Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 332º: “Lideres políticos democráticos”.

                   Artículo Periodístico 332º: “Lideres políticos democráticos”[1].

                   0. ¿Los líderes políticos y altos cargos políticos democráticos deben tener unas condiciones, además de ser votados en las urnas o ser elegidos según el sistema legal? ¿Puede estar sucediendo que se exija, en la práctica más requisitos para obtener puestos en la administración civil o en la empresa privada que se exigen en las altas representaciones políticas…?

                   1. Aunque parezca una boutade, a determinada responsabilidad, a partir de un listón, se debe exigir tener una licenciatura o grado. Es obvio, ministros, candidatos a presidentes de gobierno, consejeros regionales, concejales y alcaldes a partir de un número de habitantes de dichas ciudades, presidentes de diputaciones y diputados de diputaciones. Puede preverse alguna excepción en alcaldías y concejalías pero no muchas.

                   No se puede admitir que determinados cargos políticos, sean elegidos por las urnas o sean elegidos por los sistemas de gobierno democrático no tengan una titulación mínima de licenciatura o de grado. No es suficiente bachiller.

                   A mi entender, los altos cargos políticos (alcaldías a partir de un número de habitantes, diputados regionales y nacionales, etc.), se les debe exigir una especie de master de dos años, que se podría titular “de alta gestión política y administrativa”. Dónde tendrían asignaturas de política, económica, geoestrategia, etc. Si ya a cualquier oficio o profesión además del grado se exige un master, a ver si a personas que tienen que regir los destinos de cuarenta o cincuenta mil habitantes, como concejales o como alcaldes, y desde aquí hacia delante, solo se le pide ser elegidos por las urnas. O gestionar a cientos de miles de ciudadanos en lo público o a millones. Estos master los impartirían las universidades oficiales.

                   Y se deberían buscar modos y formas, que las personas de responsabilidad política se les obligase a realizar cursos, igual que se exigen en cualquier nivel de la empresa privada y de la administración pública.

                   2. A determinado cargo o responsabilidad, se le debe exigir una edad mínima. Es decir, el sistema político romano y de la antigua China, había que ir pasando por determinados cargos y en determinadas edades. Y eso, siempre han dicho, que fue una de las razones de su largo periodo de extensión de tiempo de dichos imperios.

                   Lamento decirlo, no se puede pasar o poder pasar como posibilidad, de no tener o no haber tenido ningún cargo político o responsabilidad, es decir, no haber sido alcalde, ni concejal, ni ministro, ni consejero de una región a optar a la posibilidad de ser presidente de gobierno… al menos en general, sin negar que pueda existir alguna excepción.

                   Para llegar a los altos cargos políticos se debería exigir ir pasando por pasos intermedios de responsabilidad… Obliga a irse formando, a irse conociendo, a ir gestionando a personas y dineros, a ir teniendo paciencia, a ir conociendo, a ir haciendo agenda, etc. Empezar desde los puestos de baja responsabilidad política hasta los intermedios y los altos al final de la carrera… Ir probando e ir probándose…

                   En la empresa privada, incluso los herederos de dichas empresas, los padres los hacen ir pasando por sus propias empresas o ajenas, desde niveles de responsabilidad bajos a medianos y altos, hasta llegar, al cabo de veinte o treinta años, según la vida, las circunstancias y la guadaña al cargo máximo.

                   Puede suceder que con cuarenta años o menos o unos pocos más. De no haber tenido responsabilidades de gobierno o de gestión sobre seres humanos y sobre la sociedad y sobre los dineros públicos, tener enormes responsabilidades. Es decir, ni siquiera uno a sí mismo se conoce. Y al resto de la sociedad tampoco.

                   Por lo cual, salvando excepciones y épocas excepcionales, como ocurrió en la Transición, los cargos políticos deben llevar un proceso, empezando por cargos modestos e ir ascendiendo en el organigrama. Así van conociendo la realidad del cargo y la carga, y así se van conociendo a los demás de su misma ideología y la sociedad en general, sus formas de actuación. Así estarían sometidos a tensiones, tentaciones, a pruebas, a realidades de distinto orden, etc.

                   No sería lógico, ni racional, ni razonable, que un licenciado en Medicina, sin apenas experiencia, o muy poca, se le pusiese como jefe de departamento de cirugía, o se le pusiese como director médico del hospital. Sin haber pasado unos cuantos lustros por los pasos intermedios. Y menos aún, si se actúa así, en cientos y miles de cargos de mayor o menor responsabilidad.

                   Se dice que Kennedy en la crisis de los misiles, era demasiado joven y Kruschev demasiado viejo. Dicho de otro modo, el viejo con enorme responsabilidad, sabiendo lo que era la guerra y la guerra mundial y las purgas estalinistas fue el que puso cordura en el asunto… Se dice además, que Kennedy tenía hijos pequeños, y que eso influyó para no llevar la situación un paso más allá, le obligó a buscar una salida…

                   No vamos a organizar la vida afectiva y sentimental de los grandes líderes políticos, pero tampoco podemos negar, que la vida y la existencia se ve de modo distinto si se tienen hijos, es decir, estar atado a la tierra, que si no se tienen. ¿Si no se tienen una persona coge la maleta y se marcha, si algo no funciona, y por tanto está más abierto a experimentos sociopolíticos…?

                   ¡Y nadie se siente aludido, porque no estamos hablando de nadie, sino estamos utilizando parámetros abstractos de reflexión y de análisis…!

                   3. Es necesario haber ido pasando según edad, por sucesivos cargos y responsabilidad económicos.

                   Puede suceder que alguien que no ha gestionado nada más que el presupuesto de su familia, quizás dos mil euros pase a ser el responsable máximo de la gestión de cien millones de euros o cinco mil millones de euros o incluso ser presidente de gobierno o ministro o alcalde de un gran municipio o... Esto en sí, es una exageración. O ser responsable máximo de uno de los partidos de la oposición o del gobierno formado por varios partidos.

                   Dicho de otro modo, de “no haber tenido apenas responsabilidades políticas o económicas”, pueden de la noche a la mañana, por el milagro de las urnas, o por el nombramiento de los sistemas políticos de representación, ocupar altos cargos políticos, administrativos y económicos. O por ejemplo, ser el líder de uno de los grandes partidos o formaciones, una de las tres o cuatro a nivel nacional, o a nivel regional. Lo cual, incluso aunque no sea responsable del presupuesto de esa administración, tiene una enorme responsabilidad en cuanto ser uno de los jefes de la oposición o ser uno de los máximas representaciones en su territorio, sea nacional, sea regional…

                   4. Sin haber ido pasando, según edades mínimas, a unas responsabilidades políticas y administrativas según esas edades. Por ejemplo, veinticinco años ser concejal, cuarenta ser alcalde, cincuenta poder optar a presidente de gobierno o ministro o presidente regional. Por poner una cifra aproximativa.

                   Al no haber ido pasando por esa carrera política, no tener suficiente experiencia, no tiene lo que se puede denominar “agenda política”.

                   Dicen que a un jefe guerrillero latinoamericano, un periodista, le preguntó si él tenía mucho poder, a lo cual contestó, más o menos “el que tiene de verdad poder, es García Márquez, que levanta el teléfono y puede hablar con Mitterrand, a mí no me lo cogerían”.

                   Es decir, se necesita una trayectoria política, y eso es cuestión de lustros, para ir teniendo una agenda política. Ir probándose, ir viendo los demás si tiene la valía, la honradez, la eficacia, el valor, la eficiencia… Los altos cargos políticos, tienen que tomar muchas responsabilidades. No olvidemos que los asesores, al final, les presentan dos o tres opciones ante un problema, con sus razonamientos, pero es el máximo responsable, sea alcalde, sea consejero regional, sea ministro, sea presidente regional, sea presidente de gobierno, el que tiene que decir ésta sí y esta no… Y el resto de la población tiene que soportar sus aciertos o sus desaciertos durante muchos años…

                   Al final, aunque nadie lo diga, la alta administración política, presidente de gobierno y el Gabinete de Gobierno tiene la responsabilidad de “la guerra y de la paz”. Tema del que no se habla, pero que viene unido esencialmente al alto cargo de responsabilidad… ¿y sin que nadie se ofenda, somos conscientes que podemos estar en la situación de poner a un primer ministro, no solo que tiene que gestionar cuarenta y tantos millones de personas en lo público y en muchos aspectos de lo privado, sino una economía con un billón de PIB y con una deuda similar…, pero también potencialmente el poder de la guerra y de la paz…? ¿Y, nadie se ofenda, ni siquiera muchos han sido ministros, ni presidentes regionales, ni tienen más de cincuenta años, ni..., ni…, ni…, ni…?

                   ¿Hemos caído en la locura colectiva…? ¿Porque aunque tengan asesores, y asesores de una enorme capacidad, buena preparación, buena voluntad, es al final, el cargo máximo de una entidad, entre tres soluciones u opciones tiene que escoger una…? ¿Es la soledad del poder, que aplasta más que una trituradora…? ¿Y ante ese poder real, muchas personas, muchas a lo largo de la historia se han deshecho por dentro y por fuera…?

                   5. Es un problema irresoluble. Pero una persona no puede tener dos cargos políticos, sean remunerados o no, dos cargos políticos de representación. Comprendo que con uno, no está bien pagado. Pero no se puede ser representante en una cámara, sea regional o nacional, y al mismo tiempo alcalde de un municipio, de diez mil o cincuenta mil habitantes. Y muchas veces, ser un alto cargo en la organización, como es lógico de su organización política.

                   Entendemos que este problema es irresoluble, porque por un lado los cargos políticos no están suficientemente bien pagados, para la responsabilidad que tienen, y ocupar dos cargos políticos es una forma de solucionar este problema…

                   Pero no son superman, ni superwoman, además tienen que tener tiempo libre y ocio, tienen que descansar, y además tienen que ocuparse de sus familias e hijos y conyugues. Es decir, superman. Alguno o alguna han perdido su cargo político por esta razón, porque al final, no se hace de forma adecuada todos los cargos y cargas.

                   6. Los partidos políticos son sistemas de organización y representación y de ejecución. Es loable y necesario, salvo en casos excepcionales, por ejemplo, por pasar de una no democracia a una democracia. Es lógico y racional que se les exija, que esas mismas organizaciones tengan una historia, una experiencia, un recorrido. Las organizaciones políticas tengan un recorrido, tengan una experiencia, estén afiliadas a las internacionales correspondientes, y se sepan a cuales están, y en el Parlamento europeo a qué grupo están conexionados.

                   Es decir, no es bueno, ni para esas organizaciones, ni para las personas que están en ellas, ni para los ciudadanos, que elijan a esos representantes, ni para los ciudadanos en general, aunque no los hayan elegido. Que formaciones políticas, de la noche a la mañana, cientos o miles de personas ocupen cargos de distinta responsabilidad política, sin antes, ni estas personas, ni sus organizaciones políticas, hayan tenido experiencia, tiempo para ir asentando programas, ir dándose a conocer, dando la posibilidad de ser conocidos, de tener trayectoria, de tener experiencia y de tener responsabilidades, de ejercer el poder real y material tangible e intangible, de haberse sometido a las tensiones y a las tentaciones del poder, desde esferas pequeñas a medianas y a grandes, etc.

                   Al final, un partido político, es muchas cosas, pero un símil, es como una empresa, una empresa necesita tiempo, no puede nacer un día, y en dos años, ya tener una expansión por todo un territorio. El crecimiento tan rápido es negativo para muchas realidades, teniendo en cuenta muchos factores o vectores o variables. Pueden que se sea consciente o no de este problema, que se note más o menos… pero esto es una enorme deficiencia. Un partido es una maquinaria, teórico y práctica, con multitud de vectores y factores y realidades, y no puede tener la madurez en dos o tres o cuatro años, se necesita un proceso más largo. Nos guste o disguste. Por el bien de todos, incluidos los que ocupan cargos y están en la fila de ocupar cargos en esas formaciones.

                   7. La persona que aspira a un alto cargo político. Las altas funciones políticas, a mi modo de ver, tiene que analizarse seria y profundamente, por un lado “no puede saltarse la ley, en este caso la Constitución”, y si son los cargos más altos de la representación, sobre “sus espaldas recaen enormes responsabilidades, incluso, la de la defensa del territorio”. Puede que la luz del cargo, no deje ver la enorme responsabilidad que sobre su cabeza y conciencia y voluntad ha aceptado. Yo no sería capaz de soportar ese peso, por eso, yo jamás me presentaría, ni aceptaría ser un alto cargo. Pero me pregunto si son conscientes las personas que están dirigiendo sus pasos hacia los altos niveles de la administración política, que sobre ellos recae la enorme responsabilidad de la defensa nacional, con todo lo que eso supone. Muchos me temo que no lo han pensado lo suficiente… antiguamente se decía, “¿Serás capaz de enviar un millón de personas y de soldados a la guerra para defender el país, en caso necesario y que el mundo sepa que eres capaz, si fuese necesario? ¿Sí o no? ¿Si contestas sí, opta, si no eres capaz, no optes a los altos cargos de la administración política? ¿Por eso se necesita tener unos estudios suficientes, tener una edad, haber pasado por diferentes cargos políticos, haber gestionado a hombres y dineros, haberse equivocado y haber acertado en cosas pequeñas, para poder optar a las grandes, etc.?

                  8. Es obvio, que un panadero con treinta años de experiencia y cincuenta años de vida, hace mejor pan, que uno que acaba de terminar sus estudios de grado y tiene dos o tres o cinco años de práctica y de responsabilidades en el cargo y treinta y pico de vida. Lo mismo ocurre en n cirujano o un alto ejecutivo que va pasando, por distintas empresas, distintos cargos, según edades, etc. Todo esto que se obliga a cualquier profesional, en la vida política, parece que se olvida… sin sentido común, sin suficiente racionalidad, sin saber teórico y saber práctico suficientes nada puede funcionar de forma correcta en la vida, en ningún oficio o profesión. Y la política es una vocación, pero también una profesión y oficio, en sentido estricto… Nadie se ofenda, porque a nadie se desea ofender, dijo el Quijano a Sancho.

                                                      © jmm caminero (22 junio-15 octubre 15 cr).

Fin artículo 332º: “Lideres políticos democráticos”.

                                                                  *



[1] Enviado y publicado en el Periodista Digital.com, el día 15 de octubre del 2015.

Martes, 03 de Octubre de 2017 12:39 soliloquios #. Artículos Politica y Economia y Salud


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris