Blogia
Soliloquios o Cuaderno o Enciclopedia Filosofia
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

Epopeya Filosófica, XXVIII. VERSOS, X. © jmm caminero.

                        Epopeya Filosófica, XXVIII. VERSOS, X. © jmm caminero[1].

                                                                       X, 1[2].

                        Entre en el viento

                        Me deshizo

                        El calor de la tarde.

                                                           X, 2.

                        Se alimenta una flor

                        De un yo

                        Torre martillea campana.

                                                           X, 3.

                        Suena el sol

                        Hoy

                        Una alegría y una tristeza.

                                                           X, 4.

                        Alucinas con palabras

                        Sorbes el significado

                        Muere antigua percepción.

                                                           X, 5.

                        Reina la sombra

                        Amanecer

                        Se come el viento.

                                                           X, 6.

                        Puedo sentir palabra

                        Olvido aliento

                        No sé interpretar voz.

                                                           X, 7.

                        En la tarde

                        Treinta mil tardes

                        Sin movimiento.

                                                           X, 8.

                        Se ha ido la sonrisa

                        Buscan de incógnito

                        Se estremece el aliento.

                                                           X, 9.

                        Rellenas el botijo

                        De agua

                        Vida se evapora.

                                                           X, 10.

                        No tienes leer hojas

                        Naturaleza

                        Tantos libros en sueños.

                                                           X, 11.

                        Tres besan cada atardecer

                        Budismo

                        Taoísmo, Confucionismo.

                                                           X, 12.

                        Dicen que no sirves

                        Para nada

                        Juntador aires de palabras.

                                                           X, 13.

                        Muchos dicen saber

                        Parte del todo

                        Naturaleza del todo huye.

                                                           X, 14.

                        Afilo la navaja

                        Espada

                        Pensamiento imagen.

                                                           X, 15.

                        Naturaleza es todo

                        Unifico

                        El pincel palabra concepto.

                                                           X, 16.

                        Décadas he perseguido

                        Al agua del río fama

                        Ahora pesco mi esencialidad.

                                                           X, 17.

                        Desciende un trozo de hierro

                        Hielo

                        Vientres esparcidos aire.

                                                           X, 18.

                        Desde un sillón rincón

                        Aprecias el movimiento

                        Desde un rincón sillón.

                                                           X, 19.

                        Detrás de una hoja verde

                        Yace un gusano

                        Que levanta la cabeza a tus ojos.

                                                           X, 20.

                        Salva la sabía

                        Viento

                        Una mirada deseo.

                                                           X, 21.

                        Piedra sentada

                        Rezuma calor

                        Aire olvidado.

                                                           X, 22.

                        Cae la tarde

                        Ojo se nubla

                        Viene el aliento.

                                                           X, 23.

                        Se vierte el aire

                        En la botella

                        Cerámica habla.

                                                           X, 24.

                        Aprendo de todas

                        Las voces

                        Aprendo de la naturaleza.

                                                           X, 25.

                        Tener un sueño

                        Una casa hogar

                        Paz y mano amor.

                                                           X, 26.

                        Arrodillan tantos los pensamientos

                        Que no perciben realidad

                        Sino sueños de sueños despiertos.

                                                           X, 27.

                        Con una palabra

                        Y una línea

                        Abarco un universo.

                                                           X, 28.

                        Debes ser feliz

                        Tienes todo

                        Tinta y papel y concepto.

                                                           X, 29.

                        Nunca sé lo que será

                        Lo que serás

                        El temor te apaga.

                                                           X, 30.

                        Me mira un caballo

                        Los ojos se cruzan

                        Qué misterio se esconde.

                                                           X, 31.

                        Ha pasado mil días

                        Estrellas

                        Qué tierra tengo en ojos.

                                                           X, 32.

                        Creer que las letras

                        Darían nombre

                        Aprender que abren corazón.

                                                           X, 33.

                        Recorre la casa

                        Abriendo el agua

                        Recorre mi vida.

                                                           X, 34.

                        Recordarán los nietos

                        La cabeza

                        Que los abuelos olvidaron.

                                                           X, 35.

                        Me marcho del segundo

                        Encuentro

                        Otro tiempo espacio.

                                                           X, 36.

                        Vivo en lugar

                        Olvidado

                        Como el tuyo.

                                                           X, 37.

                        Caeré enfermo

                        Como todos

                        Dormiré en un campo de heno.

                                                           X, 38.

                        No aparentar profundidad

                        Dónde solo existe aire

                        No aparentar esencia

                        Dónde solo hay vacío hueco.

                                                           X, 39.

                        Sé que nada abrirá la ventana

                        Estaré siempre solo

                        Ya solo pienso para mis ojos.

                                                           X, 40.

                        No querer discípulos

                        No querer siervos

                        Besen la naturaleza.

                                                           X, 41.

                        Se sentaron en el aire

                        Miraron los platos

                        Se silenció la rosa.

                                                           X, 42.

                        Nadie anda

                        Se mueven estrellas

                        El camino habla.

                                                           X, 43.

                        Obscurecen los ojos

                        Se tapa los oídos

                        Suena la sangre en el vaso.

                                                           X, 44.

                        Has encontrado la llave

                        Puerta

                        Décadas cerrada lugar.

                                                           X, 45.

                        Andrómeda galaxia

                        Ha hablado

                        No te muevas tanto para entenderme.

                                                           X, 46.

                        Exágono cuadrado

                        Hablan mil voces

                        Sillón con manos calla.

                                                           X, 47.

                        Apareció un higo

                        Habló al mundo

                        Yo soy un ser real.

                                                           X, 48.

                        Es una hora

                        Silencia

                        La mente.

                                                           X, 49.

                        Acontece un movimiento

                        Una mano

                        Retoca el vientre.

                                                           X, 50.

                        Has sido racimo

                        De habla

                        Luz piedra.

                                                           X, 51.

                        Se sienta el suelo en el suelo de la piel

                                                                       Estando en el cimiento de la tierra

                        No comprender el mundo silencioso

                                                                       Cantan los cuerpos con los movimientos

                        Todo libro es leer una mente cansada

                                                                       Polifemo y los mitos de la realidad interna

                        Tantos idealismos en los que has estado

                                                                       Volar más alto dentro de cada uno

                        No puedo enseñar nada a ningún pájaro

                                                                       No encuentro la fórmula del existir

                        Ando perdido como ciego al mediodía

                                                                       Desprenderse de uno mismo en placenta de ser

                        Existir en una pequeña urbe con limitaciones

                                                                       Se reparten el pastel entre cuatro de cuatro

                        Dijo Jesús a sus discípulos y esperamos

                                                                       Buscamos para encontrar y cuando hallamos

                        Tememos el hallazgo del ser y del estar

                                                                       Cierras los ojos para intentar sorber el mundo

                        Cierras los ojos emocionales y conceptuales

                                                                       Miras hacia atrás y comprendes lo ignorante

                        Que has sido durante toda la existencia

                                                                       Las máscaras de los idealismos ha sido tu venda

                        Otros caen en peligros de materialismos

                                                                       Otros en las balsas del hedonismo poderes sin límite

                        Calor interior y exterior que mata

                                                                       Alivia tu ser, sin comprender casi nada, estar

                        Los pájaros del vuelo del sentir, emociones

                                                                       Ansías el silencio, retocando los caminos abiertos

                        Qué ha sido sino un tiempo de noria reloj

                                                                       Ver el mundo como enano, siendo gigante cosmos

                        Me venden de todo, incluso mi alma desean

                                                                       Mi mente otros, aquellos mi cuerpo, otros mi trabajo

                        Razón y sinrazón, irrazón y arrazón

                                                                       Buscar la palabra, deseo, acto, intención justa

                        Creamos el mundo, el cerebro crea el mundo

                                                                       Todos quieren cambiar a los demás en los ojos

                        Para sentirse seguros en sus propias islas pozos

                                                                       Yo, yo no quiero transformar a usted de nada

                        Ni en nada, solo expreso gotas de percepciones

                                                                       No sé cual es la llave del mundo, ni de mi mismo

                        El Nazareno es la sabiduría total

                                                                       No tengo que enseñarle nada, vaya usted a esa fuente

                        Temo a los hombres de un solo libro

                                                                       Temo más a los hombres de ningún libro

                        Cada semana nos dicen que se han creado

                                                                       Diez o doce obras literarias y artísticas geniales

                        Esa es el mensaje que llevo leyendo

                                                                       Desde hace más de cuarenta años

                        Ya tendrían que existir miles de genialidades

                                                                       En todos los géneros y formas y autores y colores

                        Pero se equivocan o nos engañan

                                                                       Silencios de silencios. Los que no creemos ello

                        Estorbamos en esta perspectiva de mundo

                                                                       ¿Qué es el tiempo? ¿Qué es el espacio?

                        Mirar la mota de polvo volando

                                                                       Centinelas de lo que es y no comprendemos.

                                                           X, 52.

                        Tanto dolor produjo aquella vocación

                        No has levantado cabeza

                        Has perdido tanto en tanto

                        Temes caer en incomprensión

                        Se ha roto en el vientre de uno mismo

                        Solo te espera silencio y el rincón

                        A nadie puedes contar tu corazón.

                                                           X, 53.

                        Estás perdido en el césped del mundo

                        Se cambian los registros del decir

                        Para intentar comprender los vuelos

                        De los entes que recorren interior/exterior

                        Tercer sector de filantropías para curar

                        Heridas de medio mundo y simplicidad

                        Encerrado en ti dentro de ti en un sillón

                        Lanzando poemas al mundo como salvavidas

                        Atrae la muerte y la huida a tantas bocas

                        ¿Dónde has perdido o dejado la fe?

                        Pero hay tantas creencias y grupos de ellas

                        Decir algo sobre algo, algo ya dicho

                        Millones de veces en el pasado

                        Pero tú no conoces las palabras y nombres

                        Te crees que eres el primero que ha hecho

                        Ese nombre de abstracción y pregunta

                        Crees que has abierto una nueva montaña

                        Pero está escrito mil veces en mil modos

                        Esperas un pequeño milagro y no sucede

                        Años esperando, miles de santos has puesto

                        En medio, intercesión, pero no comprendes

                        Nada de casi nada. Pero continúas esperando.

                        Ventana guitarra es tan poco lo que pides

                        Comparado con el milagro inmenso del universo

                        Con millones de milagros convertidos en Nazareno

                        Pan simple transformado en Dios

                        Pides tan poca cosa comparado con todo ello

                        Soy una hormiga que anda sobresaltada por todo

                        Todo es un pequeño misterio encerrado en un gran enigma

                        O millones de enigmas enclaustrados en un gran misterio

                        “Ven Espíritu Santo sobre mí, si deseas venir”

                        Se amplifican los deseos pasiones cada día

                        Viven de incentivar experimentar nuevas pulsiones

                        Han llenado el mundo de descontento de ese color

                        Fui alguna vez una fuente de alegría y esperanza

                        Ahora te vas muriendo sentado en un silencio

                        Cada día se conmemoran cinco o seis realidades

                        Tanta inflación de recordatorios llevan a olvidar todos

                        Combinas palabras y crees que descubres mundos

                        Dos millones de años y miles de generaciones de humanos

                        Ahora ya sabemos, estamos a punto de dar un salto

                        Evolutivo y empezar a existir en toda la Vía Láctea

                        Hipermaterializar e hiperformalizar el mundo, el deseo

                        El concepto y la palabra y la percepción

                        Y perderse a sí mismo, en sí mismo, tropezando algún día

                        Frente al espejo de uno mismo, sin reconocer que eres tú

                        Tanto meditar antes de percibir, percibir y tanto meditar después

                        Utilizar cinco o seis metodologías del ser en el estar, estar en el ser

                        No puedo enseñar nada a nadie, tú tienes que buscar y buscarte en ti

                        Dibujo o combinado de palabras son solo sistemas de recoger

                        Algo que has visto en la interioridad exterioridad de todo ente

                        No comprendes estos versos sin versificación porque no

                        Te entiendes a ti mismo, estás solo en la superficie

                        No puedo mostrarte más de ti. Isla sin mar en las orillas playas

                        Qumram. Monjes que buscan en sí, lo Infinito Personal Dios.

                                                           X, 54.

                        Aim Karim. Dispersa a los soberbios de corazón.

                        Casa de Zacarías. Benedictus. Idiomas humanos.

                        Corte Internacional de Justicia. Solicitar el silencio.

                        Betania. Tumba de Lázaro. Templos unidos las piedras.

                        Belén. La gruta de la Leche. Crear puertas en los muros.

                        Emaus. Aparición a dos discípulos. Posible retiro internacional

                        Para meditar. Monasterio Hospedería Internacional.

                        Crear puentes entre las veinte religiones del mundo.

                                                           X, 55.

                        Cómo reducir los sufrimientos del mundo   

                        Averiguar cuántos tipos de males existen

                        Crear programas de investigación de conceptos

                        Estrategias y teorías para combatir el mal

                        No olvidar ninguna esfera de maldad

                        Para que mañana tenga más claridad que hoy.

                                                           X, 56.

                        Vestido de hielo y pelo de caballo

                                   Mujer vestida de nada, aire relampagueando

                                               Zozobra de la pena que se hace angustia

                                                           Cada ser arrastra tres o cuatro sueños silenciosos

                                                                       Cuchillo que rompe la garganta de uno mismo

                                                                                  O del otro que se ha destrozado en su ser

                                                                       Estufas de colores como viernes amanecidas

                                                           Cadenas atadas al alma, rotura ruptura del ser

                                               Pájaros de mil colores vestidos de verde hierba

                                   Después de todo queda una silla donde sentarse

                        En el silencio de la vida un Castril rompe la idea.

                                                           X, 57.

                        Se rompen las estructuras de la mente, sin saber cual es el barco de la vida

                        Veleros con cojines encerrados en baúles de recuerdos memoria olvidados

                        Tres yoes dentro del yo, diría Freud, amanece el camino del relámpago

                        Muchas voces encantadas de conocerse, detrás los cuadros sin nadie mirarlos

                        Solo para lucirse y aparentar que conocen más realidad de lo real aparente

                        Te sientes fracasado en todo, casi todo, para que no todo sea malo negativo

                        No comprendes el rincón de la palabra, dos pechos vuelan al lado del a pintura

                        Encanecidos por la sirena de la tarde que busca sobrevivir y existir en aire

                        Se olvida el mundo de ti mismo, organismo individual de sempiternas canas

                        Puerta que se cierra en círculo, puente de mil metros de altura que une continentes

                        Geografía del ser que se desarrolla buscando un hueso en la nariz del existir

                        Círculos de cabezas rosas, amanecidas de tiempo, se rompen las brújulas

                        Del percibir con un rincón de mil brazos, la existencia pasada se ha olvidado

                        De ti, en una estrella negra de cabezas cavernas de huesos de mil años, silencio

                        Torbellino laberinto, vela cenicienta que camina, reventando esperas de seres

                        Redes de dientes clavados en el alma del pasado, se han roto los rojos negros

                        Azules verdes de mareas enlutadas, de flores abiertas en columnas amarillas

                        Dedos que se han roto intentando ser, estimar un obscuro camino reloj de agua

                        Ventrílocuo amarillento enlutada detrás de una cortina de baño, pasiones

                        Olvidados en parsimonias de mecanismos de lo que pudo ser, dos cerebros

                        Que se unen por las frentes, metidas en un vaso de alcohol con culebras rosas

                        Pájaro que bebe de una cuchara atada a una cuerda de lanza, flecha con jabalina

                        Paisaje dulce negro, la mar es lo otro, que ha sido del yo, sino un viento de nada

                        Negro alfeizar de tiempos que fueron, dos pechos rompiendo el deseo de ser

                        Siempre existe un nuevo sistema para hacer a seres libres, medio esclavos de algo

                        De sí mismos o de los demás, pasiones sin límite, cerebros sin autonomía libre

                        Cuerpo mente lleno de pasión, endulzando los sentidos del otro ser, abierta

                        Cabeza de libro sobre mesa cenicienta cerrada de naranja que no comprende

                        Lo real del firmamento, cabeza en forma de escultura redonda mármol, tú y lo otro

                        Cabellos envueltos en aceite de vinagre, tinaja recortada de posibles esferas

                        Dos pies descalzos, andando por luna, de caminos vericuetos de avenidas de sal

                        Violetas fondos de ojos encubiertos de ser estar, apacentando tardes sin finalidad

                        Juegos de todo tipo, no han llegado al alma, solo al cuerpo  a la mente, no conocen

                        Otras escaleras profundas de ser, aspavientos de círculos redondos de molinos

                        Dos ojos rotos rojos de experiencias de todos los colores sabores olores gustos

                        Se permite ser algo, gafas cenicientas sobre libros de contar tiempo, huir cerca

                        Mosquitos que vuelan comiéndose gusanos de pensamientos en tubérculos castillos

                        Ha caído la tarde de la tarde, toro cerrado al viento, cruz de vida y alegría de existir

                        Sombras de manchas negras, aparecidas como tuétanos relampagueando sonrientes

                        Sombras de hombres sobre hombres, nariz de payaso verde roja, intentando andar

                        Sobre corazón serpiente que se eleva por encima de la mesa, superficie, abierta

                        Cerradura de vida, pimientos que son verdes sirviendo en ser, camino de nieve,

                        Casa abarrotada de pensamiento, flotando sobre los ojos de lo que fue, nada y todo

                        Valla de pantanos de agua atados con melones que parecen corazones sin carne

                        Ha sido un mundo, se ha roto la pierna de su ser, caminando ideales de todos

                        Te rompen  la espalda las circunstancias incoloras o ennegrecidas de realidad

                        Dos pollitos de tres metros de alto vuelan sin alas por las circunstancias de la tarde

                        Han quitado a los hombres el alma y la moral mínima, y son como encadenados

                        Esclavos a todo lo que ocurre, y al hambre de todo, son unas cadenas más sutiles

                        Hambrientas de ser estar, intestinos pasados por agujas de mil viernes, penumbras

                        Todavía vivo y existo con dignidad pero con mil sacrificios penitencias no buscadas

                        Tantos errores de cálculo, propios y de los vientos, seres sin vientre o sin manos

                        Rotas por ellos mismos en el laberinto de los caballos pasiones sin escaleras de bien

                        El color se ha roto en viernes amanecido, tropieza la piel en las astillas del aire

                        Que todos los tiempos han sido tristes para la conciencia y para el mundo abierto

                        Se han pisado los cimientos del vaivén de la tarde cansada de azules y rojos

                        Sempiternos. Pudieron ser alguna vez, retrospectiva de naranjas blancos de ideas

                        Envidia de tener óleos para llenar paredes de la mente, una cabeza que está en suelo

                        Ha huido el racimo de negruzcos sinsabores de frías caminatas en conciencia

                        Verdes nubarrones de estructuras que se parecen algo de tiempo silencioso

                        Artado a un volante cinco horas al día, en tempranas estructuras de tiempo

                        Recorriendo paisajes interiores más que exteriores, se olvida el todo y parte

                        Acaso el viento se ha metido en una tinaja + un cántaro de conceptos que vuelan

                        Sombra de color originado por la estructura de lo que ha sido completado

                        En trozos de telas rotas por la alcachofa de aceites rotos en mesas sonrientes

                        Sin alma el hombre es solo carne con un poco de razón conceptual de tiempo.

                                                           X, 58.

                        Encerrado en un mundo de sueños

                        Cristales rotos de esperanzas futuras

                        Idealismos sobre utopías, nada ha sido

                        Cabezas que nunca miran los árboles

                        Que has plantado para el mundo

                        Cuatro colores rotos en cuadrados

                        Fuiste algo, alguna vez, sí pero no

                        Reconociste lo que eras en la nube

                        Dos ojos miran rompiendo espacio

                        Arte es ya industria + finanzas dólar

                        + Inversión de congelar recursos

                        Creen que con más tamaño es más

                        Arte y estético y más contenido

                        En el firmamento del mundo sueño

                        Camión de toneladas de papel ideas

                        Flores en colores rezumando mesas

                        He oído algo pero no sé que color

                        Ser normal para que la fuerza

                        De la creatividad interior no te mate

                        Tanto excentricismo de aparentar

                        Artista, quién lo es, lleva un fuego

                        Que lo consume, y tiene que intentar

                        Moderar, y aparentar lo más normal

                        No necesita mil vestidos raros singulares

                        Mil pinturas de guerra en su cuerpo

                        Para decir soy un tocado de los dioses

                        Quién lo es, lleva un volcán dentro

                        Que lo revienta, por eso intenta

                        Pasar desapercibido en sus formas

                        Maneras y palabras y todo

                        Esconder el hueco del alma traspasado

                        Por algo que lo supera, se esconde en

                        La multiplicidad de la rutina normalidad

                        Pero los que gestionan el grifo de la belleza

                        No son conscientes de este juego balón

                        Siempre hay dos posibilidades en todo

                        Se enlutan de negro en cubículos paredes

                        Para dar a entender que los dioses

                        Les han besado sus manos y cerebros.

                                                           X, 59.

                        Los que han triunfado

                        Pueden poner palabras o colores

                        En el tamaño forma que desean

                        Todo será un gran descubrimiento

                        Los demás solo sirven para ser olvidados.

                                                           X, 60.

                        Entra la luz

                                   En el firmamento nave

                                               Buscando, deseando una palabra

                                                           Consuelo de estructuras cantadas

                                                                       Sistema que revolotea en silencio

                                                                                  Se ha alejado la paz del corazón

                                                                                              El alma la han partido en trozos.

                                                           X, 61.

                        Proporciona candelabros de ojos

                                                                       Que se ríen blandiendo estrofas de vocablos

                        Ha enmudecido los labios llenos

                                                                       De esperas que ennegrecen sortilegios de soledades

                        Lo que es y no se siente aparecidos

                                                                       Labios estremecedores de cantigas flotando en mar

                        He visto tantas murallas caídas

                                                                       En aspergíos abridores de cenicientos caminos

                        Un trozo de tarta llena de deseos

                                                                       Se ha caído en la penumbra del mar de los siglos.

                                                           X, 62.

                                                                                  Polvorientos dulzores de aves caídas dormidas

                                                                       Aquí se mezclan los oros y vientos y volcanes

                                                           Enmudecen los pensamientos en soledad

                                               Montañas de hierros que han sido cadenas

                                   Recorred los vientos de vuestras almas

                        Para entenderos que habéis sido existentes

                                   Se ha espolvoreado el azúcar del silencio

                                               En tu rincón de miedo y temor de haber sido

                                                           La luna viene a visitarte sin permiso dado

                                                                       Lágrimas de sed y ser se duchan a medias

                                                                                  Todo ha sido alguna vez, lo que parece primero.

                                                           X, 63.

                        Has olvidado el justo yo

                        Has olvidado tu yo

                        Y ahora no te encuentras

                        Porque no sabes donde está el yo

                        De tu yo en el yo

                        Ahora eres pasto de todas

                        Las ambiciones internas

                        Y externas del mundo

                        Porque has descarriado tu

                        Justo yo

                        Sin tu yo no puedes adorar

                        Al Buen Dios

                        Ni servir equitativamente al otro

                        Ni a ti mismo

                        Has permitido olvidar

                        El yo

                        Y te han venido tantos dolores

                        Ni adorarlo, ni defenestrarlo

                        Si tienes un yo

                        La naturaleza y el Infinito

                        Te lo han otorgado

                        Tendrás que amarlo y respetarlo.

                                                           X, 64.

                        Muere el tiempo para una mente racional

                        ¿Pero no sabemos si este ente existe?

                        ¿Cambian las cosas y se mueven es

                        lo único que podemos percibir con el silencio?

                        Cae la tarde en firmamento redondo

                        Sempiternos caminos del quehacer hablado

                        Una ruptura de permanencias en mirada

                        Se ha roto el timbre del silencio

                        Una voz en el fondo de la caverna

                        Grita: “existo y he sido y soy en un espacio

                        en un tiempo similar al tus labios”.

                                                           X, 65.

                        Se consumen los alimentos de la respiración

                                                           El alma tranquila y suave en el firmamento de su ser

                        Se reconocen los tiempos iluminados de los ojos

                                                           El laberinto de las miradas se pierde en el solar del ser

                        Se traspasan los círculos de las psiques que bailan

                                                           El espacio de la luna atraviesa tus ojos al atardecer

                        Se hunden las raíces de la vida en lo que ha sido

                                                           El viento de los que pudo ser se ha alejado de la mirada.

                                                           X, 66.

                                                           Huir

                                                           Canción

                                                           Aire

                                                           Sombra

                                                           De ser

                                                           Sed

                                                           Inunda

                                                           Volcán

                                                           De ojos

                                                           Canto

                                                           Solo.

                                                           X, 67.

                        Se crían pequeños monstruos en laberintos del existir

                        Casi nadie percibe

                        El peligro que está

                        Detrás de la azotea

                        Solo falta ocasión y el cuchillo rebanará gargantas

                        Circunstancia nazca

                        Futuros posibles reales

                        Madera doblada

                        Se está retorciendo

                        Casi nadie percibe

                        Un monstruo dentro de un corazón alma está eclosionando.

                                                           X, 68.

                        Nunca mi mente ha armonizado

                        Personas que aman tanto a seres animados

                        No racionales

                        Desprecien tanto a seres humanos de ojos grises o verdes

                        Tengan una piel dentro o fuera de una manera u otra.

                                                           X, 69.

                        Se ha roto la voz

                                   De tanto esperar

                                               La caída de la tarde

                                                           Venga el crepúsculo

                                                                       En racimo de claridad

                                                                                  Se ha roto la mirada

                                                                                              En la tinaja del ser

                                                                                                          Estando las manos

                                                                                                                      Cruzadas de vallas.

                                                           X, 70.

                        Componer canción

                        Al aire de la mañana

                        Corazón se ha dormido.

                                                           X, 71.

                        No le rozan sus labios

                        Pasan lunas y lunas y lunas…

                                                           X, 72.

                        Bondad y maldad nacen en el ser

                        Son dos laberintos en cada ser

                        Que nace y respira al viento

                        Es cosa de ese nuevo ente

                        Y de todos los que ya existen

                        Que lo bueno florezca más

                        Más cantidad y más calidad

                        Que lo no bueno

                        Muchos se van estancando

                        En los caminos rezumando silencio

                        Espinas y clavos y fuegos ardientes

                        Y parece que lo negro obscuro

                        Florece sobre lo blanco y dulce.

                                                           X, 73.

                        Un batín colgado en una percha

                        Tirado sin orden en un sillón

                        Espera laberinto de círculo de tierra

                        Una señal de humanidad fría y caliente

                        Toca el ser humano, lo que es

                        Y ha sido en racimos de verduras.

                                                           X, 74.

                        Cada final de mes faltan euros

                        Intranquilidad desde el sol

                        Tristeza que envuelve semanas

                        El viento del arco iris de órgano

                        De angustia sufrimiento futuro.

                        Eterna regla, más bocas que trigo

                        Dos millones de años sobre la redondez

                        No hemos sabido encontrar solución

                        A este enigma ecuación de tres variables

                        Tierra, bocas, conceptos teorías

                        Guarden equilibrios y armonías.

                                                           X, 75.

                        Nunca has deseado querido necesitado

                        Ir en contra de nada ni de nadie

                        Ni individuo ni colectivo

                        Ni una bandera ni otra

                        Ni un mar ni el de al lado

                        Solo has deseado comprender

                        Naturaleza y mundo y sociedad

                        Y hombre y alma y Dios

                        Nunca ninguna montaña te ha refugiado.

                                                           X, 76.

                        Sales

                        Algunos días

                        De algunas clases

                        Como si acabarás

                        De visitar un purgatorio

                        Te preguntas si ya

                        No queremos reconocerlo

                        Hay bípedos vivientes racionales

                        Que el océano de la irracionalidad

                        Les ha invadido demasiado trozo

                        De su ser

                        Que ya lo están manifestando

                        Pero no a todos

                        Ni a todas

                        No en todos los lugares y situaciones

                        Sales

                        Algunas mañanas

                        Preguntándote si algunas cabezas

                        Han perdido el rumbo

                        De su ser

                        Te preguntas si ya algunos ojos

                        Si no ponen un equilibrio

                        Armonía en sus existencias

                        Se cruzarán con barrotes

                        El duro tronco de la ley

                        Te preguntas si las victimas

                        Victimas son de distintos vidrios

                        Acabarán siendo los verdugos

                        Verdugos del mañana

                        Te preguntas con enorme pena

                        Con gran angustia

                        Con sufrimiento por ellos/ellas.

                                                           X, 77.

                        Cae el hielo

                        En soledad

                        Triste.

                                                           X, 78.

                        Son tan misericordiosos

                        Ni pésame son capaces

                        De su boca abrirse

                        Unos continúan participando

                        En el Infinito Sacrificio del Altar

                        Otros en el ateísmo agnosticismo

                        Ambos tan piadosos con los demás.

                                                           X, 79.

                        Cae la gravedad del futuro

                        De sentir ver percibir

                        Como una persona o dos

                        Se encaminan hacia la escalera

                        Hacia abajo del futuro.

                                                           X, 80.

                        Cuando nacen las flores negras de males

                        Han sido injertadas décadas antes

                        En ríos alejados de otras generaciones.

                                                           X, 81.

                        Centran el odio a un partido

                        Un estrato social

                        Para no reconocer los errores

                        Morales individuales

                        De progenitor o anteprogenitor.

                                                           X, 82.

                        Sentada sobre la silla

                        Rompiendo papeles

                        Silencio destrozando

                        Su ser en sollozo

                        De silencio espeso.

                                                           X, 83.

                        Miras la tierra

                        Caminan hormigas

                        Trozos de piedra

                        Qué poco tu ser

                        Interesa a casi nadie.

                                                           X, 84.

                        Aquí tirado en soledad

                        De caminos y paisajes

                        Si no existe un Allí

                        Has perdido tu pequeña

                        Existencia, ni acá, ni allá.

                                                           X, 85.

                        No te asomes más al fondo del cántaro

                        Siempre responde no

                        No tienes talento especial

                        Para nada

                        Eres uno más entre cientos de millones

                        Solo puedes vivir y sobrevivir

                        Aportar buenas palabras

                        Buenas sonrisas

                        Pero acepta que los dioses

                        Ni la naturaleza

                        Te ha dado una mente preclara

                        En nada especial

                        Vive y existe la vida con normalidad

                        Quítate el enorme peso

                        Que has llevado durante décadas

                        Creyendo que podrías inventar/descubrir

                        Algo

                        Y qué deberías hacerlo

                        No tienes talento especial para nada

                        Una tonelada de obligaciones te abandona

                        Cuando lo aceptes.

                                                           X, 86.

                        Eres uno más

                        Entre millones

                        Mira la vida así

                        Solo puedes

                        Buenas palabras

                        Buenas miradas

                        Buenos hechos

                        Nada más, nada menos

                        Tranquiliza tu superego

                        Entra en el círculo de la mediocridad

                        Que es el conjunto de la normalidad

                        El sosiego y la paz de ser y estar

                        En ese grupo unidos al viento.

                                                           X, 87.

                        Ahora solo

                        Unos cientos conocen tu rostro

                        Dentro de un siglo

                        Nadie

                        No te conduzca este hecho

                        A caer en la maldad

                        Sino en la bondad

                        Porque el bien permanece

                        Y el mal

                        Durante generaciones

                        En forma silenciosa y anónima

                        Se reproduce uno y otro

                        Tu nombre, ni el mío

                        Será recordado dentro de mil lunas

                        Pero tus actos y palabras e intenciones

                        Si actuarán de mil modos

                        Dentro de mil años.

                                                           X, 88.

                        Recuerdas en la mente

                        De vez en cuando

                        Rostros y palabras dichas en el pasado

                        Por seres humanos

                        Que llevas ya décadas sin volver a oír

                        ¿Habrán fallecido?

                        Sus nombres solo las recordarán sus nietos

                        Pero tú

                        Algunas veces

                        Te viene a la mente

                        Frases y presencias

                        De seres que ya hace tanto tiempo

                        No has vuelto a ver

                        ¿Te preguntas si existe Algo

                        Algo después, habrán caído

                        En el lado bueno o no bueno?

                        Y continúas tu camino

                        Sabiendo que dentro de poco

                        Sucederá contigo lo mismo.

                                                           X, 89.

                        Tanta soberbia y tanta vanidad y tanto orgullo

                        De tantas bocas y muslos

                        Mira hacia atrás

                        Solo representan demasiado frustración en infancia

                        No puedes decir nada,

                        Mirar a nada

                        O respirar a nada

                        Tanta grandilocuencia

                        De la casi nada.

                                                           X, 90.

                        Se ha roto tu alma

                        No sabes el color del dolor

                        Se ha roto tu esperanza de mente

                        Tu mente en la esperanza

                        Se ha roto tus cabellos

                        Al aire.

                                                           X, 91.

                        Baldosa

                        Silencio

                        Sirve durante toda la existencia

                        No habla

                        No se queja

                        Baldosa.

                                                           X, 92.

                        Pisan a los demás

                        Demasiadas veces dejando a otros en la cuneta de la vida

                        Destrozando existencias

                        Unos hacen males adrede

                        Otros jamás son conscientes

                        Cuando les llega a ellos algún tipo de mal

                        Nunca recordarán cuantos seres

                        Convirtieron sus vidas en piedra.

                                                           X, 93.

                        Ya creíste demasiado

                        En seres racionales

                        En grandes ideales

                        De todos los colores y formas

                        Ya hubo un tiempo de aquello

                        Metiste la cabeza

                        En tantos jarrones vacíos de hielo

                        Se rompieron tus ojos.

                                                           X, 94.

                        Dejadme que exista en paz

                        Derrumbado por el silencio

                        Dejadme que mis últimos años

                        De respirar este aire

                        Exista en paz en mi mediocridad

                        No vengáis buscando mi cerebro

                        Ni mi carne

                        Ni mi corazón

                        Ni mi ideología, ni mi voto

                        Durante tantas décadas he estado

                        Llamando a tantos timbres campanas

                        Nunca hubo puerta para mis ojos abierta

                        Dejadme en paz que me vaya muriendo

                        En el silencio del sosiego

                        Ya que he fracasado en todo

                        Cada lustro he ido viviendo y existiendo peor

                        Todos progresaban y mejoraban

                        Mi existencia era cada década peor a la anterior

                        Dejadme que vaya desapareciendo en armonía

                        Conmigo mismo

                        No es mucho pedir creo

                        A tantos seres irracionales e inmorales

                        Que he ido encontrando en el camino

                        Dejadme que vaya extinguiéndome sin lágrimas. 

                                                           X, 95.

                        Se ha troceado

                        El alma

                        En los pequeños laberintos

                        De cada existir.

                                                           X, 96.

                        Nunca he sabido saber

                        Si la persona de buena voluntad

                        Es más feliz o menos

                        Que el ser de peor buen querer.

                                                           X, 97.

                        Por abrir una puerta

                        O freír un huevo

                        Se forma un huracán

                        De voces

                        Y palabras que matan el corazón

                        Aquello del amor

                        Se fue por las rendijas

                        Del tiempo.

                                                           X, 98.

                        No te sientas fracasado

                        Es como pedir a una hormiga

                        Que resuelva una ecuación de tercer grado

                        Tú, tú en tu ingenuidad

                        Creíste que podrías aportar algo al mundo

                        Descubrir, inventar, crear

                        Pero eras una termita con una poca de razón

                        No tenías el talento, ni creatividad, ni conocimientos

                        Ni circunstancias, ni apoyo, ni situación

                        Ni nada

                        Solo tenías una posibilidad

                        Fracasar

                        Acepta tu realidad esencial

                        Al menos podrás respirar

                        Con la tranquilidad del sosiego.

                                                           X, 99.

                        ¿Qué trauma interior y profundo

                        Has arrastrado toda tu existencia

                        Que te ha llevado por caminos

                        De mil posadas sin descanso

                        Por hallar un lugar de fama

                        En la historia del recuerdo

                        De algún saber y especialidad

                        Has trabajado más que el viento

                        Todo ha sido un no y un no

                        Qué trauma volcán está dentro

                        De tu alma que te ha maltratado

                        Toda tu existencia en busca

                        De un castillo de aire y silencio?

                                                           X, 100.

                        Tarde te has dado cuenta

                        De que nunca aportarás nada

                        Al conocimiento del ser humano

                        Solo intenta sonreír y no dejar

                        Que tu corazón se llene de maldad

                        Esa es tu gran creatividad.

                                                           X, 101.

                        Has machacado tu existencia detrás del arado de la fama en la historia

                        Has sembrado el mar de ideas conceptos e invenciones que se han ahogado

                        Has olvidado de verdad ser y ser medianamente feliz siguiendo un sueño

                        Has matado tu interior intentando que tu nombre esté en la memoria humana.

                                                           X, 102.

                        Golpeas una tecla

                        Con un dedo

                        Formas una palabra

                        Un espejo de tu mundo.

                                                           X, 103.

                        Sentado

                        En tu sillón rincón

                        Cómo podrás soportar

                        Mañana.

                                                           X, 104.

                        Hay tardes que pesan más que mil toneladas sobre los ojos

                        Hay tardes que solo esperas la noche con sábanas en los oídos

                        Hay tardes, hay tardes, hay mañanas, hay mañanas, hay noches…

                                                           X, 105.

                        Debiste dedicarte a vender y comprar

                        Realidades materiales

                        Millones de clases existen

                        No crear y vender ideas y conceptos

                        Realidades inmateriales

                        Debiste dedicarte a estar y ser en este mundo

                        Como otro ser más en los vientos del mar

                        No buscar siempre una nueva pregunta.

                                                           X, 106.

                        Hay momentos que pesan

                        Más que un planeta entero

                        Sobre tus labios de vinagre.

                                                           X, 107.

                        Estas troceado

                        Sentado mirando la pared

                        Torbellino de penas

                        Mañana debes sonreír.

                                                           X, 108.

                        Unos venden entes materiales

                        Otros comercian con entes abstractos

                        Aquellos con entes espirituales

                        Todos quieren comprarte algo

                        Todos quieren venderte algo

                        Tú también

                        A no ser hayas curado tus labios

                        Tu cuerpo, tu mente, tu alma.

                                                           X, 109.

                        Eres libre

                        Más libre que muchos

                        Porque a nadie quieres hacerlo

                        De ninguna manera

                        De ningún color

                        Solo hablas cuando hablas

                        Solo observas y piensas

                        Te retiras en silencio

                        De todo, casi todo

                        Solo la lluvia conoce tu corazón.

                                                           X, 110.

                        Por qué te has ido

                        Por qué has venido

                        Por qué viniste.

                                                           X, 111.

                        Observas el mundo

                        Rojo y azul y blanco y negro

                        No encuentras tu color.

                                                           X, 112.

                        No puedes estar en ese lugar

                        Te pesan las paredes

                        Te matan las palabras

                        Lucha eterna del bien y del no bien

                        Soporta el dolor

                        Que triunfe la bondad.

                                                           X, 113.

                        No puedes cambiar el mundo

                        Pero si puedes tener una palabra amable

                        Un gesto de empatía a alguien que está de rodillas

                        Eso es lo que puedes hacer

                        Bendecir otros ojos

                        Puedes sosegar algún pequeño mundo con una mirada.

                                                           X, 110.

                        Anida el temor en los labios de neuronas

                        Te encierra en paredes de hierro con hielo afilado

                        Ensombrece el ceniciento camino del ámbar

                        Ha caído torbellino de lumbre en tus ojos

                        Todo lo percibes gris y negro lleno de roturas de sangre

                        Pero el sol y el verde y el amarillo calientan el mundo

                        No ha dejado de existir, aunque tú, yo, no lo sintamos

                        Ahora.

                                                           X, 111.

                        Se revela lo de dentro

                        En tu interior

                        Se desvela lo profundo

                        En tu exterior.

                                                           X, 112.

                        Hay una nube cabello

                        Mota de polvo

                        Que revolotea por delante de tu mirada

                        En silencio

                        Con el poco viento interior de paredes

                        Canta al mundo

                        Con su movimiento.

                                                           X, 113.

                        No deseo cambiar

                        Ninguna mirada

                        Ninguna idea

                        Ninguna ideología

                        No deseo hacer mejor al ser humano

                        No deseo hacerlo peor

                        Solo canto lo real

                        Narro algunos trozos de los entes

                        En ese silencio

                        Si perciben y sienten otros párpados

                        Puede que cambie algo

                        Algo en su mente y en sus actos

                        La nube entonces aparecerá más blanca

                        Y verde

                        Más esperanza

                        No deseo transformar a nadie

                        Porque nadie puede modificar su ser

                        Si no desea abrirse a esa posibilidad

                        Solo desde lo dentro de sí mismo

                        Puede percibir que el negro es más negro

                        Y el blando más blanco

                        Dejadme continuar mi pequeño camino

                        Puertas de piedra de silencio

                        No tengo otra cosa que ofrecerte

                        Que una palabra con una gota de agua.

                                                           X, 114.

                        Tenía resplandor en los ojos

                        Tristeza meditativa en los labios

                        Interiores

                        Que se hacían compás de redes claras

                        Evidentes y silenciosas

                        Arrastraba un misterio

                        Tan profundo que no había descubierto la fuente

                        Que le dimanara agua y silencio

                        Había roto su silencio.

                                                           X, 115.

                        No es un poema varias palabras con metáforas imágenes conceptos

                        Esto es un resplandor de un trozo de ente

                        Algo que eres tú

                        Dentro de ti

                        Y todavía no has abierto dicha botella.

                                 (c) jmm caminero (25 mayo 13 – 04 de junio 2013 Cr).



[1] - 1ª Edic.: D.l. Cr-360-2015. Título: Epopeya. Poesía. Antología. (1 Dvd. 502 pág.)

       - 2ª Edic.: D.l. Cr‑541-2015. Título: Epopeya, XI, XXV, XXVI, XXVII, XXVIII. (1 Cd. 516 pág).

[2] ¿Algunos Haikou? ¿X,1 al X, 50?

0 comentarios