Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 183º: ““¿Sobre la situación política de un país imaginario, hoy, XIV?”.

                        Artículo Periodístico 183º: ““¿Sobre la situación política de un país imaginario,  hoy, XIV?”.

                        0. ¿No debemos analizar la realidad social y política con la cabeza y con la razón y no solo con las emociones y las irracionalidades…? ¿o también con la pasión y con los sentimientos, pero con los sentimientos de unidad, porque unidos podremos hacer mejor frente a lo que pueda avecinarnos en el futuro, dentro de Europa, siendo un Estado dentro de Europa, o estando en la situación actual, o incluso si Europa deja de unirse, que también podría suceder…? ¿Y Alemania y Francia deciden unirse y dejar al resto a su suerte…?

                        1. Si se pierde el sentido común, la prudencia, la racionalidad se pierde todo. Si solo se tiene en cuenta un tipo de variables o factores se pierde la mirada del conjunto.

                        2. Hay que mirar los retos que el mundo tiene ya, que no son los del siglo diecinueve, los retos que tiene Europa, los retos que tiene la Península Ibérica. Los retos que están en el horizonte, en un plazo de tiempo corto y a medio plazo.

                        Sin contar que el futuro tiene imponderables, variables que no se pueden ahora pronosticar y diagnosticar. Ni prever.

                        Por tanto, siempre el futuro se afronta mejor con Estados que tengan más habitantes, más territorio, más recursos humanos, más recursos culturales, mas saber y no con menos. Igual que una industria multinacional tendrá más futuro que una regional. Lo mismo sucede a un Estado, un Estado con mayor cantidad en todas las variables tendrá más futuro posible que un Estado con menos número de variables y ponderaciones y factores…

                        Esto es tan evidente y tan racional y tan demostrado ahora y siempre. Que no entendemos como hay en la Piel de Toro personas que no sean conscientes de ello.

                        3. La unión de los países o Estados, el cemento es el afecto y el amor entre los miembros, si por una razón u otra, una ideología de un color o de otro, empieza a difundir la separación, la separación de los otros, o quererlos convertir a otra ideología, o cualquier otra cosa, el cemento de la afectividad se va rompiendo y se va destruyendo. Y si eso se erosiona, las demás razones, aunque sean importantes, son secundarias, aunque sean económicas o políticas o lingüísticas o históricas o lo que sea…

                        La afectividad es lo que hace a los países o naciones o Estados o sociedades…

                        4. cuando en un país o sociedad o Estado se unen una profunda crisis económica, con una profunda crisis política, con una profunda crisis de organización del Estado o territorial, con una profunda crisis de valores morales y ética adecuada, con una profunda crisis social o de la sociedad… se están uniendo multitud de variables y factores negativos y perniciosos. Y esa sociedad y ese Estado y los individuos que lo forman o conforman puedan terminar la situación en cualquier posibilidad. Sean éstas positivas o negativas…

                        5. No olvidemos que sobre cualquier Estado afectan presiones externas al mismo Estado, presiones por cuestiones políticas o territoriales o demográficas o culturales o religiosas. Que quieren en definitiva que ese Estado se debilite, se divida, caiga en decadencia, en definitiva, claudique en unos aspectos o en otros, para que esos otros Estados externos, Estados y sociedades exteriores quedarse con un trozo de su territorio, obligar a que se vendan o importen sus productos económicos, incluso se deje entrar a millones de ciudadanos de otro Estado, a que se vaya imponiendo otra cultura u otra religión, etc.

                        Otros Estados exteriores o externos a ese Estado pueden querer quedarse no solo con el territorio o parte de él, y sus riquezas, sino también la mente de sus habitantes, es decir, cambiarlos a otras culturas y otras religiones, transformarlos en otras ideologías y otras superestructuras mentales…

                        No solo se conquistan territorios, sino cerebros y mentes y almas y corazones… no solo sus productos materiales y sus riquezas materiales, sino también espirituales…

                        6. Si parte de la población de esas sociedades y Estados, no son conscientes de los peligros reales y posibles a los que se enfrentan. Esos mismos Estados y esas mismas sociedades serán destruidas o rotas o divididas, no en una generación, pero si en varias… Poco a poco…

                        Si las elites que dirigen esos Estados, pero si los pueblos no son conscientes de esa realidad, y solo tienen fijo su percepción en la crisis económica, al final, esa sociedad y esos Estados se verán destrozados por causas internas y causas externas, por presiones internas y presiones externas… Lo hemos visto muchas veces a lo largo de la historia, en distintos tiempos y culturas y territorios…

                        7. Muchas veces, lo mejor está reñido con lo bueno o lo conveniente… en cuestión de organización de la sociedad y el Estado ocurre demasiadas veces… A veces, es mejor perder algo, para no perder todo, no exigir todo, sino algo, para no perder todo…

                        8. Un Estado hoy de cincuenta millones de habitantes, con un territorio de tamaño medio, con un nivel de riqueza medio, es decir, una sociedad y Estado medio. Hoy un Estado de esas características si se divide en tres o cuatro Estados de hecho o en la realidad, está suicidándose esos Estados y ese Estado y esa población se está suicidando política, social, económica, cultural, religiosa e ideológicamente…

                        Porque está llamando a todas las pasiones e intereses, externos e internos a que vengan y acaben de destrozar a esos Estados o a esos miniestados…

                        Que esto no se vea con claridad es en sí, ya resulta en sí y por sí, un problema tan grave, un problema tan radicalmente grave que asusta… y crea un enorme temor y terror en los corazones…

                        9. Que los ciudadanos, no sean capaces de soportar los embates de las crisis económicas, y quieran solventar y solucionar los problemas con soluciones radicales, entregándose a opciones que claramente han fracasado a lo largo de la historia, aunque parezcan que son más justas y equitativas…, que caigan en posiciones ideológicas de máximos, sin indicar cómo se van a obtener esas medidas y cómo se van a poder pagar… Que una sociedad o parte de una sociedad importante caiga en ese error, es en definitiva un suicidio social y político por parte de esa colectividad…

                        10. Si un Estado con quinientos mil kilómetros cuadrados, con cincuenta millones de habitantes, con una riqueza material e industrial media en el conjunto de los Estados, un Estado medio, se divide en tres o cuatro Estados esos Estados en pocas generaciones serán dominándoos por otros Estados…

                        Pensar que un Estado Continental, por ejemplo, Europa, pueda funcionar de forma correcta y eficiente, si los conforman cincuenta o sesenta Estados. Es un grave error, porque Estados Unidos ha tenido dos siglos y medio para irse haciendo. Y un Estado Continental Europeo, tiene como máximo veinte o treinta años, y en ese tiempo funcionar lo más eficiente y correcta y racionalmente… Y no podrá hacerlo si lo forman sesenta Estados federados, ya será difícil con cuarenta…

                        Nos guste o disguste… ¡Esta es la realidad y este es el sentido común y esta es la racionalidad mínima…, porque ya el mundo es global y ya existen Estados con mil millones de personas…!

                                         © jmm caminero (28 dic. 14-09 febr. 2015 cr).

Fin Artículo 183º: “¿Sobre la situación política de un país imaginario,  hoy, XIV?”.

                                                  *

Domingo, 20 de Marzo de 2016 13:55 soliloquios #. Artículos Politica y Economia y Salud


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris