Facebook Twitter Google +1     Admin
juegos gratis
juegos gratis

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2013.

Artículo Periodístico 27º: “Análisis de Cuadernos o Soliloquios”.

                        Artículo Periodístico 27º: “Análisis de Cuadernos o Soliloquios”.

                        1. ¿Tiene sentido analizar dicha obra por parte del autor? ¿O dicho de otra manera, en vez de siempre enroscarse en el fracaso, fracaso real, no deberíamos, en momentos de optimismo ante la producción expresar algo, algo de ella? ¿Algo positivo?

                        2. No voy a describir, la extensión de la obra, en tamaño y cantidad, en temas, en estilos, en tendencias, en lenguajes, en cuestiones, en saberes, en disciplinas, en artes. Pero todo ello, creo que hace una obra única en el mundo. Hasta donde el autor sabe y conoce. No hay nada, en ninguna sociedad y cultura y civilización, de ayer y de hoy, como esta obra…

                        3. Admitiendo incluso que tenga errores y tenga muchos, incluso admitiendo sea mediocre. Es una obra, en su conjunto y en sus partes como un enorme árbol, una enorme catedral, un enorme rascacielos, un enorme palacio, un enorme castillo, una enorme montaña. Un árbol real, nos puede gustar o disgustar, un monte lo mismo. Pero es algo que existe. Es algo que es. Es algo que tiene y contiene multitud de cosas.

                        4. No es culpa, ni responsabilidad del autor o recopilador. Si habiendo enviado a cientos, miles en realidad, de personas e instituciones, esta obra, grandes trozos de ella, miles de páginas escritas, cientos de fotografías de la parte plástica. Durante años y décadas. No es culpa del autor si los gestores o intermediarios o la industria cultural de su sociedad o su país no le interesan. Incluso admitiendo que esta obra sea mediocre. Una obra así, no puede soslayarse, ni negarle su existencia, ni condenarla al ostracismo, ninguna industria o ideología cultural. Porque una obra así es algo único en el mundo. Sea cual sea su calidad. Ciertamente, el autor no niega, que la parte plástica, la inmensa mayoría está en colecciones públicas y privadas, y posiblemente esté destruida. Pero el autor no miente. Sabe de sobra el autor, que hoy el arte y la literatura, se valora más la contención que el barroquismo de mucho crecimiento y de mucha producción. Sabe el autor, que tanta cantidad es un menoscabo de análisis, de valoración, de crítica y de aceptación. Pero esta es la realidad.

 

                        5. Definamos como queramos, pero representa un grave error o deficiencia, que la industria cultural y las academias culturales a esta obra no lo valoren. No es ya problema del autor, ni de la obra, sino de la inmensa mayoría de gestores e intermediarios culturales. No es culpa del monte que está frente a usted, y nadie quiera mirarlo o estudiarlo o analizarlo. Sea el monte con mucho vergel o sea un desierto o con animales muy salvajes o muy domesticados. Simplemente tanto vacío y negación a una obra de estas características, solo muestra y demuestra, que el tejido cultural de una sociedad, sea la que sea, está herido de graves deficiencias, diciéndolo de forma y manera suave. Solo demuestra y muestra claramente, que dicha sociedad, donde ha nacido esa obra, puede tener graves deficiencias, en muchos sentidos y aspectos. Por decirlo, de una manera suave. Incluso admitiendo que esta obra en sí, sea mediocre en todos los sentidos.

                        6. Que una obra así, pueden continuar negándole el pan y la sal. Ni referencias de media página en algunas revistas culturales, de distintas disciplinas. En cientos o miles a las que se ha enviado en estos más de treinta años. No estamos pidiendo que le den el Premio Nobel, ni ningún premio nacional. Al menos de momento. Sino que hasta ahora todo son negaciones, cerramientos de puertas y pasillos. Solo demuestra que la industria cultural de esa sociedad que hace algo así con una obra como ésta, está herida de muerte. Por mucho que se diga lo contrario. Incluso admitiendo, reitero y repito que esta obra no tenga calidad, ni creatividad, ni ingenio, ni significante, ni significado, ni nada de nada. Y la industria cultural es la sociedad del momento. Nadie está soñando o pidiendo publiquen toda, solo partes. Ni siquiera eso, pequeñas recensiones en revistas o…

                        7. Ciertamente, me dicen algunas personas, que esta misma obra con la misma calidad, escrita en inglés, alemán, francés, checo, gallego, catalán o vasco. Ocuparía un lugar, pequeño o mediano o grande en sus respectivas sociedades o lenguas. Pero como es una obra hecha en castellano por un manchego. Que se ha dedicado a investigar y buscar y crear, y no a ir en contra de unos y otros, ni yendo de una fiesta a otra fiesta cultural. Pues al borrico viejo todo son palos.

                        8. Me dicen, me dicen algunas personas, que existe una negación a esta obra, porque muchos que gestionan la cultura en este país y sociedad y Estado. No pueden soportar que alguien haya hecho una obra así, alguien con la titulación suficiente, pero que ha tenido que trabajar, la mayor parte de su tiempo, en trabajos remunerados, muy por debajo de su cualificación profesional y vocacional. Y claro está, sería muy evidente, que en el tiempo de tanta democracia, de tanto gasto económico en cultura, de tanta riqueza en todos los sentidos. Cosa que es real. Se haya tenido a una persona que ha sido capaz de realizar esta obra, que la naturaleza y la sociedad y su familia y el ambiente y la educación le ha permitido tener una formación suficiente o más que suficiente, que a su vez, esa sociedad le haya tenido “en trabajos muy por debajo de su formación”, y en cuanto a su obra de creación e investigación, ésta, durante lustros y décadas, cerrándoles todas las puertas, privadas y públicas. Y me dicen, estas personas, que esto no lo pueden soportar. Y como no pueden aceptar dicha realidad. A esta obra, y al autor, se le seguirá cerrando, no solo puertas, sino ventanas y ventanitas. No sé si esto será verdad o si será verdad en cierto sentido y en otro no. Solo puedo decir, que se olviden del pasado, y cambien de opinión. Que como persona, miro más al futuro que al pasado. Y aunque esta obra un día, por soñar despierto, mereciese el Nóbel, todo el mundo esté tranquilo que a nadie se le pasará la papeleta.

                        9. No hay ninguna obra, de un único título, pensada como unidad, realizada por un solo autor, de este tamaño, de esta dimensión, de esta cantidad de páginas, de esta cantidad de temas, de tantos registros y de tantos estilos, de tantas formas y de tantas maneras. De tantas cuestiones y de tantas posibles soluciones. Aunque sea, eso sí, de una forma asistemática. Que esta obra merece, cree el autor, que el autor pudiese vivir, aunque sea modestamente, del oficio de la creación cultural. Como tantos hacen. O al menos, una ayuda suficiente para compaginar con una profesión paralela. Que esta obra puede mejorar en todo. Evidentemente, podría mejorar en sintaxis, estilo, temas, soluciones, perspectivas y cien mil aspectos más. Pero si admitimos la diversidad de sierras y montañas y montes, no entendemos por qué no se puede admitir y tolerar mínimamente la diversidad o riqueza de esta obra, incluso con sus deficiencias. No entendemos por qué no puede ocupar un lugar, pequeño o mediano en el universo de la cultura. De la cultura de hoy o de mañana. Porque quién sabe cuánta vida le queda al autor y cuánto podrá continuar con ella, cuánto podrá hacerla crecer, o cuánto aún publicitarla. Les guste o disguste a ustedes, sea buena o mala, el autor no conoce, ninguna obra como ésta, en extensión, de un único autor, de combinación de tantas diversas artes y saberes en el mundo. Ni ayer, ni hoy. Las enciclopedias, son obras de cientos de autores, y tienen otras finalidades. Aunque esta obra se la subtitule, creo con razón, Enciclopedia de Filosofía.

                        10. Que esta obra no se valore por el momento actual, por la sociedad y cultura donde ha nacido y por el mundo de hoy. Digo no se valore mínimanente, solo quiere decir, que la sociedad en la que habitamos tiene enormes deficiencias, sin negar que la obra en sí pueda ser mediocre. En este caso la sociedad de la Mancha, la sociedad de la Piel de Toro, la sociedad europea, la sociedad Occidental. Porque esta obra, a y en todos esos ámbitos se ha enviado, a y en ese ámbito ha nacido y surgido de ella.  Lamento dar este juicio. Nadie se ofenda, nadie se sienta ofendido, porque como he escrito muchas veces, el recopilador, no desea ofender, ni necesita ofender a nadie, individuo o colectivo. Pero llamemos alguna vez las cosas por su nombre. Que el tigre esté en el monte no sea percibido por el cazador, porque esté ciego o no quiera verlo, no es culpa del tigre, sino del cazador. La obligación del autor es buscar e investigar y crear y pensar y observar, y la obligación de la industria cultural es analizar lo existente y difundirlo y conservarlo. Cada uno realice su trabajo y su función.

                        11. Por último, y para no continuar cansado a nadie más. Esta obra es un intento de búsqueda de nuevos sistemas de pensamiento y sensibilidad. Admitiendo todas las herencias de todas las tradiciones culturales. Plantearse que quizás hay que buscar nuevos paradigmas porque las cuestiones profundas se diseñaron hace siete o cinco o diez milenios. Y que ahora, con las aportaciones de miles de cambios, en todos los sentidos. Quizás haya que empezar a plantearse la esencialidad de todo. Sin negar las tradiciones, todas ellas, o parte de ellas. Pero aunar todas las soluciones científicas, filosóficas, estéticas, religiosas, culturales, tecnológicas, etc.

                        12. Y el autor desearía que esta obra, fuese un homenaje a todo ser humano, sea cual sea su color de piel o ideológico, un homenaje a mi familia de origen y a mi familia de destino y, un homenaje al Buen Dios. El autor le gustaría, que esta obra, fuese leída y recordada y contemplada y vista y pensada, cuando los descendientes de mi especie, dentro de mil años, estén viajando por las estrellas.

                                                             © jmm caminero 04 enero 2013 Cr.

Viernes, 22 de Febrero de 2013 09:41 soliloquios #. Artículos Periodísticos

Artículo Periodístico 28º: “¿Sobre la necesidad de un único gobierno en el mundo?”.

            Artículo Periodístico 28º: “¿Sobre la necesidad de un único gobierno en el mundo?”.

                        1. La pregunta es clara y evidente, ¿sería mejor en el mundo, con todos los retos existentes y posibles, que solo hubiese un gobierno en el mundo? ¿Un solo Estado en el mundo? ¿O una Federación Mundial de Estados?

                        2. Habría primero que fijar, que son dos cosas diferentes, aunque se pueden complementar, ¿no es lo mismo o si es lo mismo un único Estado en el mundo o un único Gobierno en el Mundo aunque haya distintos Estados con mayor o menor autonomía?

                        3. ¿Qué lugar podría tener en un hipotético único gobierno en el mundo o un único Estado en el mundo, o ambas cosas a la vez, la Onu?

                        4. ¿Sería necesario que la sociedad, las distintas culturas y civilizaciones, lenguas, pueblos, etnias, macrovisiones ideológicas, religiones aceptar y admitir que para evitar muchos de los problemas que hoy tenemos, y para evitar otros problemas que surjan en el futuro o que se vislumbran que van a surgir, o que surgirán y todavía no podemos prever que exista un único Estado o un único Gobierno en el mundo, o ambas cosas a la vez o separadas?

                        5. ¿El actual nivel democrático e irá creciendo, más las altas tecnologías, el gran nivel de riqueza económica, y por consecuencia de poder, de colectivos, sociedades, grupos, etc., hacen más conveniente que el mundo tenga un único poder máximo, que rija, rija a la sombra o gobierne con instituciones intermedias, como Estados, Poderes democráticos, poderes legislativos, poderes judiciales, ejércitos, religiones, culturas, sociedades, etnias, lenguas, economías, políticas, culturas y el resto de esferas del poder, poderes reales y teóricos? ¿El inmenso poder que el mundo ha alcanzado, a y en todos los parámetros y niveles, hacen necesario y absolutamente necesario que exista un Poder Real de todo el planeta, para que de ese modo no se pasen determinados límites, que podrían llevar al planeta y a la especie humana a la extinción? ¿El futuro inmediato o mediato, próximo o a medio plazo, no sabemos los retos que habrá que superar de un nivel y otro, y por tanto, por eso se necesita que haya un Gobierno Real a la sombra, o un Gobierno de hecho para todo el planeta?

                        6. ¿Aceptarán los poderes actuales, que unos están también a la sombra, otros, a medias, poderes regionales, territoriales, de distintos ámbitos y niveles, económicos, políticos, culturales, religiosos, estatales, étnicos, lingüísticos ceder poder o dialogar para que exista un Poder Máximo en el planeta? ¿Cómo alcanzar si es que se percibe como necesario, que los poderes regionales y territoriales, de distintos órdenes y cuantías y parámetros y niveles cedan parte de su poder para dárselo a un Gobierno Mundial, con un único Estado, o con multitud de Estados, pero un único Poder Mundial? ¿A la sombra o menos a la sombra?

                        7. Pero la pregunta primera sigue en pie, en la situación actual, ¿sería necesario de que si no existe, pueda existir, se debería organizar un poder único, no a nivel de continentes, que ya puede intuirse que medio existen, sino un poder para todo el planeta?

                        8. ¿Por qué rechazar de plano esta posibilidad, que sería entre otras, la única que nos evitaría un enfrentamiento entre culturas, sociedades, religiones, ideologías, economías, Estados en el mundo? ¿Qué sería el último enfrentamiento? ¿O de evitar hambres, hambrunas, guerras, docenas cada año existentes en el mundo?

                        9. ¿Hoy es imposible el control demográfico y gran parte de los problemas sociales con una guerra convencional que cercene parte de la población? ¿Hoy, las grandes epidemias se han neutralizado, y por tanto, ya no existe el control demográfico por enfermedades masivas, epidemias, muertes prematuras, muertes en la infancia, etc.? ¿Por tanto, hoy, tenemos que encontrar otros sistemas de organización para los problemas de siempre? ¿Y quizás el menos malo de todos, es que exista un Gobierno Mundial, con un solo Estado o que sigan existiendo unas docenas de Estados, pero que se rijan por ese gobierno mundial, en los grandes parámetros?

                        10. ¿Pero cómo poner de acuerdo, como se van a repartir el poder mundial, las distintas elites que gestionan hoy sus territorios, las elites económicas y políticas y financieras e industriales y religiosas y culturales que en cada territorio hoy, organizan y gestionan a sus sociedades? ¿Cómo poner de acuerdo a las quinientas personas más importantes de cada continente que creen sistemas de armonía del poder con el resto de otras quinientas personas de otros territorios? ¿Y cuando hipotéticamente ya exista una elite que gestione a la sombra el mundo, cómo y cuánto poder tiene que disponer para que no termine siendo una no democracia el mundo? ¿Cuándo tengamos una elite, que es el emperador del imperio romano, cómo hacer que el emperador no tenga tanto poder, tenga lo suficiente, pero no tanto que se convierta en un Nerón o un Calígula…?

                        11. ¿Pero admitimos la necesidad, que es esencialmente necesario para el mundo, que exista una elite que Gobierne el Mundo, que exista un Estado, o que al menos exista una elite mundial que gobierne o gestione los grandes parámetros de todos los Estados, porque es la única forma o manera, de solventar crisis mundiales y por tanto, debe existir un gobierno mundial, de alguna manera? ¿Incentivado por la Onu, o paralelo a la Onu, o con la Onu y ese gobierno? ¿Por consecuencia, para solucionar multitud de retos que tiene la humanidad, la humanidad ha llegado ya a esa situación, nos guste o disguste?

                        12. ¿….?

                                                  © jmm caminero 06 enero 2013 Cr.

Viernes, 22 de Febrero de 2013 09:43 soliloquios #. Artículos Periodísticos

Artículo Periodístico 29º: “¿Va Europa a una decadencia y declive?”.

            Artículo Periodístico 29º: “¿Va Europa a una decadencia y declive?”.

                        1. La pregunta hoy es enormemente difícil de contestar, de responder, pero es aún más difícil de hacerse: ¿ha entrado Europa en una vereda de declive y decadencia? ¿Y si nos e ponen las medidas correctoras, y todos, todos los colectivos, tienen que admitir y asentir a ellas, Europa, en dos o tres generaciones como máximo, es algo que fue, pero que ya no será? ¿Es decir, dejará de ser una potencia económica, y si deja de ser una potencia económica, dejará de ser una potencia cultural, social, científica? ¿Y se perderán las grandes conquistas democráticas, de derechos humanos en gran parte, de la dignidad de toda persona, de la igualdad entre hombres y mujeres, etc.?

                        2. El problema del pensar y del pensador, es que tiene la obligación de observar, de contrastar ideas y conceptos y de pensar. Y de pensar, con respeto, pero con el máximo grado de libertad. De pensar y saber que pensando se va a equivocar. Y por tanto, de plantear a su sociedad, a él o ella misma, como pensador o pensadora. Preguntas, cuestiones que no le gustan, soluciones que aun menos le gustarán, pero que como pensador no tiene más remedio.

                        3. sin libertad de pensamiento no puede existir progreso. O un progreso muy limitado.

                        4. Por tanto, si Marx lleva razón, y todas las superestructuras, se basan en gran parte, en las infraestructuras. Y si la economía condiciona, no absolutamente, pero si en gran parte, los niveles culturales, sociales, ideológicos, filosóficos. En definitiva los derechos posibles. Entonces, si Europa deja de ser una potencia económica, al final, perderemos nuestra forma de vida, y lo que es más, nuestra posibilidad de ir creciendo y desarrollando nuestra forma de vida.

                        5. ¿Lo primero que hay que hacer, es que Europa, tiene que unirse políticamente, como un Estado, los Estados Unidos de Europa, a y en todos los niveles, lo antes posible? ¿Lo mas tardar en diez o quince años, porque si no perderá la velocidad y el sentido de la historia? ¿Y para eso, todos los Estados actuales europeos, todos sus grupos políticos, ideológicos, sociales, culturales, religiosos, económicos tienen que dejar toda la autonomía e independencia posible, y atenerse a la realidad? ¿Es más, hay que preguntarse, cuestión dura y difícil, si para aumentar esa velocidad, hay que crear una elite europea que gestione todo, pues habrá que hacerlo? ¿Hay que perder algo o incluso muso, para no perder todo?

                        6. ¿Y una segunda pregunta aún más difícil, si para no dejar de ser una potencia económica mundial, todos los colectivos europeos, deben ser conscientes, que en un plazo de unos lustros, debemos todos los ciudadanos de Europa, trabajar más horas, producir más, cobrar menos salarios, para que los productos que realicemos sean competitivos con los de cualquier lugar del mundo? ¿Y hacerlo voluntariamente, para que de ese modo preservar, si no todos los derechos sociales que hemos alcanzado, si al menos, una gran mayoría de ellos? ¿Porque si no lo hacemos quedaremos barridos del mapa mundial económico, y por consecuencia, no perderemos algo o mucho, sino perderemos todo? ¿Si ahora toca esto, ahora hay que hacer esto, y quizás dentro de cien años, ya las nuevas economías emergentes produzcan productos menos competitivos en relación a nosotros?

                        7. ¿Si no hacemos lo anterior, las medidas que sean o se estudien o se analicen, que de contractualicen o se dialoguen, será tarde? ¿Y los grandes capitales de Europa se marcharán a otras zonas del mundo? ¿Dónde los costes de producción sean ostensiblemente inferiores?

                        8. ¿Qué el actual sistema de vida europeo, no se puede mantener, si a su vez, no se mantiene una hegemonía económica mundial? ¡Si dejamos de ser una potencia hegemónica mundial en la economía, al final, todo el castillo de los derechos humanos y del bienestar social y del estado del bienestar, e incluso de la democracia se tambaleará y se caerá? ¿Se destruirá porque no existirá un sistema económico que lo sustente?

                        9. ¿Por tanto, el problema que Europa tiene, es muy difícil de plantear, porque nadie quiere hacerlo, pero es sencillo de entender? ¿O producimos todo y de todo, a precios competitivos con el resto del mundo, con todo el resto del mundo, o en una o dos o tres generaciones, Europa será algo que fue muy brillante, pero que acabará siendo una feria de ocio, a lo sumo? ¿E incluso esto tampoco porque ya se crearán en otras zonas del mundo lo mismo?

                        10. ¿Pero quién le dice a docenas de millones de europeos, si quieren que sus hijos y nietos y biznietos, puedan vivir y existir, con alguna holgura, con unos derechos humanos mínimos, con la democracia, con un estado del bienestar mínimo, con unas conquistas sociales mínimas que para mantener esto, tenemos que trabajar doce o catorce horas al día, cobrando menos que ahora, produciendo el doble o el triple que ahora por jornada laboral, jubilándonos a los setenta o setenta y cinco años voluntariamente, no perdiendo horas y días de trabajo sin necesidad, reduciendo las vacaciones, etc.? ¿Para poder de ese modo, poder soportar la competitividad económica, al principio, pero que después será social, cultural, demográfica, tecnológica, científica, etc.?

                        11. ¿Y de no hacerlo, poco a poco, iremos cayendo en un declive, en más número de desempleados, en mayor número de empresas que cierran y se marchan a otros lugares del planeta, a menos derechos sociales y menos estado del bienestar, pero sin esperanzas, de que esto cambie, etc.? ¿Es decir, a un deterioro de la economía y de la sociedad y de los derechos, y encima, sin esperanza que pueda un día volver a cambiar, o volver a adquirirse? ¿Porque las medidas vendrán obligadas por las circunstancias, y no serán tomadas para perder algo ahora, y ganar mucho en el futuro, o no perder todo en el futuro, sino las medidas serán ir perdiendo y perdiendo sin ninguna esperanza?

                        12. ¿O en el fondo, unos por unas razones y otros, por otras, queremos que Europa se desintegre, deje de ser una potencia mundial, una potencia mundial en todos los terrenos? ¿Y solo sea algo que fue muy brillante en el pasado pero que tiene un papel terciario en la organización mundial del futuro próximo? ¿Pero eso llevaría enormes sufrimientos a docenas de millones de seres humanos, muchos más de los que ahora podemos pensar, y que ahora podemos sufrir?

                        13. ¿O sustituir toda la mano de obra, todo el trabajo por sistemas informáticos y robots y el ser humano que apenas tenga que dedicar horas de trabajo? ¿Qué toda la producción mundial sea producida por máquinas y el ser humano apenas tenga que intervenir en ella? ¿Pero entonces como se repartiría las ganancias o existirían ganancias o qué? ¡Sería otro mundo que todavía no somos capaces de vislumbrar? ¿Ni de intuir, y por consecuencia todavía no estamos preparados, ni siquiera hemos perfilado esa utopía?

                        14. ¿O hay interés e intereses, desde dentro de Europa y desde fuera, desde dentro de Occidente y desde fuera, que Europa y Occidente deje de ser una potencia mundial, y pase a ser de segundo o tercer grado?

15. ¿Quién le pone el cascabel a la anaconda? ¿Pregunto?

                                                                © jmm caminero 7 enero 2013 Cr.

Viernes, 22 de Febrero de 2013 09:44 soliloquios #. Artículos Periodísticos

Artículo Periodístico 30º: “Razones de las crisis actual”.

                        Artículo Periodístico 30º: “Razones de las crisis actual”.

                        0. Siguiendo un artículo similar, escrito y editado anteriormente, como todo el mundo habla de este tema. Quizás yo debería también indicar algunas preguntas. Por supuesto, contrariamente a la mayoría, no sé cual son las razones profundas de la crisis, no sé cuales son las soluciones determinantes. Solo observo. Y a las anteriores razones, añadiríamos éstas.

                        1. Si un producto al público hay que venderlo a cinco, y lo venden a ocho. Para así ganar lo mismo o parecido a lo de antes de la crisis. Lo único que se consigue es que se mueve menos el dinero. Y por tanto, el comprador que podría comprar un producto y medio, solo puede comprar uno. Esto en un caso, no pasa nada, pero en millones de actos de compraventa sí. Por supuesto que han bajado mucho algunos productos, pero otros no. Por ejemplo, en un bar de carretera, una cerveza sin alcohol, pequeña, 1,80 euros, acompañada de cuatro patatas de sobre, y porque se la pides. Una cosa es la legítima ganancia y otra es la avaricia y la codicia.

                        2. Algunas grandes superficies, venden algunos productos, que los autónomos, los adquieren más caro que lo que ellos los venden. Es decir, una competencia dan desleal. Que está haciendo que miles de personas, pequeños comercios acaben cerrando. Entre otras razones. A eso súmanle, que no pueden abrir tantas horas, por multitud de razones. Etc.

                        3. El aumento de impuestos por un lado y la enorme competencia de las grandes superficies están llevando al comercio minoritario y a la clase media tradicional a la extinción. A eso se le añade ahora, comercios de todo tipo que “traen otras ideologías” (no sé como describirlos de forma suave y no hiriente) y que no sabemos si cumplen todas las normas de derechos sociales de los trabajadores, de declaraciones de la renta, de impuestos, etc.

                        4. Las entidades de crédito y financieras, los costes elevados por cualquier transacción. Por ejemplo, tener unas cuantas acciones, que se les ha perdido dinero, cobran cada tantos meses, una cantidad desorbitada. Por tener una cartilla, por cambiar una cantidad de dinero de una cuenta a otra, a veces, dentro de la misma sucursal. Las entidades administrativas financieras máximas, dan la sensación, que por mor de la libertad de comercio y de empresa, han abdicado de una de sus responsabilidades. La mayoría del pueblo y de los ciudadanos, sean del color que sean, están más que hartos de estas situaciones. Tema que todo el mundo debería cuidad con lupa, porque puede ser muy peligroso. Además, de convencer a millones de ahorradores que metiesen sus pequeños dineros, ahorros de muchas décadas, en sistemas financieros como fondos de inversión y otros productos de ingeniería financiera. Que primero no entienden, segundo, las consecuencias en caso de problemas económicos, son enormemente complejos, por denominarlo de una forma suave.

                        5. Las empresas de crédito, en sentido general, se han metido en operaciones de derivados, futuros, opciones, etc. Que acompañados de otros errores económicos o razones económicas han llevado al sistema al borde de la catástrofe.

                        6. Las empresas privadas y públicas deberían como deber ineludible pensar y buscar sistemas los más eficientes de contratación de personas, a y en todos los niveles. Porque hay que contratar a las personas más preparadas y eficientes, para que éstas sean capaces de ver el futuro y el presente con la mayor claridad posible. Si se utilizan, además de las anteriores razones, otras, pónganles ustedes el nombre que desean, siempre los juicios de esas personas estarán atadas a circunstancias, situaciones, alabanzas. Más claro creo que no hay que exponerlo. Pero esto a y en todos los ámbitos, ámbitos sociales, culturales, económicos, políticos, religiosos. Todos estamos tentados al clientelismo, en vez de la eficacia y eficiencia.

                        7. Además de la deuda, empresarial, estatal, familiar e individual. Europa, o parte de ella, se ha convertido en países de economía de tener que pedir dinero, es decir, en vez de prestar dinero, hay que pedirlo. Esta forma de entender el mundo, entender la sociedad, puede que tenga algunas ventajas, pero a la larga todos son problemas. En vez de prestamistas, que prestamos dinero, nos hemos convertido en países que nos hemos endeudado más de lo necesario. Más de lo conveniente. Es decir, somos rehenes de nuestras deudas, y de los que quieran prestarnos o no. Hemos perdido la libertad económica. Nadie niega que para determinados proyectos se necesitan pedir dinero, sea el individuo o la familia o el Estado o una empresa. Pero cual es el límite. Se ha entendido mal a Keynes, pero no solo los Estados, sino las empresas privadas y las familias.

                        8. la crisis no solo es económica, si fuese solo económica, sería más fácil de solucionar. Sino es también política, en la Piel de Toro, especialmente grave es la crisis de organización del Estado, que existen elites regionales que quieren desbrozar el Estado. En definitiva, aprovechar esta crisis, para que el Estado se destruya. Un Estado que ha querido ser, y deseado ser desde la caída de los romanos, un Estado que existe desde hace siglos, se quiere destruir en partes. Lo que al principio, puede parece bueno para algunas regiones, y sobretodo para los niveles emocionales e irracionales de masas del pueblo. Pero que todo el mundo sabe, que una empresa que produzca cualquier cosa, dividida es menos fuerte, que unida. Lo mismo un Estado. ‘pero a nivel de Europa también existe una crisis enorme política, porque no acabamos de ser un único Estado Europeo, al estilo de Estados Unidos de Europa.

                        9. Pero existe una crisis moral en la sociedad, en multitud de colectivos, en los individuos. No llevamos una vida moral correcta y adecuada. Sálvese quien se salve. No llevamos tampoco una vida espiritual y religiosa mínima. Porque quién une de verdad a la sociedad es la moralidad correcta y una mínima religiosidad (sin negar por eso el respeto a los ateísmos, agnosticismos, a las increencias, etc.). Lo que de verdad hace fuerte a los pueblos son sus filosofías morales correctas. Lo que está haciendo fuerte a China es la filosofía de Confucio. La economía es consecuencia de la idiosincrasia e ideología de los pueblos, y ésta es consecuencia de su pensar y actuar profundo, que es una cuestión moral y religiosa. Incluso un ateo debería entender esto. Mientras que hemos seguido la filosofía de Aristóteles en la forma de Tomás de Aquino, de amor a la virtud, amor al trabajo, amor a la familia, amor al bien. En Europa hemos prosperado, cuando se han producido los nihilismos, escepticismos, relativismos morales se producen las crisis. Las crisis profundas son más difíciles de solucionar que las económicas.

                        10. El hombre tiene derecho a sus ganancias legítimas. Pero cuánta ganancia debe producirse, en una transacción, o en una compra y venta, o en una hora de trabajo. Este es un problema esencial que la humanidad no ha sabido solucionar. Y de ahí nacen muchos errores. Además el otro, es un sujeto, es un individuo, no es un objeto, en conceptualización kantiana. Es decir, cuando convertimos al otro en un objeto, en un ser que me produce una ganancia, una ganancia económica o del tipo que sean, estamos cambiando el orden de las cosas y de la realidad. Y por consecuencia estamos poniendo las bases o el fundamento para una crisis profunda, a y en muchos sentidos. El económico solo sería una derivación o un epígono de ese error.

                        11. La necesidad de la libertad de pensamiento. Si no existe una clase intelectual libre para pensar y para publicar. Y que se atenga al respeto y con respeto. Pero que no se les castigue de multitud de formas y maneras, incluso en las democracias. Que por pensar equis, no se le cierren puertas o caminos. La necesidad de un pensamiento libre es absolutamente necesaria para de ese modo, puedan emerger y salir ideas nuevas. En determinados países, la libertad de pensar es un derecho constitucional y democrático, pero en la práctica, todo el mundo se divide en un bando o en otro, y por tanto, dicha libertad se relativiza y se limita. En algunas sociedades y países podríamos decir, que falta una clase intelectual libre, y falta porque temen los intelectuales, porque saben lo que sucede ser libres. Una clase intelectual formada por pensadores, escritores, filósofos, teólogos, artistas, científicos sociales que son respeto, con datos, con razones observen lo que observen y piensen lo que piensen puedan plasmarlo y publicarlo. Incluso se les permita el equivocarse. Y que el hacerlo no les cueste un precio, cerrarles puertas en medios de comunicación, cerrarles puertas en puestos educativos, cerrarles puertas en universidades, etc. Sin pensamiento libre, realmente libre, ninguna sociedad puede ser competitiva, porque nadie puede decir, los presuntos errores, incluso el que los indique se equivoque, siempre claro está dichos con moderación, respeto a las personas, mesura, dando razones, etc.

                        12. Olvidar que son las empresas las que crean los productos, y si se producen mercancías y servicios, se producen necesidad de horas de trabajo, y por tanto, las personas, cada uno en sus profesiones o en sus posibilidades pueden trabajar. Es decir, olvidar este simple aserto e idea y evidencia está llevando que no nos demos cuenta de la realidad mínima. A menos número de empresas en un territorio equis, menos número de producción de productos y servicios, a menos número de productos menos número de horas de trabajo, y a menos número de horas de trabajo menor número de personas que trabajan y tienen un salario, y a menos número de personas que están con un salario y un trabajo, pues ocurre más desempleo, más necesidad de emigrar, más problemas sociales y familiares e incluso morales. Por consecuencia, dejemos de ser hipócritas necesitamos que existan empresas. Que existan personas que pongan empresas. Y a esas personas que las ponen hay que darles facilidades y posibilidades de ganancia. Y darles más que a un empleado de esa misma empresa. Si no entendemos esto, la cosa será sencilla, los productos que consumimos los producirán en otros lugares, y nuestros hijos y vecinos y nosotros mismos, estaremos en mayor número en desempleo, viviendo peor, o emigrando. Analicen distintas zonas de los países y verán como un error de mentalidad lleva a ser más o menos productivos. Y esto es un error de mentalidad. Nos guste o disguste.

                        13. Otro día continuaremos analizando otras razones posibles.

                                                             © jmm caminero 7 enero 2013 cr.

Viernes, 22 de Febrero de 2013 09:45 soliloquios #. Artículos Periodísticos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris