Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 390º: “Solitarios: Emil Cioran”.

Artículo Periodístico 390º: “Solitarios: Emil Cioran”[1].       

                   0. ¿Es imposible entrar en la conciencia de otra persona? ¿Quizás, es casi imposible, porque ni siquiera somos capaces de entrar en la nuestra propia? ¿Pero podemos analizar algo de sus palabras, ideas, hechos, actos y quizás, quizás al intentar comprender-entender al otro, desde dentro y desde fuera, podamos comprendernos-entendernos algo más a nosotros mismos? ¿Quizás asomarse a la biografía de otra persona tenga como una de sus finalidades, que nos sirva de espejo a nosotros mismos…?

                   1. Emil Cioran, 8 de abril 1911, Ràsinari, Rumania, 20 de junio 1995, Paris, Francia.

                   ¿Quizás intentar indagar y bucear en la conciencia de un ser humano es o sea una tarea imposible, pero quizás hacerlo en el caso de un pensador-escritor-filósofo como Cioran, sea una tarea aún más imposible…? ¿Pero tenemos que preguntarnos, qué nos enseña o presenta o nos dice algo con su biografía o con sus hechos…? ¿Aún sabiendo que lo que expreses sea parcial, limitado, erróneo por exceso o por defecto, es bueno y es importante intentar analizar algunas ideas y algunos hechos…? ¿Sin negar, que igual que toda persona, los pensadores evolucionan a lo largo de décadas y según vivencias y circunstancias…?

                   2. Quizás, lo primero que habría que indicar, es que su padre era pope ortodoxo, es decir, presbítero de la Iglesia Ortodoxa y su madre según su testimonio era atea y con un enorme amor a Bach. (Hay que decir que en la Iglesia Ortodoxa permiten a los popes o curas casarse). Realidad ambiental familiar, que parece ser le influyó demasiado en su biografía, en su concepción de la realidad, en su vida misma y en sus pensamientos. Siempre como algunos indican alternando entre dos extremos, entre la búsqueda de Dios y la desesperación, entre la alabanza de la santidad y de los santos y en el otro extremo cayendo en la angustia y desesperación máxima.

                   Cuenta Sabater que cuando anunció que deseaba realizar una tesis doctoral sobre Cioran, creían algunos en España que se estaba inventando un escritor y un pensador…

                   En tercer lugar, a mi modo de ver, podríamos definir a esta figura dentro del pensamiento como “neocínico o perteneciente al neo-cinismo”. A mi modo de ver, y por supuesto usted no tiene por qué estar de acuerdo, todos los movimientos de la helenística del pensamiento, se llevan repitiendo desde al menos dos siglos… por lo cual, diríamos hay un neoestoicismo, un neohedonismo, un neoepicureísmo, un neocinismo, etc. Sin negar que durante esos dos milenios han existido mil formas de neoplatonismo, neoaristotelismo, etc.

                   En cuarto lugar, Cioran tuvo una biografía compleja, relata que de joven o de su primera adultez en Rumania, paseaba de noche por las calles, porque era insomne, y al final, si no siempre, casi siempre terminaba en los burdeles. Hasta donde sabemos en Paris, dónde se trasladó, según mis datos no tuvo un trabajo regular, remunerado, y que tuviese que ir todos los días a la oficina…

                   También hay que decir, que como tantos otros, aunque no era tan solitario como se cree, y conocía a la gran intelectualidad parisina, aunque viviese un poco oculto. Como tantos otros cuándo empezó a tener la fama, le vino una enfermedad, el Alzheimer, y murió sin conocer toda la proyección de la existencia y de su obra, aunque él habría renegado de concepto de “la obra de un escritor o artista”.

                   3. No voy a ser yo, quién va a juzgar el nivel de moralidad y éticidad de una persona concreta. No tengo, ni suficiente datos, ni suficientes conocimientos, o mejor dicho, no tengo suficiente atrevimiento. Pero si podemos juzgar el valor de algunas ideas. Y que su vida y sus actos y sus ideas, a nivel personal, sean juzgados por el Gran Tribunal si es que existe.

                   - ¿Se puede uno preguntar, llevamos lustros haciéndolo si incentivaba y animaba al suicidio? ¿Propio o de otros, aunque él jamás lo hizo realidad…? ¿El suicidio como postura vitalista y filosófica…?

                   Es casi imposible matizar y concluir sobre este tema, porque además fue evolucionando. Alguna vez, dice o indica, que pensar en ello, le permite vivir y sobrevivir mejor, ser más consciente de la realidad. Pero visto desde mi modesta opinión, hay que decir, que según cifras actuales cerca de un millón de personas en el mundo y cada año, toman esa opción. Por lo cual, creo que los pensadores-artistas-científicos sociales y todo profesional de cualquier profesión, sin negar la angustia y el sufrimiento de la vida, debe incentivar el bien, la vida, la vida humana individual, que los seres humanos soporten el sufrimiento y que mañana será otro día. Por consecuencia, ningún pensador debe dejar de analizar ningún tema o cuestión, pero debe ser lo más prudente posible… Si tengo alguna autoridad intelectual y moral, debo indicar que creo que en este tema, Cioran no tuvo prudencia. Y no sabemos las consecuencias de sus frases habrán tenido en momentos de mala situación de tantas personas, intelectuales o lectores… Creo que en este tema ha sido disolvente y negativo para la sociedad. Otra cosa es su responsabilidad moral sobre esta cuestión, cosa que yo no puedo juzgar, porque depende si tenía alguna carencia psicológica o bioquímica cerebral, por lo cual no tenía suficiente libertad, suficiente conciencia moral, etc. Si exagero la realidad vivencial de la segunda guerra mundial, si exagero la realidad de la bomba atómica y el enfrentamiento a muerte entre los dos bloques y las dos ideologías, etc.

                   - Parece ser que declaró una vez “jamás he trabajado”. De alguna manera siempre quiso guardar su supuesta libertad intelectual.

                   Creo que esta idea es propia del cinismo antiguo reconvertido en la actualidad. Pero no olvidemos que existimos y vivimos en un continente de origen cristiano, en gran parte, dónde la frase de Pablo de Tarso o de Saulo de Tarso, “el que no trabaje que no coma”, se ha metido en las neuronas más profundas, cierto es más en las tradiciones luteranas-calvinistas que en las corrientes católicas y de las iglesias ortodoxas…

                   Toda persona tiene un problema, que puede serle consciente o inconsciente, o ambas cosas a la vez. ¿Pensamos como vivimos o vivimos como pensamos o ambas cosas se retroalimentan…? ¿Justificamos con ideas y pensamientos y conceptos y frases y enunciados, nuestra forma de vivir-existir en el mundo, o vivimos y existimos según nuestras vivencias, traumas, historia, heridas personales y ambientales y familiares, y después inducimos y deducimos ideas y conceptos y máximas y enunciados…?

                   ¿Pero un científico natural, debe dejar aparcado, en la medida que pueda sus prejuicios y enfrentarse a lo viviente y natural, tal como es o lo más cercano a lo que es, le guste o disgusten el ornitorrinco o los virus tales realidades existen…? ¿Por consecuencia un pensador-intelectual-filósofo-científico social no debería esforzarse durante toda la existencia, y analizar lo que hay, siguiendo las intenciones de Husserl por ejemplo, y por tanto esforzarse en aceptar la realidad, aunque no le guste o no encaje con su ideología o sus vivencias…?

                   No debe el intelectual o el pensador o el escritor, que su trabajo es elaborar ideas y preguntas y datos y observaciones, no debe intentar ser lo más racional posible, lo más razonable posible, lo más prudente y mesurado posible, y lo más imparcial posible. Al menos esforzarse en ello.

                   Igual que el alcohol cura, también las ideas curan o enferman. El pensador tiene la responsabilidad de intentar curar los males de la sociedad o al menos algunos, es decir, siguiendo el adagio griego, “no tiene valor ninguna filosofía que no intente curar algún mal humano…”. Me temo, lo digo con toda la prudencia posible, me temo que Cioran no siguió demasiadas veces, este adagio… Pero a veces, parece que Occidente y Europa sufren de un masoquismo intelectual generalizado, por parte de todo tipo de escritores, filósofos, artistas. Todo en Europa parece que es malo y negativo, todo parece que es pernicioso. Y no es justo, ni es cierto. Europa es la patria de los derechos humanos, además de otros cientos de aspectos positivos y buenos de la realidad social y antropológica y política…

                   Otro día, quizás continuemos analizando otros aspectos de Cioran…

                   4. Para terminar, una conclusión y una reflexión y una pregunta, según Cioran se puede tener un conocimiento mayor sobre la vida y la existencia siendo barrendero que siendo pensador o filósofo o… Por eso él no se consideraba pensador, ni filósofo, ni siquiera escritor. ¿Usted que cree? ¿Usted que conocimiento y experiencia y vivencia tiene de la vida, y de su propia vida…?

                   © jmm caminero (16 noviembre-01 diciembre 2015 cr).

Fin artículo 390º: “Solitarios: Emil Cioran”.

                                                                  *



[1] Enviado al Euromundo Global.com, el día 01 de diciembre del 2015. Publicado 02 de diciembre 2015.

Domingo, 01 de Septiembre de 2019 10:11 soliloquios #. Artículos Filosóficos y Filosofía


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris