Blogia
Soliloquios o Cuaderno o Enciclopedia Filosofia
Chollo del día - Gorra Adidas 9,99 € 15 € -33%

Artículo Periodístico 434º-B: “Personas con más inteligencia en la historia”.

                   Artículo Periodístico 434º-B: “Personas con más inteligencia en la historia”[1].

                   0. ¿Por qué la naturaleza o la genética o historia crea o produce personas que están por encima del 140 de C.I  

                   1. Se considera que el 0,5% de la población tienen un cociente o coeficiente intelectual de más de 140. Por lo cual treinta y cinco millones de personas aproximadamente de todas las culturas y civilizaciones e ideologías y continentes y edades están por nacimiento diríamos en esa franja de realidad genético intelectual.

                   2. Pensar y pensarlo bien, si como en algunas sociedades o países tienen planes especiales de superdotación o de inteligencias sobresalientes o de altas capacidades según se quiera indicar, si estadísticamente están viviendo o existiendo actualmente setenta millones de personas con superdotación, ciertamente en distinto grado. Imaginar que sucedería si ninguna de esas personas se perdiese o un tanto por ciento muy pequeño, todas las personas con esas características hubiese planes reales y prácticos y existentes desde la infancia para desarrollar sus talentos, sean talentos generales o específicos por una actividad humana… ¿cuánto cambiaría el mundo, cómo iría evolucionando en cantidad y en calidad, y en menos o en menor tiempo y a mayor velocidad…? ¿claro está algunos podrían indican que un cambio muy rápido en la sociedad no sería totalmente positivo, porque es someter a la sociedad a cambios demasiados rápidos y quizás demasiado profundos o esenciales…?

                   3. Se podrían poner listas de personas que a lo largo de la historia han tenido o disponen ahora de una gran inteligencia: Platón, Aristóteles, Napoleón, Newton, Einstein, Marilyn Vos Savant, Hawking, Kim Ung-Yong, Leibniz, Spinoza, Erasmo de Rotterdam, Miguel Ángel, Paul Allen, Richard Rosner, Kasparov, Andrew Wiles, Judit Polgár, Dickens, Raffaello Sanzio, Faraday, Hirata, Terence Tao, James Woods, Leonardo da Vinci, Sidis, Suizaborg, Thomas Wolsey, Hugo Grotius, Galton, John Stuart Mill, Langan, Voltaire, Cervantes, Shakira, Madonna, Darwin, Goethe, Maxwell, Copérnico, Gauss, Galileo Galilei, Euler, Tesla, Ettore Majorana, Swedenborg, Hypatia, Marie Curie, Edith Stern, Dylan Jones, Sho Yano, Michael Grost, Asimov, etc.

                   Posiblemente si se detectara todo este talento en el mundo, se produciría una evolución y un progreso más deprisa y más profundo en todas las áreas de la actividad humana. Por lo cual, si alguna vez seriamente se plantea solucionar los graves problemas existentes en el mundo actual y que nos pueden llevar a una situación compleja, por denominarlo de forma sencilla, o ya estamos en una situación compleja, por expresarlo de una forma suave. Una de las medidas que habría que tomar y decidir de forma universal es aprovechar todo el talento natural que cada año nace y surge en el mundo. Es decir, tenemos una mina de talento, más preciosa que el oro y los diamantes, que cada año nace de forma natural, como las flores, y quizás no las aprovechemos de forma correcta… y adecuada… y conveniente… por el bien de esas mismas personas, que no sufran más de lo que tengan que sufrir, que no sean conscientes de su inteligencia cuando ya quizás sea demasiado tarde, para que sirva para ellos mismos y sus familias y para la sociedad y la humanidad, etc.

                   Como aquel escritor que comentaba viajando por el sur de Estados Unidos, al ver a los aparceros negros, y se preguntaba “¿Cuánto talento o genio se estará perdiendo…?”. Pues diríamos que hay o habría tres categorías, todo el talento que jamás se reconoce y por tanto no se forma, por diversas circunstancias, en segundo lugar, todo el talento que se forma y se desarrolla de alguna manera, pero la sociedad y los órganos de gestión de la sociedad, en todos los ámbitos, privados o públicos, no son capaces de reconocer ese talento, y en tercer lugar, que creo que es la cantidad o proporción menor, aquellos que conocen su talento, se les forma y se les educa y lo hacen fructificar y por parte de la sociedad lo valoran, sea de una manera o sea de otra…

                   3. Para concluir teniendo en cuenta lo anterior podríamos inducir la enorme necesidad de detectar a esas personas con esos valores, igual que hay que diagnosticar a las personas con deficiencias, para ayudar a unas y a otras, para que sus vidas sean más fáciles, mejor orientadas desde la infancia, y puedan sobrellevar y llevar mejor su pesada carga sobre sus cabezas y sus hombros. Y desde luego si es posible aporten algo positivo a la humanidad, sea poniendo un negocio o una pequeña empresa o descubriendo un teorema matemático o abriendo nuevas concepciones en algunos temas de algunos de los saberes, o aportando algo a alguna de las artes, o siendo grandes filántropos o grandes buenas personas a nivel moral o ético… Es decir, sean un buen incentivo para la sociedad y la humanidad…

                            © jmm caminero (31 diciembre 2015-12 enero 2016 cr).

Fin artículo 434º-B: “Personas con más inteligencia en la historia”.

                                                                  *



[1] Enviado el día 19 de enero 2016 al per. dig. Mundiario. Publicado el día 21 de enero 2016.

0 comentarios