Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Artículos Sociosanitarios y Sociomorales.

Artículo Periodístico 169º: “¿Cómo hacer disminuir o hacer desaparecer la epidemia del suicidio en el mundo?, IV”.

                        Artículo Periodístico 169º: “¿Cómo hacer disminuir o hacer desaparecer la epidemia del suicidio en el mundo?, IV”.

                        0. ¿El suicidio es una realidad, desde hace siglos y posiblemente milenios, en todas las culturas y civilizaciones y tiempos y épocas…? ¿Pero no cabe duda que unas sociedades y culturas y tiempos son más propicios que otros…? ¿Por consecuencia tendremos que buscar métodos e ideas y prácticas y praxis de todo tipo para reducir los suicidios en el mundo, que se dice que al menos se da en un millón de personas cada año…?

                        1. ¿Sociedades muy rígidas y muy estructuradas causan índices de suicidios superiores? ¿Cómo hacer disminuir los suicidios en la sociedad japonesa…? ¿No ser tan rígidos, con normas tan estrictas…?

                        ¿Sociedades que creen en Dios, y llevan una práctica moral, más correcta, son menos propensas al suicidio…? ¿Porque de alguna manera, los males los permite Dios, no es que los quiera, pero los permite, y el individuo tiene que adaptarse, soportarlos, intentar superarlos…?

                        2. Los hombres, individuos o colectivos, no deberían ver lo negativo de las cosas, sino incluso lo negativo, muy negativo, puede tener algo positivo, y lo muy positivo, puede tener algo negativo. Quizás empezando a ver las cosas de ese modo, lo muy bueno, no te parecerá tan bueno, y lo muy malo, intentarás verlo con algún aspecto positivo. Y de ese modo, captarás la realidad más real, y no caerás en grandes euforias, y tampoco en grandes depresiones. Porque así de ese modo te ayudará a salir de lo malo, de forma más correcta, y de lo bueno, lo aprovecharás mejor. ¿?

                        3. El problema del vaso medio lleno o del vaso medio vacío.

                        4. No pisar tanto a las personas de buena voluntad, aunque no sean perfectas, porque se cansan y se agobian y se angustian…

                        5. Una correcta ética teórica, y una correcta moral práctica evita caer en muchos errores, errores de todo tipo, psicológicos, sociales, afectivos, humanos, económicos, etc., que después cuando se cae en ellos, pueden ser un principio de poder desembocar, en algunos casos, en casos de suicidio o presuicidio.

                        Una ética errónea, o errónea en muchos puntos, teórica y práctica es una de las razones del suicidio. Y una ética más acertada, teórica y práctica es un antídoto para muchos males, muchos males de muchos tipos, entre otros el suicidio…

                        6. ¿Se pueden ir poniendo condiciones, conscientes o no, tanto individuales o colectivas que no directamente, pero si indirectamente, no en el momento, pero si a la larga ayuda o pone a las personas en debates o límites o dilemas en el que el suicidio es una opción? ¿Por tanto habría que buscar ideas y prácticas, que alejen de dicha posibilidad? ¿Buscar concepciones, pero también prácticas que alejen de dicha posibilidad, en la medida de lo posible…? ¿Por ejemplo, riesgos innecesarios, no saber utilizar bien los recursos económicos, puede llevar a personas a la bancarrota, y este declive económico puede llevar a determinadas personas a una situación que en un momento, pueden pensar que la propia muerte es la mejor salida? ¿Cuántas veces hemos visto que personas que se han arruinado, han terminado colgándose de un madero o tirándose por un puente? ¿Por tanto, este sería un factor, pero deberían estudiarse y analizarse, todos los existentes, y de ese modo averiguar cuales son y sabiéndolos poner remedios, teóricos y prácticos, a nivel individual y colectivo y social y estatal…?

                        7. Cada sociedad, posiblemente tenga unos factores de suicidio que en cierto modo son diferentes a las de otras, en otros serán similares. Por tanto, cada sociedad o cultura debe analizar cuales son. Y desde ese punto de vista, estudiarlos y ponerles remedio.

                        8. Algunas sociedades no admiten el estudio forense de la razón de la muerte, la autopsia. Por tanto, esta debería ser una ley universal. La autopsia como una obligación de la persona viva y existente y por tanto fallecida. De alguna manera defender a esa persona, de no solamente posibles asesinatos, sino saber si ha sido por suicidio o por qué tipo o clase de muerte. Esto evitaría muchas muertes, y creo que también muchas muertes por asesinato, por suicidio y se averiguaría otros tipos o clases de muerte, y se podrían poner soluciones sociales, y saber el número o la cantidad de cada tipo de fallecimiento.

                        9. La persona que ha decidido suicidarse debe hacerse la siguiente pregunta, si le gustaría a él o a ella, que su padre o su madre se hubiesen suicidado o, y se le hubiese gustado a él o a ella, que su hermano o su hermana lo hubiese hecho o, y le hubiese gustado a él o a ella que su hijo o su hija lo hubiese hecho.

                        Imaginamos que la inmensa mayoría dirán que no y pensarán que no. Por tanto, deben aplicarse la lección y abandonar dicha posibilidad. O al menos, retrasarla, hasta que dentro de varios meses, en ese tiempo hable con sus familiares, padres, hermanos, hijos, nietos, también vaya y reciba asesoramiento psicológico y médico y psiquiátrico, y también consulte con algunos sacerdotes. En ese tiempo debe consultar con varias docenas de personas. Y al consultar, verá más claro y esperamos que tomará él o ella misma medidas, y los de alrededor también. Y así creemos que hay muchas posibilidades de que este peligro se reduzca y no se realice dicha realidad.

                        10. Quizás la sociedad no nos educa, o no queremos hacerlo, ni siquiera las familias, ni nosotros mismos, a un enunciado muy simple, la vida trae alegrías y felicidades, pero también, angustias y sufrimientos. Y quizás no nos enseñan, no nos educan que el sufrimiento tiene que venir, que no hay que buscarlo, ni desearlo, pero cuándo venga hay que soportarlo lo mejor posible. Quizás la sociedad está impregnada de mucho hedonismo, epicureísmo, relativismo moral y se necesita un poco más de estoicismo.

                        11. A veces, el suicida quiere con ese acto, con razón o sin ella, castigar a los próximos, a su familia. Esto es una barbaridad. Porque por mucho que le hayan hecho, que quizás no sea cierto, no tiene que quitarse su propia vida. En segundo lugar, sería un castigo enorme que puede tener consecuencias no solo para los más cercanos, sino para varias generaciones futuras. De alguna manera o alguna forma queda una sombra enorme. Igual que se heredan las cosas buenas, de alguna manera se heredan las cosas menos buenas. Nadie tiene derecho a castigarse a sí mismo, con esa pena, ni castigar a los más próximos con esa pena y esa sentencia.

                        12. Podemos comprender y entender que la enfermedad, el sufrimiento real o posible, la soledad, las costumbres en estos temas también influyen mucho. Pero esta es una solución, la peor solución a cualquier tema o cualquier cuestión. La vida, siempre la vida trae cosas buenas y menos buenas, malas y menos malas. A los cinco, a los diez, a los veinte, a los cincuenta y a los ochenta años.

                        13. La sociedad ha cometido un gravísimo error al ir erradicando el concepto de una ética-moral tradicional, que durante siglos se ha ido perfilando, no se niega que algunos puntos tendrían que tener rectificación y nuevos análisis, pero no anularla como en la práctica ha sucedido. Y también se ha cometido un error gravísimo, en ir reduciendo la religión tradicional de la propia sociedad, que ha estado con esa sociedad milenios, se ha ido raspando, anulando, aboliendo en muchos sentidos… Incluso admitiendo que ambas realidades, la ética, y la ética religiosa y el misterio religioso no sean reales o no sean verdaderos, sino que sean invenciones humanas, hay que dejarlos, hay que matizarlos y racionalizarlos y dejarlos en la vida social. Porque millones de seres humanos los necesitan y pueden vivir mejor los seres humanos con ellos…

                        Puede ser que los grandes intelectuales y una parte de la sociedad, no necesiten una ética mínima tradicional, ni una religiosidad mínima tradicional, pero la inmensa mayoría si lo necesitan, o si lo necesitamos. Es una crueldad quitarle a los hombres, lo poco, lo poco que les pueda quedar en tiempo de crisis, y en tiempo de sufrimiento, y en tiempo de angustia. Es una enorme crueldad…

                        14. Las familias donde ha sucedido y se ha consumado un hecho de estos queda totalmente herida, traumatizada. Durante años. A estas personas hay que buscarles y darles un consuelo. De alguna manera, ellas encuentren un consuelo, que sea racional y sea moral. Que comprendan que quizás la enfermedad, que esto es una enfermedad, tan dura como otras, una enfermedad que no entendemos en gran parte, pero otra enfermedad más. Que lamentablemente, parece ser, se mueren un millón de personas por esta razón. Y que por tanto, habría que investigar desde muchos puntos de vista para reducir este número de personas que mueran de esta forma y de esta manera… Las familias no deben sentirse culpables, ni responsables. Todo ser humano tiene un grado de libertad y responsabilidad, y es él o ella, quién tiene que asumir dicha realidad y dicha capacidad, ciertamente aunque se equivoque. Lamentablemente en estos casos así sucede.

                        Por lo general, en muchos casos, las familias no se lo esperan, y el dolor, el dolor y la angustia se multiplican. Por lo cual, a mi entender, además de buscar razones y motivos y causa del suicidio, en segundo lugar, además de buscar diagnósticos, pronósticos, terapias, soluciones, en tercer lugar habría que buscar modos y sistemas e ideas y conceptos para intentar que las familias que sufren esta realidad, sea para ellas, lo menos negativo posible… Y tenga las menos consecuencias posibles para generaciones futuras, que es el cuarto capítulo de esta cuestión.

                                          © jmm caminero (17 oct. 14-05 en. 15 cr).

Fin Artículo 169º: “¿Cómo hacer disminuir o hacer desaparecer la epidemia del suicidio en el mundo?, IV”.

                                                        *

Domingo, 28 de Febrero de 2016 06:26 soliloquios #. Artículos Sociosanitarios y Sociomorales


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris