Blogia
Soliloquios o Cuaderno o Enciclopedia Filosofia
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

Artículos Periodísticos

Artículo Periodístico 419º: “Sobre los artículos periodísticos, X”

                   Artículo Periodístico 419º: “Sobre los artículos periodísticos, X”[1].

                   0. ¿Qué puede decir un autor modesto de artículos de opinión o periodísticos que publica en medios modestos o periódicos digitales que hasta el momento también son modestos? ¿Qué puede decir ese autor, en este caso yo, sobre los propios artículos y sobre los artículos en general…?

                   1. Lo primero, que los artículos que realizo o construyo son una especie de microensayos, que combinan filosofía y literatura y arte y fenomenología religiosa, con aspectos de la cotidianeidad. Intentar elevar lo rutinario y cotidiano a problema esencial y filosófico. Y hacer descender grandes ideas esenciales al mundo presente y cotidiano y coetáneo, casi de la rutina, casi de lo sin importancia. Pero la vida está hecha por un tapiz de las grandes ideas y de los hechos pequeños…

                   2. No deseo hacer perder el tiempo a nadie, leyendo un artículo mío. Por eso, intento que cada artículo sea algo necesario, algo que aporte datos y hechos e ideas y conceptos. Y no quiero convencer a nadie de nada, por eso, la mayoría se presentan en forma de preguntas y cuestiones… y así el texto del artículo es como un espejo en el cual, el lector es un interlocutor, que aporta y perfecciona el artículo…, no es un simple seguidor o continuador…

                   3. En algunos artículos diríamos que sigo una exposición lineal, pero en otros sigo un sistema en espiral o circular dando vueltas al argumento y añadiendo en cada párrafo una razón más, en otros artículos utilizo ambos sistemas combinados. O incluso en un cuarto sistema de expresión, utilizo una vuelta hacia atrás repito una idea anterior o una idea básica para expresarla de distinto modo o manera o similar, según creo que convenga.

                   Ciertamente creo que no hay que hacer perder el tiempo a alguien que está leyendo un artículo, porque posiblemente lea varios esa mañana. Pero también creo que es importante, como se lee demasiado deprisa, que el hipotético lector comprenda no solo la idea básica del texto, sino matices, argumentos, razones. Porque la mente humana lleva muchas prisas, porque se le exige mucho a todo el mundo, y enseguida se resume un texto escrito, y más un artículo, se sintetiza a nivel mental, y eso es bueno, pero quizás se quede fuera muchos matices, fuera de ese resumen.

                   Indico otro, por si se cree que no sé escribir un artículo. O dicho de otro modo, sigo dos sistemas de exposición, uno lineal o de letra clara, es decir, ideas que se continúan, y se va añadiendo razones o argumentos o datos. Y raramente se vuelve atrás, salvo en la conclusión. O un segundo sistema que podríamos denominar, parroquiano o de la prosa barroca…

                   De todas formas en mil o mil quinientas palabras, que puede una página o dos, que en tiempo de lectura es unos diez minutos, pues expresar la esencia del universo o incluso de un tema es difícil, si por un lado, hay que situar el tema o cuestión, por otro lado, indicar algunas opiniones diferentes, y al final, o en medio aportar alguna nueva solución. Y por tanto, también argumentarla dicha nueva razón, aunque sea levemente.

                   4. Intento narrar y analizar en los artículos el misterio y el enigma humano. Cualquier aspecto de la realidad humana. Ahora todavía con comedimiento, para que los editores no se espanten, pero como en todo iré o intentaré describir todo lo del ser humano, sus claridades y sus negruras. Ciertamente con mesura y modestia y humildad y compasión y piedad. Pero narrar todo. Sea en forma de pregunta, sea en forma de datos y razones, sea en forma de argumentos, sea en forma de artículos. Al final, si la Providencia desea y quiere, y si mis circunstancias lo permiten, y soy capaz de escribir unos cientos de artículos y publicar unos cientos de artículos, aunque sea en periódicos modestos digitales, intentaré expresar un mundo, un panorama de la realidad social y humana y natural y metafísica, individual y colectiva, de dentro y de fuera.

                   Ciertamente, los artículos son en sí un mundo, pero al mismo tiempo son una parte más de la obra Cuadernos, y Cuadernos con su dimensión escrita de multitud de géneros y temas y disciplinas, y un complemento más de la parte plástica de dicha obra… Todo unido, los artículos es una dimensión o parte más de ese todo… Porque ese todo constituye la descripción o intento de narración de todo y de todo como todo y de cada parte como parte, y de las partes en el todo y del todo en el todo, y del todo en las partes. Al menos un intento…

                   No es extraño, a veces pienso, que muchos no entiendan, ni las partes, ni el todo. Es más que les dé miedo, que no tengan el valor de bucear en estos mares conceptuales, formados por escritos e imágenes y dibujos y fotografías… Porque de alguna manera es entrar en un mar enorme. En el mar inmenso de las ideas, de las culturas, del ser humano, de la sociedad, de la metafísica, del pasado, del presente y de algo del futuro… No es extraño que la respuesta sea el silencio. Porque no somos capaces, ni siquiera yo, como autor o recopilador de asimilar y asumir el inmenso mar de esta obra. Que por otro lado, no es mía, es tomado de la acumulación de milenios, de miles de generaciones, yo solo he puesto el uno por ciento… el autor de esta obra es la humanidad…

                   Los artículos son una forma de expresión de todo ese misterio. Nada más.

                   5. Con los artículos narramos y pensamos los grandes misterios y enigmas del ser humano, son grandezas y sus miserias, de claridades y sus obscuridades… No cerramos, sino intentamos abrir espacios de realidad interior y exterior…

                   6. Creo que hay que buscar nuevas “formas y moldes y estructuras” a los artículos periodísticos. Nuevas combinaciones. Cómo éstas, de encontrarse, no me van a permitir que se publiquen en los medios que actualmente me publican, la única solución que me queda es escribirlos, o escribir algunos diríamos más avanzados y publicarlos yo en mi blog, o si hago una edición en papel o en Dvd de los artículos…

                   7. Un artículo periodístico es un intento, a mi modo de ver, de hacer reflexionar a un hipotético lector, no conducirlo a tu propia ideología o intereses o fines, sino plantear una o varias cuestiones con una serie de datos y hechos y argumentos, y una serie de posibilidades de fines y finalidades. De ese modo el lector, de hoy o de mañana, si es que el artículo permanece puede a la luz de su experiencia, intereses, ideas, ideologías conducirse por el camino del pensar y del sentir y del actuar como crea conveniente…

                   8. Creo que un artículo debe ser profundo y esencial, ir al centro de la realidad que se está tratando, o al menos, a algunos de los centros o esencias, pero al mismo tiempo sin renegar de aspectos anecdóticos, y de hechos o datos. Pero sin caer en una vorágine de datos y anécdotas.

                   Debe ser además entendible para toda persona, no solo para especialistas, sino de una cultura general, pero incluso aunque sea profundo y esencial personas de nivel mínimo de conocimientos culturales en esa materia o tema puedan también tratarlo.

                   Pero incluso un artículo así, aporte algunas notas al superespecialista, algún detalle, alguna pregunta secundaria, algún camino que está por desarrollar.

                   Por tanto, el artículo de opinión o periodístico como yo lo entiendo son difíciles de realizar y construir… Y a eso, hay que irle dando una cierta variedad…

                   9. El artículo a mi entender no tiene que mostrar la vanidad o soberbia del autor. Sino la modestia y la humildad, que se note que el escribidor o escritor o ensayista o articulista es uno como el lector, se ha pasado la vida buscando y dudando…

                   10. De algunos artículos que he escrito, que están divididos adrede en párrafos con numeración, cada numeración podrían ser un artículo en sí. Pero creo que hay que formar y conformar una estructura, una relación entre partes y estructura y sistema y subsistema, para de ese modo buscar grados de verdad y bondad y belleza y utilidad más apreciables…

                   11. Todo artículo debe saber el lector y sobretodo el recopilador o autor está lleno de errores. Por lo cual, nadie se debe ofender, lector si el autor se equivoca, y el autor si algún lector le demuestra que en algo o en mucho está equivocado. De todas formas y maneras, el tiempo demostrará que la mayoría de artículos estarán en el error, por exceso o por defecto, de tal o cual cosa o de todo…

                   © jmm caminero (19 noviembre-27 diciembre 2015 cr).

Fin artículo 419º: “Sobre los artículos periodísticos, X”.

                                                                  *

                  


[1] E. 18 febrero 2017 al Diario Alhaurin de la Torre.com. Xornal de Galicia.es. Canarias Noticias.es.

Artículo Periodístico 359º: “Sobre los artículos periodísticos, VIII”.

                   Artículo Periodístico 359º: “Sobre los artículos periodísticos, VIII”.

                   0. ¿Con trescientos artículos escritos, en estos últimos dos años, y con noventa publicados en rotativas digitales, en general modestas…? ¿Me pregunto si puedo aportar algo, en la reflexión teórica sobre estos medios, y si puedo aportar algo en los artículos que realizo o puedo construir en el futuro próximo? ¿Al final, yo siempre pienso que de todo lo que indicas, el noventa y nueve por ciento, es tomado de todas las tradiciones culturales, y a lo sumo, tú o yo, yo pongo un uno por ciento…?

                   1. ¿En doce meses he publicado cien artículos en periódicos digitales, de mayor o menor extensión, de mayor o menor audiencia o de mayor o menos importancia…? ¿Pero he aportado algo en esos artículos para el bien del ser humano, individual y colectivo…?

                   Entiendo un artículo periodístico, igual que una página escrita o un dibujo o pintura como un instrumento estético, pero también de conocimiento, de búsqueda de la verdad-bondad, de solidaridad y fraternidad humana.

                   Es decir, algo que sea como un buen café o un buen sillón, te relaje, te descanse, te limpie por dentro y por fuera, te sosiegue, te enseñe algo… y que pueda servir para comprenderte mejor a ti mismo, y si es posible a los otros, o la naturaleza, en algunos aspectos…

                   ¿La pregunta sigue en pie, de los trescientos artículos que he escrito en estos dos últimos años, de los cien que he publicado en este último año he aportado algo en ellos y con ellos? ¿Son como un buen refresco en un día muy caluroso de agosto, o solo son palabras incoherentes y que solo testimonian la vanidad y la soberbia y la petulancia del autor, en este caso yo…? ¿Intento seriamente no hacer perder el tiempo, diez o quince minutos de la vida o existencia de un hipotético lector que no sé como se llama y en qué condiciones estará su vida o su existencia…?

                   2. Un artículo es un constructor o instrumento cultural, a mi entender, muy complejo, aunque parezca sencillo.

                   A mi modo de ver, entre otras variables, hay que ir evolucionando y progresando en una escalera, laberinto, espiral de incentivar razones y emociones y sentimientos y conceptos, para llegar desde un punto A, a otro Z, o de un punto A y dar una vuelta y volver al A.

                   Cada artículo puede tener una estructura de significación y de significante, de contenido y de continente, de materia y forma similar o diferente.

                   3. Para mi un artículo es como un enorme edificio, una gran arquitectura. Incluso en sus mil o dos mil palabras.

                   Y al mismo tiempo, mentalmente está unido a los cientos de artículos que se hayan escrito o pueda escribir, o incluso pensados que nunca concretizaré en papel.

                   Pero en mi caso, aunque no se puede pedir al hipotético lector, los artículos es una parte más de la obra Cuadernos, es decir, forma una habitación dentro de una catedral o monasterio o palacio o rascacielos mental que denomino Cuadernos o Soliloquios…

                   4. algunos artículos irán bajo un epígrafe, de momento: “Virtudes y desvirtudes”, “Solitarios”, “Sombras”.

                   En sombras quisiese incluir artículos que serían una combinación de artículo periodístico y de opinión con novela o relato o poesía, pero evidentemente con un tamaño de mil palabras aproximadamente.

                   Es diríamos narrar una realidad externa al ser humano e interna a todo o a casi todo ser humano, que sirva de combinación y recombinación. Es decir, artículos en el que lo inconsciente colectivo y lo consciente colectivo e individual, de todo o casi todo individuo se mezcle y se relacione.

                   Posiblemente no los envíe de momento a ningún medio de comunicación.

                   Pero en estos artículos diríamos vendrán multitud de datos y notas, mezclados y combinados, pero sin orden. Para que emerja del hipotético lector ideas y sugerencias, que estén más allá de la relación directa del escribidor o escritor o autor de dichas palabras. Que el lector pueda ir más allá. Datos que no combinan bien con otros datos, pero que pueden permitir nuevas combinaciones mentales y conceptuales…

                   5. Aunque estoy publicando algunos de estos artículos en pequeños libros con Cd o solo con Cd o librosCd, y además en periódicos digitales, algunos bastantes modestos. Todos los artículos constituyen como una parte de Cuadernos, y todos los artículos tienen una interrelación entre sí, como una “parte de un edificio”. En este caso un edificio mental.

                   6. ¿Puedo aportar algo con los artículos que he escrito o con los que pudiera o pudiese escribir o redactar…? ¿En contenido o en forma…?

                   ¿Tienen alguna aceptación?

                   ¿Tendré algún problema de interpretación por los hipotéticos lectores de mis artículos, me meteré en algún lío por los artículos…?

                   Ya que es diríamos lo poco que tiene una cierta aceptación social, al menos me lo publican otras personas o entidades, que no soy yo, es decir, no son autoediciones realizadas por mí. Sino que son publicados por otras entidades y otras personas debería de alguna manera y forma centrarme más en ellos. Lo mismo se puede expresar una filosofía, o parte de un sistema de pensamiento en aforismos o fragmentos o ensayos o libros que en cientos de artículos…  Por tanto, no debería como Alain, al que por cierto no he leído ningún artículo, no debería intentar en los años que me queden y si puedo continuar publicando artículos, intentar hacer como una especie de “edificio de artículos de opinión” que constituirían en sí, una especie de “filosofía expresada en los medios de comunicación, aunque sean modestos”. Y que a su vez, forma y conforma una dimensión más de la obra Cuadernos, y forma una unidad con ella…

                   7. Los artículos serían expresar en forma de este subgénero del ensayo, cuestiones de filosofía, pero hacerlos de forma más modesta, para que al menos, todo público interesado por ello, pueda tener acceso y tener entendimiento y tener comprensión de un poco más de filosofía. Pero al mismo tiempo, el especialista en filosofía pueda aprender y aprehender algo.

                   Un artículo sería un intento de que en diez o quince minutos, en mil o mil quinientas palabras alguien fuese capaz de comprender y entender que sobre un tema puede existir algunos horizontes más, algunas perspectivas más, algunas preguntas o cuestiones más, algunas dimensiones mas, algunos caminos posibles.

                   En ningún momento, es mi intención, en los artículos, ni en nada lo que yo escribo o plasmo en pintura, hacer propaganda o publicidad o persuasión sobre ideas o contenidos, sino a lo sumo, que sirva de reflexión a cualquier persona…

                   8. Siempre he querido y he intentado escribir y publicar artículos. En estos cuarenta años lo he intentado muchas veces, en muchos medios. Y solo últimamente, en este último año he conseguido que se materialice, aunque sea en periódicos digitales, algunos bastantes modestos. Pero que yo agradezco que me hayan dado esa posibilidad.

                   Entiendo los artículos como “microensayos”, y como tales, un subgénero que es mitad, al menos en mi caso, mitad literatura, mitad filosofía, y mitad otros saberes, y con todos esos parámetros psicomentales y conductuales y conceptuales abordo cosas de la realidad presente, sean de un orden o sean de otro, se sea de pequeñas o cosas pequeñas o se sea de grandes edificios o grandes arquitecturas…

                   Pero ciertamente, intento siempre respetar los derechos humanos, la democracia, la dignidad humana, y todo tipo de ideologías. Ciertamente, si expreso “la casa es verde”, o hago la pregunta “¿es la casa verde?”, puede que a todo el mundo no le guste que escriba que la casa es verde, porque sus intereses o ideologías o su pensamiento piense que es azul o roja o negra o violeta…

                   9. Lo último que quiero es que nadie se sienta ofendido con mis artículos. Como todo lo que escribo puede y puedo tener muchos errores. Pero ya iré evolucionando. Pero de todas formas son opiniones e ideas que puede que gusten o disgusten a unos o a otros o a ninguno. Pero es diríamos una perspectiva sobre una realidad o un asunto o un tema o una cuestión.

                   El tiempo me ha enseñado que una frase escrita ahora, quizás muy certera y ponderada, dentro de diez o veinte años, puede ser errónea, porque ha cambiado la situación de la sociedad, de los pueblos, del saber…

                   10. Me gustaría que mis artículos entretuviesen, sirviesen para aprender, fuesen didácticos, incluso aptos para el aula, intentasen crear puentes entre ideologías y diferentes opiniones, aumentase un poco el saber sobre un tema, abriese nuevas perspectivas, que quizás antes no se han tenido en cuenta, al menos en algunos detalles, sirviese para todo el mundo, para personas altamente cultivadas en cultura o en educación, pero también sirviese para aquella persona que apenas lee, y quizás le abra alguna perspectiva para su pequeño negocio, y también quizás para las elites fuesen una fuente de ideas y sugerencias…

                   No necesito con mis artículos ni adversarios, ni menos aún enemigos. Si alguien cree que su idea es mejor que la mía, solo le pido que me respete mi idea, y que quizás lleve razón, pero de momento estoy en este momento de mi evolución mental y cultural y conceptual. Quizás mañana esté en su misma perspectiva. Ya he ido evolucionando estos años, sé que si viviese cien años más, evolucionaría más. Pero evidentemente no voy a vivir cien años más…

                                       © jmm caminero (10 octubre-07 noviembre 2015 cr).

Fin artículo 359º: “Sobre los artículos periodísticos, VIII”.

                                                                  *

Artículo Periodístico 352º: “Sobre los artículos periodísticos, VII”.

                   Artículo Periodístico 352º: “Sobre los artículos periodísticos, VII”.

                   0. ¿Tiene sentido continúe escribiendo artículos periodísticos? ¿Aporto algo con ellos a la sociedad, a la humanidad? ¿Me sirven de algo para mí?

                   1. Me gustaría que los artículos que escribo, y también los que otros escriban fuesen artículos que sosieguen, que busquen la verdad con bondad y con utilidad y con sentido común y con racionalidad…

                   Cada artículo o cada página o cada quinientas palabras varios errores. Estos pueden ser por exceso o por defecto, por falta de datos o por exceso de aprioris, etc. Pero supongo que esto es imposible ponerles límites…

                   Lo que no deseo es que ningún artículo sirva para que otras personas me incluyan en su lista negra.

                   ¿Pero existen listas negras o eso es una exageración de tiempos antiguos…?

                   ¡Contesten ustedes a esa cuestión…!

                   2. Ya he publicado en distintos medios periodísticos, online, unos setenta artículos, me pregunto si tienen alguna razón de ser o si aportan algo, o simplemente son nada más que ocurrencias o boutades…

                   Ciertamente al plantear muchos párrafos como cuestiones o preguntas estoy intentando llevar al hipotético lector a la reflexión. No deseo que acepte mis propuestas, sino que mis frases le lleven a pensar y reflexionar o a combinar conceptos e ideas y datos y sus experiencias y vivencias.

                   No es mi intención enseñar a nadie nada, salvo quizás a que reflexione de forma más profunda o con otras perspectivas o dimensiones…

                   3. Ya tengo suficientes años para entender dos cosas, es muy difícil convencer a nadie de nada, que no quiera convencerse o aceptar, segundo, todas las ideologías, tienen aspectos positivos y negativos, ciertamente no en el mismo orden.

                   Soy otro individuo en esta cadena que empezó hace dos millones y medio de años, y si tenemos suerte y un poco de inteligencia esperemos que dure otros dos millones de años, al menos…

                   Creo que una buena herramienta más precisa que otra para el mismo fin, es mejor que una menos perfecta. En las ideas y conceptos creo que ocurre lo mismo. Ese es diríamos mi trabajo o vocación intentar afilar ideas y conceptos y cuestiones y preguntas…

                   4. Si alguien no está de acuerdo con mis ideas o mis datos o los conceptos que expreso, debe saber que la inmensa mayoría son tomadas de alguna tradición cultural, en segundo lugar, quizás esa persona lleve la razón y yo esté el error, pero permítame que vaya evolucionando con el tiempo y pasar de mi error a la verdad que usted tiene. Déjeme que me equivoque y vaya evolucionando.

                   Por otro lado, mis artículos no van en contra de nadie y de nada, ideología o persona, sino solo son reflexiones, más o menos acertadas, aunque creo que determinadas ideologías son más acertadas que otras, y en algunos temas concretos, unas personas menos erradas que otras…

                   5. No sé el tiempo de vida que me queda en este mundo, no sé si un año o treinta. Si escribo estos artículos, es intentar, entre otros motivos difundir algunas ideas y preguntas que he estado madurando durante lustros. Y quizás enseñar no soluciones a nadie, pero quizás, algunas preguntas o perspectivas de algunas cuestiones… que quizás usted no haya reflexionado, o quizás su pensamiento es mucho más esencial y real y verdadero y profundo que el mío. Si es así espero sus artículos que me permitan conocer mejor la realidad…

                   6. No deseo caer en la erudición que hoy puede tenerla todo el mundo, solo es poner en un buscador la palabra concreta. Sino que busco lo esencial o el dato, lo superficial o lo accidental, pero si es posible el meollo de la cuestión… Para que así, todo se perciba de un modo diferente…

                   El artículo a mi modo de ver, no está para la vanidad del autor, ni está para convencer a nadie de nada, sino solo está con la función que alguien, se diga a sí mismo, anda en esta cuestión puede existir otra perspectiva, quizás a veces, otra solución.

                   También debo decir, que creo que algunas soluciones o algunas preguntas que se dirigen a algunas soluciones podrían producir bastante bien a la sociedad o algunos sectores de la sociedad…

                   7. La erudición y llenarse de datos y conceptos e ideas, hoy se recoge muy fácilmente, pero esa aquilatación del saber, de ponderación, de esencialidad y de existencialidad eso que antiguamente llamaban sabiduría. Que es como el néctar de la fruta, eso se tarda muchos años y décadas. Porque no es solo ejercicio de saber, sino de combinación con la experiencia y las vivencias y los datos y la realidad…

                   8. No soy tan vanidoso, ni tan orgulloso, ni tan soberbio de pensar que mis ideas son las más correctas o de las más correctas, porque en la vida, no he acertado en todo… lo cual me lleva a pensar que no he tenido ideas correctas, ni actos correctos, además de otras razones o motivos como el azar…

                   Pero si creo que en muchos temas, quizás estén más acertados que la media de la población…

                   Usted sabrá de una docena de temas o cuestiones, y yo, también sabré de algunos…

                   9. Un artículo periodístico como obra literaria y de ensayo o de información sirve, a mi modo de ver, como una forma de servir a la sociedad y a la humanidad, la sociedad presente y la humanidad futura. Si es que desean conservar estos artículos… unos sirven a la humanidad con su trabajo y sus obligaciones y sus vocaciones, en mi caso es lo mismo, pero además escribo artículos y literatura y filosofía intentando servir de este modo, unos tendrás que dar vasos de agua, yo ofrezco pequeñas frases en forma de ensayos o artículos o literatura o filosofía. No me juzgue muy duramente porque quién regala un vaso de agua, aunque tenga algunas manchas o tierra lo esté haciendo con su buena voluntad…

                   10. Uno, se pregunta el valor que tiene un artículo periodístico o de opinión.

                   Me respondo según el grado de verdad y bondad y belleza y racionalidad y sentido común y de equidad y de utilidad que tenga en relación al tema que trate. (Sept. 2015cr).

                   11. ¿Cómo escribir, pensar, redactar artículos que sean necesarios hoy y mañana? ¿Qué no hagan perder el tiempo a nadie, y que le abran nuevas puertas al entendimiento y a la comprensión de la realidad…? ¿Qué no sean dogmáticos, aunque evidentemente tengan tesis o hipótesis o conceptos…?

                                   © jmm caminero (agosto 2015 cr). 31 octubre 2015 cr).

Fin artículo Periodístico 352º: “Sobre los artículos periodísticos, VII”.

                                                                  *

-5º Edic: D.l. Cr-022-2016. (438 Artículos Periodísticos) (1 Cd).

-6º Edic: D.l. Cr-789-2016. (590 Artículos Periodísticos) (1 Cd).

-7º Edic: D.l. Cr-501-2017. (800 Artículos Periodísticos) (1 Cd).

Artículo Periodístico 312º: “Sobre los artículos periodísticos, V”.

                   Artículo Periodístico 312º: “Sobre los artículos periodísticos, V”.

                   0. ¿Cómo entiendo un artículo periodístico o de opinión, que combine algunas referencias a la actualidad, y tengan una perspectiva desde el ensayo, la filosofía, la literatura…? ¿Busque la paz, la armonía, la belleza, la utilidad, la verdad-verídico, el bien-bondad…?

                   1. Expresar lo claro con mediana claridad, expresar lo obscuro con mediana claridad. Que lo claro esté claro y evidente, y no tan claro y tan evidente. Y lo obscuro esté claro y no claro.

                   2. ¿Tiene sentido que escriba artículos de periódico, me los publiquen o no lo hagan? ¿Y qué puedo aportar en este género literario-ensayístico-filosófico, si es que puedo aportar algo?

                   3. Entiendo los artículos de opinión o periodísticos como pequeños microensayos. Y por tanto, dónde se combinan hechos y datos y conceptos e ideas de distintos saberes en relación a una cuestión o tema…

                   4. Quizás sea un articulista, si es que me puedo apropiar de este nombre singular, porque yo no quiero convencer a nadie de nada, sino solo quiero hacer observar hechos y datos y conceptos e ideas y quizás nuevas preguntas y nuevas perspectivas…

                   Posiblemente yo dentro de unos años, pensaré otra cosa sobre ese tema, quizás hace diez o veinte años pensaba otra diferente. Por lo tanto, diríamos que la ciencia siempre se está haciendo y la filosofía lo mismo, y en mi caso mi ser conceptual también.

                   5. No hay pensamientos sin datos y observaciones, pero tampoco sin conceptos e ideas de los distintos saberes. Todo eso se aúna en un artículo.

                   6. Un ensayista o un pensador o escribidor o escritor y observador de artículos de periódico o de opinión tiene que dejar que su mente funcione autónomamente, no debe imponer a su misma psique o mente que piense lo que él o ella desea que piense. Sino que siguiendo a Husserl debe aceptar conceptos e ideas y datos con la mínima intervención propia. Y quizás desde ese punto de vista, unas ideas serán contrarias a otras, y otras contradictorias, y los datos y hechos también. Aunque una idea no te guste no puedes menospreciarla, aún más si son datos y hechos y observaciones…

                   7. Pensar libremente es muy difícil, porque esa libertad debe ser incluso contra el sujeto mismo que piensa. Observar y recoger datos libremente también. Interpretar las ideas y los datos de la forma más correcta aún más…

                   8. Pero la pregunta es siempre la misma, ¿puedo aportar algo yo en mis artículos que sean o tengan un cierto grado de verdad-bondad-belleza-utilidad, sentido común y racionalidad y por tanto sirva a quien lo lea o piense…?

                   No es lo importante lo publiquen o no, lo hagan en un gran medio o en uno muy modesto, sino si aporta algo y sirve para algo. Un bocadillo debe alimentar, y ese es su fin, además puede ser bello o estéticamente atractivo.

                   Qué menos podemos pedir a un artículo, al menos lo que a un bocadillo o a una bebida refrescante o un buen café o un buen cocido…

                   9. No entiendo los artículos como medios de lucha por un fin o una meta ideológica. Sé que esto no gustará a todos los que se dedican a la profesión periodística y a la política, en mayor o menor grado. Entiendo los artículos como pequeñas autoentrevistas frente al espejo de un tema, e intentas buscar la solución a un pequeño o mediano o gran enigma.

                   10. No quisiera que uno o cincuenta artículos míos sirviesen para que otros me clasifiquen o me metan en un trozo ideológico o en un lado o en un bando.

                   No voy contra nadie, ni contra nada, solo contra la ignorancia que la humanidad tenemos, y solo busco aclarar y aclararme un poco sobre un tema.

                   Ciertamente si dices que la casa es verde, puede que todo el mundo no esté de acuerdo, que a otros no les guste el color verde, o que tú mismo te equivoques.

                   Pero hoy diré que la casa es verde y mañana diré que el patio de la casa es azul, quizás ayer no le guste esa descripción de verde, pero quizás hoy si les guste lo del patio azul.

                   No tengo edad, ni circunstancias, ni deseos de buscarme adversarios con los artículos escritos, ni con ninguna de mis ideas. Nunca me ha gustado esto, menos ahora. Paz a otos, paz exterior y paz interior…

                                           © jmm caminero (27 julio-19 septiembre 2015 cr).

Fin artículo 312º: “Sobre los artículos periodísticos, V”.

                                                                  *

Artículo Periodístico 275º: “Sobre los artículos periodísticos, IV”.

                   Artículo Periodístico 275º: “Sobre los artículos periodísticos, IV”.

                   0. ¿Qué reflexiones puedo realizar sobre este género, que se denominan artículos de opinión o periodísticos…? A mi entender es un género literario y en mi caso es una variedad del ensayo, pero también es una combinación entre literatura y filosofía y ensayo. Y en esa óptica es en la que me muevo…

                   1. Hoy se puede realizar una conferencia o un artículo periodístico o formar parte de una tertulia o un de un diálogo fácilmente. Solo tienes que saber el tema o los temas que van a tratar, y a continuación después adaptarlo al formato del género, y a la realidad dinámica del sistema de expresión.

                   Por lo tanto, hoy, me parece que se expresan muchas ideas y opiniones y conceptos que han sido tomados unas horas antes o días antes de internet.

                   Lo anterior también aplicable al artículo periodístico.

                   Entiendo este género como una combinación de ensayo y de ensayo literario y filosófico y de otros saberes.

                   A mi entender, un artículo no está para demostrar la erudición del autor, o la erudición del recopilador, sino que tiene como función y finalidad buscar el mayor grado de verdad-bondad-belleza-utilidad.

                   De tal modo, que no es suficiente mirar internet y unos cuantos libros y mezclarlos con algunas frases. Sino a mi entender, debe ser el ejercicio concentrado de un tema, pero que el autor lo ha reflexionado durante meses, incluso años y a veces, lustros.

                   Si se hace así, creo que emerge, quizás no demasiada erudición, sino que surge una especie de concentración de sabiduría y de conocimiento. Que puede ser erróneo o ser cierto o verdadero pero que es lo mismo…

                   2. Una cosa es el artículo y otra es la recepción del artículo por parte de la dirección empresarial o del medio que lo edita o publica, y al final, de la recepción de los lectores de ese artículo, y al final, un cuarto paso si ese artículo puede pasar a la historia, y ser leído o pensado dentro de cincuenta o cien años.

                   3. Quizás como en tantas cosas, en estos de los artículos he llegado ya tarde, y en otras cosas como siempre, demasiado pronto.

                   He llegado tarde, porque aunque siempre he querido escribir y publicar artículos, pues ningún medio ha querido publicármelos. Y ahora, que de momento, modestamente algunos periódicos online, si lo quieren, quizás ya es demasiado tarde, en cuanto a mi edad…

                   Porque independientemente de si los artículos que escriba o pueda hacerlo, tengan o no tengan valor o calidad… quizás, ya no me queda demasiado tiempo, para que editores y promotores y directores y articulistas de periódico de mi sociedad y mi país, puedan valorar dichos artículos, y por consecuencia, la firma que los construye…

                   4. Es muy difícil construir artículos, con la orientación que intento darles o realizar. Por un lado, no ofender a nadie, y para eso, incluso no ponga nombres y siglas. En segundo lugar, ser lo más profundo posible, e intentar aportar ideas. Tercero, por lo general, no utilizar un lenguaje demasiado técnico, ni especializado. Cuarto, tengan un carácter literario y ensayístico y también filosófico, combinado con cuestiones de todo tipo. Quinto, aportar algo al conocimiento humano, y si alguien lo lee, no hacerle perder su tiempo, que su tiempo para esa persona es sagrada. Por lo cual, tengo el deber y la obligación de respeto a mis coetáneos, y especialmente a los presuntos lectores. Y por último, que si existe Dios, y existe Juicio, nunca pueda achacarme en ese Tribunal que algo lo he hecho con mala intención, y buscando la mentira, el engaño y la manipulación. Bastante con los errores que cometa, que serán dos o tres, al menos, en cada página de artículo. Errores por exceso, por defecto, por falta de estructura, por defecto de contenido, por error en la estructura, etc.

                   5. No puedo negar, que alguien que lleva toda su existencia, que recuerde, observando, acumulando datos, pensando, escribiendo y pintando y filosofando. Y que una persona, que se considera en casi todos estos menesteres, que no ha sido recibido por sus coetáneos o no ha sido valorado su trabajo. Pues no puedo engañar, que me gustaría que se valorase en algo mi trabajo. Y me gustaría que se valorasen positivamente los artículos… Por lo cual, me gustaría que modestamente, que los profesionales de este medio y los interesados en estas cuestiones, pues se interesasen, pero moderadamente por mis artículos.

                   No deseo demasiada fama, porque la fama aquí en este país, es buscarse muchos adversarios.

                   Por otro lado, me gustaría que un día algún periódico le interesase mis artículos, y me permitiese no solo publicar en su medio, sino tener alguna remuneración… Pero supongo, que con la edad que tengo eso es soñar…

                   6. En mi actual situación, lo peor de los artículos es que nunca sabes con total seguridad la recepción que tendrán. Por parte de los órganos gestores de esos medios de comunicación, y por los hipotéticos lectores.

                   Tampoco sé cuántas personas pueden leer esos artículos… no sé, si veinte, no creo que más, los artículos en los dos medios regionales, y quizás unas cien personas en el nacional de base en Madrid…

                   7. En estos últimos meses estoy publicando artículos de opinión, en tres medios de información online.

                   Uno es regional, otro es nacional con base en Madrid, pero en la sección de Castilla la Mancha, y otro es nacional con sede en Madrid, en la sección general de opinión.

                   8. he publicado en estos medios, unos cincuenta hasta el momento.

                   Me pregunto si servirán para algo y para alguien, si servirán para aclarar ideas y cosas. Deseo que sean constructivos. Y deseo no vayan en contra de nadie, persona, ni ideología. Claro está, las ideas contenidas, pueden gustar o disgustar a unos y a otros. Pero no busco el enfrentamiento y la confrontación. Busco verdades y verdades con bondad… Prefiero una bondad que una verdad que produzca sufrimiento o daño o mal…

                   Equilibrar siempre verdad y bondad este es el gran problema del escritor-pensador-filósofo. Que creo es mi caso, aunque sea el último de la fila…

                   ¿Podré y seré capaz de seguir escribiendo y publicando dentro de dos años, dentro de cinco o siete, dentro de diez…?

                   ¡No lo sé…!

                   9. Siempre he creído que un artículo de opinión, además de proyectar la imagen de un autor, éste debe buscar el mayor grado de verdad, y el mayor grado de bondad, y el mayor grado de paz. Creo que esos tres valores son esenciales.

                   Para eso debería aprender y aprehender a ponerse distintas gafas de distintos colores. Así vería la realidad desde distintos puntos de vista, a lo largo de los años, y creo alcanzaría más objetividad, más ponderación, más mesura, más comedimiento.

                   Pero debo indicar que en esta profesión, en la cual yo soy un aficionado, pero creo que se da poco esas características. Aunque desde la perspectiva del artículo como ensayo-filosofía-literatura, creo que en este campo de deporte llevo décadas… Aunque a nadie le haya interesado editarme…

                   10. Por consecuencia me veo obligado a intentar publicar donde me dejan, pero no voy buscando encontronazos entre las Españas, ni entre los territorios de ella, ni entre las ideología, ni ente las culturas, ni entre las religiones… solo intento buscar enunciados verdaderos-bondadosos-bellos-útiles-equitativos-justos.

                   Intentar no es conseguir, pero eso es lo que intento. Terrenos de paz, que mis artículos den esperanza de posibilidades de solución de problemas, o abran alguna nueva perspectiva o dimensión o hecho o dato…

                   No soy mejor que el resto de seres humanos, ni del resto de articulistas, sean estos profesionales o sean amateurs o vengan del campo de la literatura-filosofía.

                                                        © jmm caminero (13 julio-27 julio 2015 cr).

Fin artículo 275º: “Sobre los artículos periodísticos, IV”.

                                                                  *

Artículo Periodístico 261º: “Sobre los artículos periodísticos, III”.

                   Artículo Periodístico 261º: “Sobre los artículos periodísticos, III”.

                   0. ¿Qué puedo decir del artículo de opinión o periodístico en general, y cómo se encuadran los que yo estoy escribiendo o he escrito en ese género o en esas temáticas…?

                   1. El fin de un artículo, a mi modo de ver, es aclarar un aspecto de la realidad, y si es posible, añadir más luz o más verdad, y además si es posible hacerlo con bondad moral y belleza estética. Si no todas las partes, al menos algunas. Y por tanto, dé como resultado la utilidad.

                   2. No es mi intención con mis artículos herir, ni atacar a ninguna persona, colectivo, grupo, ideología. De tal forma y de tal manera, ya me cuido yo, de no poner nombres de personas, muchas veces, no pongo autores, no cito siglas, ni ideologías.

                   Creo que se cazan más moscas y avispas con miel que no con vinagre.

                   3. Los artículos que me publicar en periódicos digitales, en algunos, ponen los redactores una frase, y a veces, un dibujo o una fotografía.

                   Personalmente no selecciono esa frase o resumen o síntesis, algunas veces, están tomadas del artículo. En cambio, la fotografía o la imagen no la selecciono yo, sino los redactores de esos medios. Por lo cual yo no soy responsable de ello.

                   A veces, una fotografía puede aclarar mucho, y es positiva, por ejemplo, la que pusieron sobre la cruz de los casados. Pero en otros casos, puede ser indiferente o gracioso, pero en algunas, que salen personas o grupos ideológicos me parecen que no son correctas. Porque yo estoy hablando de algo general y abstracto, que puede ser aplicado a distintas entidades, no solo políticas, sino laborables, familiares, incluso de otros aspectos de la realidad. Por lo cual, una fotografía no correcta dirige el artículo hacia un foco, en el cual, quizás yo como autor, no me querría referir…

                   No tengo edad ya de tener polémicas, ni controversias, ni tener problemas con nadie, sea ese alguien persona física o jurídica.

                   No me gusta el periodismo, en el cual existe mucho polémica o controversia.

                   Creo que se puede analizar todo, y analizar todo es dar razones, a favor y en contra, pero jamás, llevar las palabras a ningún tipo de algo que suena a insulto, hirientes, etc.

                   4. Todo artículo, de quinientas a mil ochocientas palabras. Siempre por sí mismo, puede y es demasiado limitado.

                   5. No entiendo, no comprendo como tantos escritores y articulistas utilizan adjetivos tan duros, tan negativos, tan pocos amables.

                   Yo quisiera realizar artículos, que busquen razones y argumentos, y aunque no se puede estar de acuerdo con todas las ideologías o culturas o filosofías, pero si tome de todos, algo bueno y de todos, también analice aspectos negativos…

                   Pero si puede ser no sean hirientes, y eso es creo lo que he hecho hasta ahora.

                   Podría materializar y concretizar más las ideas y conceptos y datos, pero creo que de ese modo, se abren a más generalización y abstracción, por lo cual, pueden beber más fuentes y más entidades podrían sentir llamados a interpretarse.

                   6. No tengo edad ya, ni quiero, ni necesito, ni siento, ni deseo que nadie se sienta ofendido. Cierto es que no todas las frases pueden gustar a todos, pero no deseo que nadie se ofenda, porque no voy en contra de nada, ni de nadie.

                   Busco conceptos que sean más verdaderos y bondadosos, y si es posible bellos y útiles. Puede que de esta forma no todo el mundo esté de acuerdo con todo. Mis artículos o argumentos no gusten a todos, pero ellos o ellas tienen sus ideas, y yo, permítanme que tenga las mías, déjenme hablar con libertad, y quizás dentro de diez años yo cambie de opinión. Y quizás me dé cuenta que ustedes llevan la razón y la verdad…

                   7. En cierto modo y en muchos aspectos, he fracasado como escritor. Y ya apenas tengo esperanza de que esta situación cambie.

                   En cuanto a los artículos que me publican en varios periódicos, que ellos voluntariamente han querido, yo no recibo ningún tipo de salario. Por lo cual, es una razón más, para ya esta actividad que no sé cuánto tiempo durará, me permita seguir escribiendo en el futuro. Y vaya intentando expresar cosas de filosofía, relacionándolos con cuestiones actuales… pero no es mi intención, ni mi deseo, a mi edad ya, buscarme más adversarios, menos enemigos, ni siquiera necesito polémicas…

                   8. Quisiera que un artículo de hoy, escrito por mí, pudiese ser leído y aprovecharse, aunque las circunstancias sean distintas, dentro de un siglo…

                   9. Diríamos que de alguna manera, ya estos artículos podrían ser, en algún sentido mi testamento literario-filosófico-pictórico. Es decir, de alguna forma es mostrar un poco, resumir, un poco toda mi existencia… Desde los doce o trece años que quise ser escritor, hasta ahora han pasado muchas décadas. Y apenas mis coetáneos han valorado mi trabajo…

                   Ahora puede publicar estos pequeños artículos. Que espero sirvan a la sociedad y a la humanidad.

                   10. El ser humano, siguiendo las grandes religiones, es bueno, pero también es malo. Y por tanto todo ser humano debe ser consciente que se equivoca y puede equivocar a los demás. Por tanto, yo puedo caer en errores, pero usted también…

                   Me gustaría al final, que si alguien lee alguno de mis artículos, piense, esta persona puede que está equivocada, puede que sus ideas no son iguales a las mías, pero este señor muestra bondad con los seres humanos. Si llegase a esa idea, para mí, sería un pequeño éxito. Porque habrían servido mis artículos para unir a los hombres, y no enfrentarlos. Piensen de una manera o de otra, tengan una ideología o tengan otra, sea esa ideología filosófica o política o cultural o religiosa o socioeconómica… Bien y paz, paz y bien, decían los franciscanos del poverello.

                                       © jmm caminero (10-13 julio 2015 cr).

Fin artículo 261º: “Sobre los artículos periodísticos, III”.

                                                         *

Artículo Periodístico 257º: “Sobre los artículos periodísticos, II”.

                   Artículo Periodístico 257º: “Sobre los artículos periodísticos, II”.

                   0. ¿Qué puedo decir sobre este género literario-filosófico, o al menos para mí literario y filosófico, a partes iguales? ¿Y qué puedo decir, de los artículos en general, y de los artículos propios?

                   1. Debo confesar, que estoy contentillos con ellos. No serán perfectos, pero creo que abren nuevos matices. No totalmente originales. Al final, yo copio y bebo de las aguas de mi tiempo y de los que me precedieron. O mejor hago selecciones, conscientes o no, por azar o por causalidad. Pero al menos, alguna actividad literaria-filosófica-escritura se publica de forma rutinaria o normal. Aunque no creo que pasen de veinte personas los que lean cada uno de mis artículos…

                   2. ¿Hay algún futuro en este género, en los artículos que escribo o que pueda escribir, y hasta cuándo lo seguiré haciendo, y hasta cuándo y cuántos me dejarán publicar…?

                   No lo sé…

                   3. Uno de los problemas de los artículos periodísticos es que dependes que un medio te desee publicar, o desea editar ese artículo en concreto.

                   Esta cuestión supongo que se producirá más, en mi caso, que no soy colaborador, ni articulista de ningún medio.

                   De todas formas como iré haciendo pequeñas autoediciones de los artículos supongo que de alguna manera compensarán que muchos artículos no sean publicados en la prensa.

                   Por otro lado no sé cuánto tiempo estos medios o estos periódicos digitales querrán continuar editándome en la sección de opinión.

                   4. Intento con los artículos, igual que intento con los escritos y las pinturas, abordar una totalidad de la realidad o al menos grandes partes o extensiones de la realidad.

                   Mi forma de ser y de pensar y de actuar es no ir en contra de nada, ni de nadie, sea entidad persona individual o sea entidad jurídica o sociopolítica. Por la sencilla razón, que en todo veo claros y obscuros. Porque creo nadie tiene la absoluta verdad, ni el absoluto error. Yo tampoco.

                   Pero lamentablemente los medios de comunicación, casi todos están escorados mucho hacia un lado, incluso aquellos que se dicen independientes…

                   5. No tengo tiempo, posiblemente ya en la vida, pero me gustaría realizar en artículos una especie de intento como Alain, con las Propos. También debo indicar que yo no las he leído, salvo algunos trozos o fragmentos de ellos.

                   En unos cinco mil artículos Alain plantea una filosofía. No quizás un sistema filosófico, pero si una filosofía. Tratando multitud de temas, generales, abstractos, rutinarios, de pensamiento…

                   Pienso que yo no tendré tiempo, no sé si ganas de escribir cinco mil artículos periodísticos, sean estos editados por medios de comunicación o no lo sean.

                   No sé si tendré capacidad o creatividad o imaginación o conocimientos para escribir y pensar cinco mil artículos, aunque sean sobre multitud de temas o cuestiones que los medios de comunicación no me publicarían en mi caso…

                   Pero en fin, en el fondo toda la obra de Cuadernos está formado por fragmentos, aforismos, y quizás por pequeños artículos, que están dentro de una totalidad.

                   Mi forma de ser, creo que de siempre, o de casi siempre, no es epatar, ni decir boutades, ni crear cortinas de humo con el pensamiento, ni engañar, manipular o mentir con las frases e ideas. Bastante con los errores que cometo y que serán muchos. Errores de todo tipo, de selección, de generalización, de abstracción.

                   Quisiera encontrar mayores grados de verdad y bondad y belleza y utilidad. Tomando como base todo el conocimiento actual y anterior de todas las culturas que yo tengo conocimientos o recuerdos en ese momento…

                   6. Estoy ahora en una situación que no sé si estos medios u otros, o nuevos medios de comunicación querrán publicarme o editarme artículos, aunque sean insertos en la sección de opinión.

                   No sé si en un futuro a medio plazo, dos o tres años, algún medio querrá que publique de forma constante con ellos. Supongo que esta posibilidad es muy lejana, porque no entra dentro de mi idiosincrasia atacar constantemente a una posición ideológica. Lo he explicado ya muchas veces. Puede que me guste en un momento determinado más una que otra, o crea está más acertada una que otra. O en un momento o cuestión presente. Pero creo que no es mi forma de ser y de actuar nunca. He pagado un precio muy alto por ello. Porque en muchos lugares te han silenciado y te han olvidado…

                   7. Por otro lado si el poder económico, el gran poder económico, aunque les guste o incentiven más unas posiciones ideológicas con otras. Siempre se alían o colaboran con unos o, y con otros. Por qué yo voy a ser tan ignorante, de enfrentarme a unos o enfrentarme a otros. Pues yo, sin chaquetismos, es decir, palabra rústica, que dice que se van cambiando la chaqueta, según le conviene. Sin llegar a eso. Pues no me voy a poner enfrente de unos o me voy a poner enfrente de otros… Primero, porque no es mi forma de ser, ya lo he dicho. Segundo, aunque sea por pragmatismo y experiencia de la vida. Tercero, porque ya a la edad que tengo, sin comerlo, ni beberlo, sin estar en contra de nadie, ya bastante me han silenciado unos y otros. Porque al final, qué he recibido, nada más que migajas de mi sociedad. Vivo con dignidad y honestidad. Pero no creo que alguien que tenga mis características, estudios, trabajo se merezca tampoco por parte de la sociedad, tampoco a nivel laboral y profesional.

                   8. Escribir y pensar artículos o cualquier cosa, sin intentar atacar a nadie, o intentar no defender a nadie, sino analizar la realidad, y pensar que unas veces lo claro está de parte de unos, y otras de otros… Eso, aunque no lo crean es muy difícil.

                   Escribir artículos que la inquina, el rencor, la maledicencia, las malas palabras o los malos adjetivos no se peguen a los verbos y sustantivos… Aunque no lo crean es difícil.

                   9. Creo que el escritor-pensador-artista, que creo me puedo meter en ese grupo, aunque a casi nadie le interese lo que hago. Lo que debe es construir puentes y edificios y rascacielos y catedrales mentales.

                   Tiene que construir, no destruir.

                   Por supuesto no todos los materiales le servirán… pero, no debe ser hiriente, ni todos los adjetivos similares.

                   10. Busco la paz, y busco un pequeño grado de verdad mayor, busco que un artículo tenga un cierto grado de belleza, y un cierto grado de conocimiento, y un cierto grado de cuestionamiento de preguntas y respuestas…

                   Busco todo ello y quizás no sé si busco mucho o poco. Pero no sé, si el público en general, ni sé si los que gestionan los medios de comunicación les gustará esta forma de redactar artículos. Pero de todas formas, busco, quizás demasiada ambición, o mejor dicho como fin o meta, que si un artículo de los que he escrito, o éste en concreto, pueda leerse dentro de cien años, si es que todavía existe, y todavía a un hipotético lector, le sosiegue un poco el alma y el cuerpo y la mente, y aprenda algo, y aprehenda en algo o mejor más algo de si mismo… Se haga alguna nueva pregunta y comprenda algún nuevo dato. Al final, no tengo derecho a nadie quitarle diez minutos de su existencia, si al menos, no le doy a cambio de su tiempo, no le doy algo que pueda ser bueno y bello o verdadero. Aunque sea en grado pequeño…

                                © jmm caminero (21 junio-10 julio 2015 cr).

Fin artículo 257º: “Sobre los artículos periodísticos, II”.

                                                *

Artículo Periodístico 245º: “Sobre los artículos periodísticos, I”.

                   Artículo Periodístico 245º: “Sobre los artículos periodísticos, I”.

                   0. ¿Qué puedo decir de ellos? ¿De los que realizo yo, y de los artículos en general…? ¿Quizás son microensayos, o artículos similares, con distancia a los de Tomás de Aquino en su Summa? ¿Qué puedo decir de ellos?

                   1. Para mí, lo primero que tiene que tener un artículo es la búsqueda y el deseo de mayor grado de verdad-bondad-belleza y por tanto, utilidad.

                   En segundo lugar, si es posible no herir a nadie. Pueden que las ideas de unos o de otros artículos no gusten, ni a unos, ni a otros. Pero no busco, al menos yo, intentar herir a nadie, ni necesito, ni quiero adversarios. Cada uno tenga su opinión.

                   2. Todo artículo, por definición, es narrar aspectos de la realidad, de una entidad o realidad. Pero es limitado. Su limitación es diríamos la característica esencial. Vaya de trescientas a mil ochocientas palabras. En todo ese arco, y se dividan en todos los tipos y géneros que la crítica y el análisis literario ha clasificado, diríamos este género.

                   3. A mi entender un artículo periodístico, es un género hibrido entre el ensayo, la literatura, la filosofía, la argumentación y la narración.

                   Evidentemente, existen multitud de tipos, dependiendo de multitud de personas y personalidades, que se acercan a leerlos o a realizarlos.

                   4. Mi concepción del artículo es un artilugio cultural que un artículo escrito hoy, pueda servir a un ser humano que lo lea dentro de un siglo.

                   Esa es la intención profunda. Un artículo es o puede y debe ser un espejo. Eso es lo que busco. No importa el autor, sino las preguntas y datos y cuestiones y caminos que deja abiertos para el futuro. Para el hipotético lector.

                   5. El autor de un artículo debe ser modesto. Es decir, debe defender sus opiniones, pero con mesura y modestia. Porque sabe que puede errar y equivocarse, por exceso y por defecto.

                   Por otro lado, el lector debe saber, que en mil palabras no se puede sintetizar la realidad tan compleja que existe, ni siquiera describir fehacientemente un tenedor o un lapicero.

                   6. Después de décadas de intentar que me publiquen artículos, ahora he conseguido, desde hace unos meses, que lo hagan. Quizás ya es demasiado tarde para mí. Pero bueno, mejor es algo que nada. Diríamos que después de tanto pensar, observar, escribir, analizar. Quizás, sea el único medio que puede que un artículo mío, sea abierto, ya que son en periódicos online, pueda ser abierto por cincuenta o cien personas, y quizás sea leído, por diez o veinte…

                   Veinte lectores de una página mía. Ya es mucho. Porque llevo una vida de escritor y pensador, que parece nunca tengo interlocutores…

                   7. Todos los artículos, escritos por mí, conforman como una especie de edificio. Unos se apoyan en otros o apoyan a otros.

                   8. Los artículos realizados por mí, son y forman parte de la obra Cuadernos, y como tales conformarán y serán una parte más… la obra Cuadernos es una obra, que en su dimensión escrita, está formada y conformada por casi todos los géneros literarios existentes hasta hoy. En mayor o menor cantidad de páginas escritas…

                   9. Me gustaría que mis artículos periodísticos, si no todos, pero si al menos, la mitad, en la medida que se me permite publicar, sean filosóficos y que busquen no solo los datos, sino también la esencialidad. Lo filosófico y lo metafísico, además de datos y hechos de todos los saberes…

                   10. Es obvio, que de los tres periódicos digitales que hasta ahora me van publicando, pues tienen distinta ideología y tienen distinta concepción de la información y del periodismo. Yo, en este tema no entro. Yo publico donde me dejan publicar. Nada más. Eso si, siempre con respeto profundo al ser humano, a todo ser humano, a los derechos humanos de 1948, a la Carta de Derechos de la Unión Europea, a la Constitución Española de 1978, y si es posible a una moral de siglos europea, y también si es posible, respetando las cuestiones metafísicas y espirituales y religiosas. Porque el hombre no es solo carne, ni huesos, ni mente, ni neuronas, sino también el hombre tiene alma-espíritu, o algunos, muchos, muchos creen que tienen alma espiritual.

                                     © jmm caminero (21 junio 2015 cr).

Fin artículo 245º: “Sobre los artículos periodísticos, I”.

                                                                  *