Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 320º: “Cifras y números”.

                   Artículo Periodístico 320º: “Cifras y números”[1].

                   0. Cuándo no se cuantifica un fenómeno, y sobretodo un fenómeno social se caen en errores de perspectivas, por arriba y por abajo. Se sobrevalora o se infravalora, se hiperdimensiona o se infradimensiona.

                   1. Una cosa son las tendencias o imaginaciones de tendencias y perspectivas y otras es los números. Porque si no lo hacemos, nos perdemos en las cualificaciones y en las cualidades.

                   Pongamos ejemplos:

                   - Cuántas alcaldías tiene el sistema ideológico político o partido A, cuántas el B, cuántas el C, cuántas el D.

                   Y cuánto en relación al total, de una región, de una provincia, de una región, del país o Estado.

                   - Cuántas diputaciones, cuántos parlamentos regionales.

                   - Cuánto tiene A, B, C, D en cuanto a la población que va a regir y en relación a la población total.

                   - Cuantos concejales el grupo A, el B, el C, el D…, y cuántos en relación al total del país o de la región.

                   2. Se habla de si unos medios de comunicación u otros, constantemente están acercando a la sardina a unos, o están acercando el tizón a otros.

                   Pues ante este problema la misma solución.

                   El que se sienta afectado o, y algún organismo de la administración pública, estudie “los medios de comunicación audiovisuales”, cuánto tiempo dedican a favor o en contra al grupo político A, al B, al C, al D.., en un tiempo determinado, una semana, un mes, los meses anteriores. Y después esas cifras se hacen públicas por esas entidades que han estudiado dicho fenómeno, sean estas entidades públicas o privadas.

                   3. Se comparan unas elecciones del tipo que sean con las anteriores. Pero al menos, se deberían comparar con las tres anteriores. Porque las elecciones pueden ser especiales, y por tanto, no es lo mismo, descender o aumentar de votos en las tres últimas que hacerlo en las dos últimas.

                   Este simple hecho, nos darían datos enormes, quizás el partido A, que ha perdido tanto en relación a las últimas elecciones, no ha perdido tantos votos en relación a hace dos convocatorias. Y el partido B, que ha perdido tantos votos con respecto a las últimas, también los ha perdido con las penúltimas.

                   Se están dando o se están convenciendo a parte de la población de hechos que no son reales, o que no son tan dramáticos o que no son tan victoriosos. Por el simple hecho de no tener en cuenta las cifras, pero las cifras comparativas de no solo dos elecciones, sino de las tres o cuatro últimas y poner las cifras y los números en las mismos paneles. De informar de forma correcta, en definitiva.

                   4. La corrupción. Cuántas personas están llamadas a juicios y cuántas condenadas. Cuánto en números y cuánto en total de cargos públicos. En total o en la formación A o B o C…

                   Cuánto dinero esas personas han manipulado, y cuánto es el total de esas entidades públicas a las que esos cargos han engañado.

                   Si se percibe desde esa perspectiva, el problema no es que no sea grave, pero si se valora en su justa medida. Quizás la corrupción sin, negar su gravedad, la corrupción económica o por dinero, que habría otras clases de corrupción, que apenas se analizan, quizás se vería que la corrupción, sin negar su dramatismo, no ha sido tanto o quizás se haya exagerado en demasía…

                   Y si se ha exagerado, quizás habría que buscar el por qué se ha hecho, y desde dónde se han movido los hilos…

                   5. A mi modo de ver, en una sociedad que está sufriendo multitud de crisis al mismo tiempo, y no solo la económica y la política. Lo más racional, es que en tiempos de crisis, como diría Ignacio de Loyola, no hacer mudanzas. O al menos, no realizar mudanzas de gran calado. Porque nos podemos equivocar en la concepción de las causas de las crisis, y nos podemos equivocar en las terapias para curar las heridas.

                   Pero si creo que las ciencias sociales (política, economía, geografía, historia, derecho, y demás), han avanzado mucho en estos dos últimos siglos. Y los especialistas en cada una de ellas, nos podrían y nos deberían dar su diagnóstico, sus ideas, sus conceptos al analizar la realidad actual…

                   No se puede permitir en un país civilizado y de alto nivel cultural y de formación de su población. ¿La multitud de máximas y proyectos y eslóganes políticos que se han indicado en estos últimos meses y años, que cualquier ciencia social que trate de esos temas sabe que con el resto de parámetros disponible es imposible cumplirlos y defenderlos científicamente? ¿Unos, arrastran graves errores económicos, otros graves errores políticos o institucionales…?

                   ¿Se ha engañado al pueblo o a parte del pueblo, que vive en una situación de enorme angustia y enorme desesperación dando esperanzas de posibilidades que no existen?

                   6. Se indique claramente, y volvemos a las cifras, cuánto es el presupuesto de una entidad equis, ayuntamiento o gobierno regional. Cuánto dinero tiene de ingresos, cuántos ha ido teniendo en estos últimos años, cuántos gastos tienen fijos, cuántas deudas… y esto en las páginas oficiales de cada entidad pública en Internet debería estar en un sitio o pestaña bien señalada. Es más con los medios de información que hoy disponemos, las cuentas de toda entidad pública, debería por meses ponerse al día e indicar gastos y entradas, y en qué se ha gastado. Y esto debería ser una obligación para la famosa regeneración política. Y esto en los tablones públicos, en papel, y en Internet. Si debe haber confidencialidad, se respete ésta. Pero se indique claramente gastos e ingresos en cada entidad pública, en toda entidad pública cada mes. Sea la que sea la entidad pública.

                   Y con los medios electrónicos actuales se puede enviar, con coste casi cero, a multitud de entidades y personas que lo requieran o deseen esa información. Luz y taquígrafos en todo y en todos los sectores públicos, y en todas las entidades, desde la más pequeña a la más alta, desde cada una de las subentidades a la más general.

                   Volvemos a las cifras, y hágase en un periodo largo de tiempo, no solo dos periodos electorales y dos gobiernos.

                   Informar es un oficio casi sagrado, porque es dar un alimento de verdad y de veracidad al otro, al ciudadano. Informar correctamente es un enorme bien a la sociedad. Informar de formas sesgadas, adrede es un enorme mal.

                   Se vería entonces que cada entidad pública ya tiene el presupuesto gastado cada mes, en mantenimiento, nóminas, etc. Como una familia si tiene equis dinero de ingresos, por lo general, tiene el noventa por ciento ya dedicado a determinados gastos fijos… No se puede engañar a la sociedad, la sociedad y el pueblo no se debe dejar engañar.

                   7. En los medios de información, públicos al menos, llamen a especialistas y que nos expliquen al pueblo. Llamen a expertos y catedráticos y profesores de universidad de alto nivel. Y de forma sencilla y simple, nos expliquen nociones esenciales y mínimas de economía, de política, de sociología, de derecho…

                   Enseñen al pueblo, y yo soy pueblo, enseñen al pueblo la realidad de la realidad, y la interpretación más científica de la realidad, o el pueblo se rebelará, de una manera o de otra. O enseñan al pueblo lo que es de verdad, la situación que tenemos en todos los parámetros, lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer, o el pueblo caerá en la desesperación, en la angustia más profunda, en la anomia más profunda y tomará decisiones muy graves con sus votos.

                   8. Necesitamos cifras y cuantificaciones, cantidades y tantos por ciento, cifras de todas las realidades, y después y al mismo tiempo compararlos en relación a los totales, sean totales de todo tipo, de su misma especie, de la región, de lo nacional, etc.            

                   Si no lo realizamos este trabajo de información, si no se nos presenta estos hechos. Nos estaremos perdiendo en cifras y nos bailarán los datos en la cabeza. Y estaremos obteniendo cifras erróneas y tomaremos decisiones erróneas teóricas y prácticas.

                   9. Por tanto, para no caer en errores graves, para enderezar la situación, creo que todas las fuerzas políticas, A, B, C, D, E, F…, deberían incentivar dos medidas esenciales…

                   a) Que los medios de comunicación, especialmente los audiovisuales, todo lo que se pueda cuantificar, se cuantifique, pero teniendo en cuenta, no dos datos, sino tres o cuatro, por ejemplo, en las elecciones, tres o cuatro elecciones últimas…

                   b) Encarguen a expertos de alto nivel, periodistas y catedráticos universitarios de alto nivel, que enseñen un mínimo en programas televisivos de gran audiencia, las mínimas ideas, mínimas ideas de política, economía, etc.

                   10. Seamos modestos y racionales, yo, por no poner otro ejemplo, yo tengo mis ideas y tengo mis concepciones, pero yo, yo puedo equivocarme, y equivocarme en el voto. Tengo derecho a equivocarme, pero también tengo derecho y los demás tienen también derecho que yo intente no equivocarme, porque el acierto mío o la equivocación mía y de millones pueden llevarnos hacia una dirección o hacia otra…

                   Si alguna vez, alguien ha pensado que tener al pueblo medio dormido y que medio sepa de todo y de casi nada de la cosa pública. Hoy, hoy se está revelando que esta idea es errónea y equivocada, porque el no saber suficiente unido a la desesperación es una mezcla explosiva con consecuencias enormes. Más si existen discursos, y siempre existen que dicen al pueblo lo que quiere oír, lo que necesita oír, y no necesariamente lo que indica el saber ortodoxo, teniendo en cuenta, la realidad real. Como siempre, ya lo decían los antiguos, lo mejor, muchas veces, está reñido con lo conveniente y lo bueno.

                   Lamentablemente en política y en economía no hay Reyes Magos, solo existe el sentido común, la racionalidad, el trabajo, el ahorro, la inversión y la correcta moralidad.

                                                     © jmm caminero (18 junio-01 octubre 2015 cr).

Fin artículo 320º: “Cifras y números”.

                                                        *



[1] Enviado al Diario Crítico.com, el día 01 de octubre del 2015. Publicado el día 02 de octubre del 2015.

Viernes, 11 de Agosto de 2017 10:52 soliloquios #. Articulos Sociopolíticos y Sociopolítica


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris