Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Artículo Periodístico 364º: “El duelo” .

                   Artículo Periodístico 364º: “El duelo” . 

                   0. Se entiende por duelo la perdida de un ser querido. Por extensión la pérdida de empleo, perdida de una relación, perdida de un negocio, perdida de algo importante y esencial.

                   1. Aquí nos fijaremos un poco en la perdida humana, en general, y en particular, en los seres humanos (sea por muerte de un ser querido, hijo o padre o madre o hermano, sea de una relación o amor, sea una perdida económica o social de una enorme gravedad, desempleo, ruina económica, etc.). Evidentemente en mil palabras no se puede reflexionar sobre todo, todos los aspectos ni sobre aspectos profundos de este problema. Pero intentaremos señalar algunos.

                   2. Durante siglos en todas las familias, la muerte era una realidad en edades tempranas. Cierto que por lo general las familias tenían cinco o seis hijos, pero todos tenían la convicción de que algunos fallecerían. En muchas familias, antes de ser los hijos adultos y llevar una vida de adultos, ya era normal que uno de los padres, cuando no los dos habían fallecido. Esta realidad los hombres la han vivido durante milenios. Posiblemente hasta hace un siglo que esta situación empezó a disminuir.

                   Por lo tanto, diríamos que la muerte ha estado presente durante milenios en todas las familias, en algún miembro familiar, o en varios. Solo desde las dos o tres últimas generaciones y en Occidente, esto ha disminuido. Disminuido para bien.

                   Pero ahora nos encontramos que por ejemplo, muchas familias, por opción libre o por circunstancias solo tienen un hijo o solo dos. Si alguno de ellos fallece se produce en la familia un enorme drama. Porque todo se ha perdido. No digo que cuando tuviesen cinco hijos, y se muriesen dos, no lo sintiesen, pero primero, presentían que les podría suceder, en segundo lugar, podrían pensar que la vida sigue y tenían que cuidar a los restantes. Hemos olvidado cuando durante siglos en verano, en agosto se morían miles de niños y niñas de pocos meses en la Meseta de la Península Ibérica.

                   3. Las filosofías e ideologías que han ido mermando las morales tradicionales y la religiosidad tradicional, que de alguna manera preparaban para la vida y para la muerte, era más fácil la existencia con esas filosofías y religiosidades que con las actuales, sean de Sartre, Heidegger, Wittgenstein, Nietzsche, y otros movimientos filosóficos, bajo la definición “del hombre para la muerte”, pero en definitiva no proporcionan una esperanza aquí para después de la muerte. Porque con una esperanza de Otra Vida después de la muerte se lleva mejor la muerte, igual que una desgracia, según el refrán popular con pan se supera mejor.

                   Quizás, habría que preguntarse si demasiadas ideologías, demasiadas filosofías han lanzado ideas y conceptos y definiciones y experiencias que han dejado a los humanos desnudos, desnudos ante multitud de situaciones de la existencia y de la vida. Porque la vida tiene muchas cosas buenas, pero también tiene muchas cosas dolorosas, entre otras el duelo.

                   4. ¿Qué podríamos decir para consolar a alguien que esté pasando por este momento, a alguien que ya lo ha pasado, a alguien que irremediablemente le vendrá otro duelo en el futuro…?

                   - Lo primero que hay grupos, especialistas, personas que están preparadas en estos temas y que deben y pueden consultarlos. Que eso si, tengan cuidado con quién y cómo consultan, a ver si va a ser una tapadera para otra cosa, que sean grupos sectarios o que sean negativos, a ver si por curar un mal, vamos a terminar teniendo dos o tres grandes males. Pero teniendo cuidado, consultado a personas de prestigio, a especialistas licenciados, pueden encontrar a qué puerta llamar.

                   - Se suele indicar que el duelo pasa por diferentes fases, aplicado a todos los tipos de duelo que indicábamos al principio, ciertamente no se dan todas en todas las personas, ni todos los pasos de la misma forma o cantidad o cualidad, entre otros: negación del hecho, puede seguir una fase de violencia o de ira o de indiferencia, también de culpabilidad, en tercer lugar, una fase de negociación con uno mismo, buscar razones, exculparse, ver las cosas con más distancia, en cuarto lugar, un enorme dolor emocional, que esta fase estaría en todo el proceso, mezclado con diferentes realidades, y en quinto lugar, se denomina aceptación, pero es una aceptación, por lo general limitada.

                   - Se suelen dar otros consejos que pueden ayudar de alguna manera, entre otros: hablar de cómo se siente, algunos les sirve escribir o realizar actividades, no deje de cumplir con sus deberes y obligaciones, trabajo fuera de casa y trabajo dentro de casa, no olvide a los otros miembros de la familia, intente dormir lo suficiente, intente llevar una vida pautada y normal e incluso rutinaria, no tomar alcohol y menos otras sustancias nocivas, si es posible no tome decisiones importantes en esas semanas o meses en el que el duelo está enormemente presente, no le importe llorar, intente en la medida de lo posible la racionalidad, si cree en el Ser Supremo apóyese en esta gran idea o concepto, si cree que hay Otro Mundo no le importe pensar en ello, por tanto la muerte no sería definitiva. Si son otros tipos de duelo por desamor o divorcios, piense que puede encontrar otras posibilidades, si es por pérdida de trabajo, puede abrirse nuevas etapas en su existencia. Para finalizar, recuerde lo bueno del ser querido que ha fallecido, póngase en contacto con otras personas que estén en su mismo proceso y les haya sucedido algo similar…

                   5. Si el duelo es demasiado profundo en el tiempo o en las características y hay otros graves peligros añadidos, es absolutamente necesario con consultar con profesionales de la salud pública y mental. Y esto sería un trabajo que tendrían que realizar los familiares o personas cercanas.                   

                   Solo queda esperar que este artículo de opinión pueda servir para algo y para alguien, si no al menos mucho, si un poquito… Porque al final, todo ser humano que respira tiene que pasar en su vida, no un duelo, sino varios. Incluso hoy. Pensar siempre que después de la noche vendrá la mañana con el sol, aunque sea nublado.

                                   © jmm caminero (02-08 noviembre 2015 cr).

Fin artículo 364º: “El duelo”.

                                                                  *

Miércoles, 04 de Julio de 2018 19:51 soliloquios #. Artículos Ética y Moral


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris