Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 382º: “Morir, morirse”.

                   Artículo Periodístico 382º: “Morir, morirse”[1].   

                   0. Todo el mundo es consciente, llega un momento que existe la muerte, de los familiares próximos de si mismo. Pero existen tres realidades, una cuándo sabes que te vas a morir, pero todavía te queda mucho tiempo o así lo crees, cuándo sabes que ya estás en la recta final, es decir, ya eres conscientes que vas a morir, en los próximos años o lustros, y en tercer lugar, cuándo sabes que tu muerte es inminente, sea unos días o unas semanas o unos meses.

                   1. Los humanes temen la vida, pero también temen la muerte. Temen la muerte si después no existe nada, temen la muerte si después existe la Inmortalidad.

                   Unos, unos seres humanos temen una cosa, otros, otros temen otra. En unas épocas se temen más una cosa que otra, en otras, es diferente.

                   El ser humano no sabe lo que es la existencia, dicho de forma suave y en muchos modos y grados. No sabe totalmente como funciona esta vida, pero tiene, en general, una enorme duda de si después de esta vida, él o ella, como ser individual, seguirá existiendo, si tendrá inmortalidad.

                   Desea ser inmortal, Unamuno, todas las ideologías religiosas, desde al menos miles y miles de años, creen de alguna manera en una especie de inmortalidad, diríamos que hasta ahora de dos tipos, la inmortalidad o nirvana oriental, la inmortalidad occidental de tipo alma-espíritu individual.

                   2. Hay distintas posturas existenciales ante la muerte que se han dado a lo largo de los siglos:

                   - Unos temen más la enfermedad y el sufrimiento que la misma muerte o el mismo morir.

                   - La mayoría temen dejar a los seres queridos, o, y dejar al mismo tiempo esta existencia, con sus felicidades y sus sufrimientos.

                   - Existen posturas con distintos grados que creen que la muerte es el acontecimiento más trágico de la existencia, y por tanto, el fracaso del ser humano (filosofías de la existencia, existencialismos en distintos grados, Heidegger, Sartre…).

                   - Hay quienes piensan que están o estamos dentro de un gran sistema biológico y ecológico, y que hay que vivir honestamente, pero que también hay que ser conscientes, que hay que dejar paso a otros individuos de la misma especie, y para eso hay que fallecer, porque el sistema natural, no permite más de una cantidad de especies y de individuos de cada especie.

                   - Existen personas que viven con una enorme angustia la muerte y lo que haya después o no haya, han existido a lo largo de la historia, de la incertidumbre de si se van a salvar o no. Creen que existe inmortalidad, pero también Dios, también Juicio Particular, y también Cielo y No Cielo. Y temen acabar en el Lado Obscuro de la Eternidad. Ejemplo, se dice de Lutero, su grave problema metafísico y personal y experiencial de su propia salvación.

                  - Todos los individuos, que sepamos de todas las especies mueren o se terminan o se acaban, pero no todos los individuos afrontan lo mismo esa muerte, su propia muerte, igual que no todos los individuos humanos afrontan del mismo modo la vida o la existencia.

                   - Lleva una vida honrada y honesta y moral y activa, cumple con tus deberes legales y morales, intenta no dejar mal en esta vida, ni mal a ti mismo, ni mal a los próximos, ni mal a los lejanos, y llegará la muerte y la sufrirás con tranquilidad y sosiego. Porque tus buenas acciones y actos en esta vida perdurarán muy lejos en el tiempo.

                   - En los momentos de desesperación y angustia enorme se desea la muerte. Pero generalmente, cuando se supera esas situaciones, el ser humano desea y quiere vivir.

                   - Es normal, bueno nos quedaremos otro día más, deseamos estar otro día más, a ver que sucede mañana en el mundo. Y más ahora que cada año nos trae la vida nuevas cosas, en especial en la forma de tecnología y acontecimientos en el mundo.

                   - Si fuésemos conscientes, nos daríamos cuenta que hoy una persona normal, una persona del pueblo vive mejor que un noble de hace tres siglos. Por consecuencia la vida hoy, es en general, mucho mejor que hace unos siglos para cualquier persona, al menos en Occidente.

                   - Según los ascetas y según los hombres y mujeres de una alta espiritualidad, en el momento de la muerte, días y horas antes, se sufren enormes tentaciones de desesperación. Se puede caer en la desesperación. Si esto fuese cierto, quizás habría que prepararse para la muerte, al menos, para no caer en la desesperación final. Cómo prepararse para no caer en la desesperación, quizás esto es fácil, es vivir en dignidad y honestidad y moralidad, y si se cree en Dios, buscar a Dios, al final, qué exige Dios, sino cumplir cuatro mandatos, que son de corte natural, y no solo sobrenatural…

                   - No temer la vida, aunque si respetar la vida, no temer la muerte, pero si respetar a la muerte. Así de ese modo intentarás vivir decentemente la vida y la muerte.

                   - Si existe Dios, muchos desean que después de la muerte puedan encontrarse eternamente con Él, en un abrazo de amor y de amar.

                   - Dicen que un día podrán los individuos humanos vivir y existir cientos de años y no como ahora, lo máximo cien, la media setenta u ochenta.

                   - Entre el nacimiento y su muerte, muchos individuos cometen enormes males, a sí mismos y a parte de los demás individuos. No es extraño que teman la muerte, porque no saben si existirá Algo después que les juzgará su existencia. Y ya no habrá engaños, ni endogamias, ni relaciones de poder, ni mentiras…

                   - Hay que prepararse durante toda la vida y existencia a no caer en la desesperación, al desaliento, a la depresión grave, que puede llevarte a un autosuicidio. El suicidio es un enorme problema que está en la sociedad mundial que se tapa o se enmascara de una manera o de otra, pero es un enorme mal que el individuo se hace así mismo, a su familia, a la sociedad, al Estado…

                   - Cuando alcanzas la etapa adulta de la existencia, y fallecen tus progenitores, ya eres consciente que la siguiente generación es la tuya, aunque no sepas si te queda un año o veinte o diez o treinta…

                   3. Se dice que un rey francés en la Edad Media, que temía enormemente a la muerte exigió al papado que le enviasen al franciscano Francisco de Paula, para que estuviese a su lado, y le alargase la vida, porque se contaban de él enormes milagros, con una enorme fama de taumaturgo. El franciscano por obediencia tuvo que trasladarse a la corte francesa. Se cuenta que como es evidente no pudo evitarle la muerte, pero al menos, se dice murió con sosiego y con tranquilidad.

                   Quizás esta sea la lección, hay que vivir con dignidad y honestidad y moralidad, y así de ese modo, se morirá, con sosiego y tranquilidad. Si existe Eternidad después, esperaremos la infinita misericordia del Ser Supremo, si no existe nada después, al menos, dejaremos mucho bien, cada uno según su oficio y profesión y circunstancias y obligaciones y deberes, en esta existencia, que no olvidemos este mundo continuará siguiendo y existiendo después de nosotros… O si no existe nada después, al menos habremos dejado el menor mal posible en este mundo según nuestros actos, palabras, deseos, gestos, emociones…

                            © jmm caminero (11-25 noviembre 2015 cr).

Fin artículo 382º: “Morir, morirse”.

                                                                  *



[1] Enviado y publicado en el Día Digital.es CLM, el día 25 de noviembre del 2015.

Lunes, 15 de Abril de 2019 15:44 soliloquios #. Artículos Ética y Moral


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris