturas, y unos dos mil dibujos, varias cientos de grabados y otros géneros. ¿Por qué el autor del siglo veinte, de igual calidad artística, con tres o cuatro veces más obra que el autor de hace cuatro siglos sus cuadros se valoran dos o tres veces más que él, de media? ¿Es decir, si uno hemos dicho que tiene un valor medio entre quinientos mil y un millón de euros, el del siglo veinte, tiene un valor medio entre un millón y dos de euros…?

                        ¿Es lógico que suceda esto, incluso visto desde el sistema de la oferta y la demanda? ¿Nos e salta una ley económica simple y sencilla? ¿Se está simplemente manipulando el mercado artístico y económico, para supervalorar al del siglo veinte y darle un precio menor, o inferior al de hace tres o cuatro siglos…? ¿Existen agentes que están controlando el mercado artístico y su valor económico del autor del siglo veinte?

                        3. ¿Por consecuencia, bajo ningún concepto, un autor, del siglo veinte y otro de hace tres siglos, con similar calidad, aunque con estilos diferentes, uno con valor cien en el mercado, y el tro con valor trescientos, el primero, con un número de obras en la realidad de cien, y el del siglo veinte con un número de obras cinco veces más, pongamos quinientos, uno, con casi la mitad de su obra en museos y fundaciones, ya diríamos fuera del mercado, y otro, con solo un diez por ciento? ¿No es lógico que el del siglo veinte tenga un precio cinco o tres veces mayor que el autor de hace tres siglos?

                        ¿Y esto se produce y aún más, en autores todavía vivos?

                        ¿Por lo cual solo queda una consecuencia, el mercado actual del arte moderno y contemporáneo, del siglo veinte, en muchos autores están inflados o supervalorados, en todos los sentidos? ¿Eso no quita que exista alguna obra de algún autor, que desde luego, por sí misma tenga más valor económico que una obra del pasado…? ¿Pero incluso esto, el Guernica costaría o tiene más valor estético y económico que las Meninas…?

                        ¿Si este razonamiento es cierto y verdadero, si no en todos los casos, pero si en más del noventa por ciento, diríamos que el mercado del arte de estos dos siglos últimos, desde el impresionismo está supervalorado e inflado por multitud de razones y medios? ¿Lo cual lleva a pensar que tarde o temprano tendrá que ir adquiriendo el valor económico más en consonancia con el valor estético y artístico? ¿En principio dos obras, similares en calidad, o distintas en estilos, de diferencia tres siglos, no puede tener un valor tres veces superior, la más actual que la más antigua? ¿Este podría ser la norma o fundamento a tener en cuenta?

                        4. A mi entender todo el mercado artístico actual, desde el impresionismo hasta ahora, salvando determinadas obras, determinados autores en algunas obras, está supervalorado y superinflado. ¡¿Por qué no se derrumba dicha burbuja?! ¡Porque existen fuerzas que controlan y manipulan y gestionan el mercado artístico, especialmente algunos autores…!

                        5. ¿Acabará lo inflado por desinflarse? ¿Poco a poco? ¿Un día los catedráticos de universidad de historia del arte, independientes y autónomos? ¿Empezarán a buscar criterios para intentar valorar o valorar de forma más certera lo que es más artístico y mínimo? ¿Y empezarán a desinflar obras y autores, y quizás, a otros, los elevarán, si es que queda suficiente obra de esos autores o autoras, cosa que no quedará…? ¿Porque la recuperación de muchos autores del pasado, ha sido posible, por ejemplo, el Greco porque sus obras estaban en las iglesias, pero si ahora, no quedan obras suficientes de autores en museos, y éstas permanezcan durante varios siglos, no parece que se puedan recuperar figuras y autores y obras, dándole más valor en su contexto…? ¿No habrá materia sobre qué estudiar…? ¿Si no se fundan centros documentales para guardar obra en papel, biografías, curriculum, o al menos, fotos de obras de arte, cómo se van a rediseñar y replantear los panoramas artísticos y estéticos…?

                                                  © jmm caminero (25 Feb. 2014cr).

Fin Artículo Periodístico 93º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, II”.

Domingo, 30 de Noviembre de 2014 06:38 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 92º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, I”.

Artículo Periodístico 92º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, I”.

                        0. ¿Se podrían encontrar algunos factores, valores, vectores para saber el valor estético y conceptual de una obra de arte? ¿Plástico o literario o musical…? ¿Y por tanto, intentar dar un valor a la obra de arte y en general a un artista? ¿Encontrar un modo o una manera de dar una racionalidad mayor al valor del arte?

                        1. Que tenga contenido y concepto.

                        2. Que tenga no solo los contenidos y los conceptos tradicionales. No es lo mismo contenido que concepto. Puede ser cualquier estilo o tendencia de las varias docenas que los humanes han inventado o creado o descubierto en estos milenios.

                        3. Si puede novedad o creatividad o ingenio o invención formal.

                        4. Relación entre el contenido y el continente, el significante y el significado, la materia y la forma novedosa, nueva y más profunda en ambos ámbitos.

                        5. Asuma todas o las máximas tradiciones culturales, y no solo una. Haya aprendido y aprehendido de todo lo que le precede. Es decir, una tradición de milenios, en todas las culturas y épocas y civilizaciones.

                        6. La firma es muy importante, pero el valor esencial, es el valor de esa obra de arte, la categorización de esa obra de arte concreta, tenga o no tenga firma, es decir, sea anónimo o con firma conocida o desconocida. Es decir, valorar la obra de arte, no solo como el valor máximo la firma. Aunque ponemos la firma como un punto más. Pero no el único como casi siempre se hace.

                        7. Tener catálogos completos de toda la obra de un autor, es un factor importante y esencial. También aquí incluido que aunque no se tengan, si el autor ha indicado cuantas obras más o menos ha realizado, y si en cada una de ellas están bien firmadas y fechadas.

                        8. Aporta la obra no solo conocimientos conceptuales, sino también vivenciales, afectivos y emocionales.

                        9. Tiene significado no solo a nivel personal e individual, sino que esa obra refleja una constante en la humanidad, es decir, un problema individual que afecta a muchos, o un problema colectivo que afecta a parte de la población. Generación tras generación.

                        10. Que esa obra refleje, se vea un intento serio de buscar la verdad, bondad, belleza, utilidad. Incluso el arte tiene que intentar ser útil. Es decir, se vea que busca el mayor grado de verdad en los temas, mayor grado de bondad y de búsqueda del bien, mayor grado de belleza y por tanto de utilidad.

                        Conclusión.

                        Una obra será más genial, aplicable estos baremos tanto al arte plástico o literario o cualquier otro arte, con pequeños retoques. Si a cada punto le damos un valor de cero a uno, y vamos observando y contando, el total. Una obra será más valiosa, más genial, más portentosa, con más significado si tiene más puntuación. Este sistema no es perfecto, pero creo que aclara bastante, o mejor dicho avanza mucho en el conocimiento del valor del arte, del estético y del conceptual. Y por consecuencia, el valor económico, con distintas variables debe estar en relación con dicha cuestión.

                        Creo que si esto se aplica sistemáticamente a obras concretas, se podría encontrar, un método, no el único, pero un método que se podría perfeccionar para valorar más adecuadamente el valor real de una obra de arte. O al menos, más aproximado el valor o más real o más acertado. Por supuesto que en otras páginas de los escritos que he realizado indico otras formas posibles de valorar una obra de arte. Que podrían y deberían complementarse con ésta o éstas.

                        Creo que el mayor problema del arte esa precisamente éste, encontrar métodos para valorar lo más esencialmente posible y lo más verdaderamente el valor de esa obra, y así después darle el valor económico. Cosa que habría que analizar en otras páginas. Así valorar estética y conceptualmente el valor de una obra de arte, sea cual sea la firma o el lugar que se haya fabricado.

                                           © jmm caminero (10 enero-23 Feb. 2014cr).

Fin Artículo Periodístico 92º: “¿Se pueden encontrar algunos baremos o vectores para saber el valor de una obra de arte?, I”.

Domingo, 30 de Noviembre de 2014 06:36 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 5º: Análisis de los Manifiestos Artísticos de J.M.M. Caminero.

      Artículo Periodístico 5º: Análisis de los Manifiestos Artísticos de J.M.M. Caminero.

      1. En el enlace de este blog: "Novela filosófica y artística plástica", podrá encontrar además de la obra y título: "Soliloquios o Enciclopedia filosofia", puede hallar en el número cuarenta y nueve, es decir, textos filosofia, 49 o... hallará los Manifiestos artísticos, I.

      2. En esta versión de este libro de Manifietos artísticos, se plantean nuevos manifiestos artísticos y literarios, que creo "cambian en mucho la visión y la perspectiva sobre el arte que tenemos, y sobre la literatura". Si no es una pretenciosidad y vanidad y soberbia, creo que es una revolución artística.

       3. El autor de estos manifiestos considera, que estos abren un antes y un después en el arte plástico y literario. No se puede explicar en unas frases, ya que son en sí, demasiado simples y demasiado complejos. Quizás el autor esté en el error, pero piensa que abriría nuevas perspectivas y dimensiones y versiones y... al arte actual.

        4. Los manifiestos artísticos y estéticos escritos, en dos tomos, en estas más de dos décadas, creo que abren nuevas tendencias posibles al arte. Al arte plástico y al arte literario. Pero también adaptándolos a cualquier arte.

        5. No hemos entendido, ni comprendido, como en tantos y tantos años de reflexión y de difusión, a miles, literalmente a miles de entidades, personas, gestores, galeristas, marchantes, editores, críticos, profesores de arte, etc., dedicados al arte nunca se hayan interesado, por estos manifiestos estéticos y artísticos, en ninguno de sus planteamientos.

       6. Cierto es que en estos tiempos, otras personas han adoptado alguna de estas ideas y han hecho obras y exposiciones con ellas. Bueno, sería recordar la máxima "de dar al Cesar lo que es del César y...".

        7. Todo el mundo habla de abrir nuevos cauces y caminos al arte. Creo que estos manifiestos lo hacen. Nunca he comprendido la sinrazón y la negativa a realizar esta función. ¿por qué si todo el mundo quiere y dice buscar nuevos caminos, después no incentivan estos manifiestos o algunos de ellos? Creo que algunos de estos abriría un nuevo arte, nuevas tendencias, y en ellos se podrían realizar cualquier ismo aplicable.

         8. Creo que estos manifiestos artísticos y estéticos podrían ser una revolución en el arte y el mundo estético y afines. No iría en contra de nada, ni de nadie. Pero sería un nuevo paso, un nuevo camino de posibilidades.

          9. Ya veo que mis días se terminarán en esta tierra, y no entenderé, la cerrazón del mundo artístico y estético, de los gestores culturales. Ya sé que me moriré sin comprender, ni entender nada. Sin comprender tanta cerrazón de las elites y gestores culturales, que por un lado dicen, que buscan nuevos productos y nuevas tendencias y por otro, han estado sordos, a esta producción. A docenas de miles de obras, en papel, sobretodo, enviadas a cientos de gestores. Sin saber, cómo estarán y en qué condiciones de conservación estarán.

                                                                       (c) j.m.m. caminero (may. 07).

 

 

      http://personal.cim.es/filosofia

      http//twitter.com/jmmcaminero                                                                   

Etiquetas:

Jueves, 02 de Agosto de 2012 07:22 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos

Artículo Periodístico 17º: Esbozo de algunas exposiciones de libros de artista en España entre 1979-1991.

 

 

 

            Algunas Exposiciones de Libros de Artista en España 1979-1991[1].

                        1979.

                        - Libros y no Libros de allá, experimentales y marginados.

                        Galería Ámbito – Atelier Bonanova, Madrid.

 

                   1981.

                   - Libres d´Artiste.

                        Metronon, Barcelona. 

                        1982.

                        - Libros de artista[2].

                        Sala Picasso, Biblioteca Nacional, Ministerio de Cultura, Madrid.

                        1983.

                        - Libros originales de artistas plásticas.

                        Galería Siena, Valladolid.

                        - Libros de Artista. Ejemplares únicos. Equipo-2 (J. M. M. y C. B.).

                        Museo Municipal Elisa Cendrero, Ciudad Real. Junio –julio 1983[3].

                        1984.

                        - Metamorfosis (dibujos, encuadernaciones, 25 libros de artistas ejemplares únicos). Equipo-2 (J. M. M. y C. B.).

                        Casa de Cultura de Ciudad Real. Enero 1984.

                        1986.

                        - Primera muestra del libro objeto.

                        Consejería de Cultura, Junta de Andalucía.

                        Galería la Máquina Española, Sevilla.

                        1988.

                        - El libro de artista 1986-1987.

                        Calcografía Nacional, Real Academia de BBAA, Madrid.

-          Libros de artista de José Emilio Antón. Individual.

                        Sala de Exposiciones del Museo Nacional de Artes Decorativas, Madrid.

                        1989,

                        - Libros de Artista.

                        Biblioteca Pública del Estado, Junta de castilla y León.

                        - Otros Libros-Libros de Artistas.

                        Museo de Esculturas-Museo Antón, Candas, Asturias.

                        - Otros Libros-Libros de Artistas.

                        Biblioteca Ramón Pérez de Ayala, Oviedo.

                        1990.

                        - 37 Libros de artista. Ejemplares únicos. Equipo-2 (J. M. M[4]. y C. B.[5].

                        Museo Municipal Elisa Cendrero, Ciudad Real. 24 – 31 Julio de 1990[6].

                        1991.

                        - Libros de Artista.

                        Sala de Exposiciones de la Escuela de Artes Aplicadas de Granada.

                        - Libros de Artista.

                        Casa de Nava, Cimadevilla. Gijón, Asturias.

                        1992.

                        Etc.

                                                                                                                                                                                                                                                        18 Enero 2011[7].

 

 



[1] Tomado estos datos de distintas fuentes. Algunos de referencias en internet. En los cuales se  añaden datos de exposiciones realizadas en este país sobre libros de artista.

[2] Catálogo de esta exposición, D.L. M-29079-1982.

[3] Referencia de esta exposición: El País Artes, Pág. 8, 2 de julio de 1983.

Y González Ortiz, J: Diario Lanza, junio 1983.

[4] También habría que insertar en las listas de bibliografía española sobre libros de Artista, los dos siguientes libros, que no aparecen en otras bibliografías especializadas, titulados:

J. M. M.: Filosofía, XXXV. Textos Artes Plásticas, V. Catálogos de Libros de Artista de J. M. M.  DL.-CR-397-1996.

J. M. M.: Textos Arte, VIII. Libros de Artista. DL.-CR- 27-1996.

J. M. M. Caminero, Soliloquios I-XV. (Editado entre 1982-2010). En esta obra con distintas ediciones y publicaciones hay multitud de textos relacionados con libros de artista, etc.

[5] Estos autores han realizado más de quinientos libros de artista, ejemplares únicos, libros únicos a fecha de hoy. Que están en colecciones públicas y privadas.

[6] Gonzáles Ortiz, j: Libros de Artista del Equipo 2. Diario Lanza 29 de Julio de 1990.

[7] Esperemos que con estos datos se rectifiquen datos sobre exposiciones de libros de artista y bibliografías de libros de artista que circulan por los ámbitos culturales y artísticos de este país. Porque hay que dar al Cesar lo que es del César. Si se necesitan más comprobaciones, además de las referidas en esos diarios, pueden ponerse en contacto con el autor.

Miércoles, 19 de Enero de 2011 10:39 soliloquios #. Artículos Arte y Manifiestos artísticos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris